Características y diseño de un jardín inglés

En busca de nuevas ideas, hoy nos dedicamos a conocer las bondades de un típico Jardín Inglés, un diseño de estilo señorial que reúne una serie de características que le son propias y que hoy comenzamos a definir aquí en JardineríaOn.

Un jardín inglés es un espacio muy típico que puedes encontrar en muchos rincones verdes de Europa y que se volvió famoso en la Inglaterra del siglo XVII. Se trata de un diseño que incluye una serie de elementos como estatuas y fuentes, además de una vegetación abundante y muy verde.

Orígenes del jardín inglés

Englischer Garden

Nacido en el seno de la jardinería inglesa, es curioso pero la mayor parte de los jardines más importantes y famosos del Inglaterra no tienen este estilo, incluso el término no es usado en ese país. Un buen ejemplo en cambio es el Englischer Garden, un parque de 4 kilómetros cuadrados de extensión que se encuentra en la ciudad de Munich, Alemania, y que, como todo jardín inglés, lleva una impronta típica de la arquitectura georgiana, aquélla que nació en 1720 y cuando se produjo una vuelta de tuerca a las formas clásicas.

En los jardines ingleses predomina un diseño natural, con la presencia de árboles, colinas y diferentes elementos que acompañan el paisaje pero de forma natural y con libertad, sin obedecer a estrictas normas geométricas. El punto de partida es la naturaleza y a partir de ella se crea un diseño que acompaña y respeta el entorno.

Los puntos importantes

Jardines Ingleses

Los jardines ingleses deben dar la sensación de amplitud, respetando así la magia de la naturaleza. Por eso, es importante que la vegetación esté al natural y no acotada o siguiendo un diseño demasiado rígido. Los árboles son de gran importancia para crear esta sensación y por eso hay muchos y colocados en cualquier lugar, sin seguir una regla específica.

También abundan los arbustos y los setos, aunque estos últimos deben crecer sin grandes podas, liberados a su propio crecimiento aún cuando sean controlados para que no se expandan demasiado. La idea es crear un jardín cuidado pero libre al mismo tiempo. La variedad de arbustos también es clave para crear este espíritu salvaje, siempre y cuando estén colocados en forma natural y espontánea y no siguiendo líneas o diseños muy cerrados y rígidos.

Otro elemento central de un jardín inglés es el agua, que puede aparecer en forma de un estanque aunque siempre eligiendo un diseño natural y nada demasiado artificial. Si bien es posible sumar elementos, la regla de oro es que éstos sean naturales y no desentonen con ese aire espontáneo que buscamos. Puentes de madera, bancos o estatuas pueden funcionar lo mismo que las sendas y caminos aunque siempre que parezcan senderos naturales e inviten a un recorrido por el jardín.

Si el terreno es irregular, aprovecha los desniveles pues en los típicos jardines ingleses las colinas y cuestas son aprovechadas para colocar plantas, arbustos y árboles.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *