La poda de floración de rosales

A estas alturas sabemos cuanto nos gustan los rosales aunque también conocemos los secretos de la poda para que la planta desarrolle bien y nos regales sus hermosas flores. Podar rosales es un arte en sí mismo que requiere de paciencia y conocimiento. Las rosas son arbustos caducos que florecen de las ramas nuevas, con cañas que envejecen y pierden vigor, produciendo así menos flores.

Por eso, es de vital importancia podar los rosales para así recuperar la planta y estimular el crecimiento. Hay varios tipos de poda que se realizan en diferentes momentos del año y una de ellas ocurre durante la floración, momento en el que se quitan las flores marchitas por dos razones: para conseguir una mejor floración la temporada siguiente y para que el arbusto pueda producir frutas y semillas.

Poda para diferentes tipos de rosas

Rosales

Por lo general, la técnica para retirar las flores marchitas de los rosales consiste en cortar fuerte hacia afuera el tallo que une las flores hasta el primer brote. Los brotes están situados justo sobre una hoja con cinco hojuelas. Sin embargo, de acuerdo al tipo de rosal habrá diferencias en cómo realizar la poda para no afectar la planta.

Las plantas híbridos de te deben podarse cada año para así obtener una buena floración. Las . Esta es la especie más popular, debes podarlas cada año para mantenerlas retoñando bien. Las Floribundas, en cambio, se podan poco y siempre quitando algunos brotes con fuerza y otros con suavidad para que la siguiente floración sea temprana y al mismo tiempo dure más.

A los rosales miniatura no hay que podarlos cuando se los planta y cuando se podan los brotes hay que hacerlos siempre en su mismo punto de origen mientras que hay que tener cuidado de que las rosas Polyanthas mantengan sus centros abiertos pues son plantas con muchas ramas.

En el caso de las Tes trepadoras híbridas, no hay que podarlas mucho, tan sólo quitar las cañas muertas o gastadas y los tallos ya florecidos.

Trepadoras y rosas de arbustos

Rosas

Las Trepadoras deben ser podadas en agosto, quitando las ramas viejas y florecidas en la base. Recuerda no cortar los brotes que aparecen en la base de la planta pues florecerán al año siguiente. Dentro del grupo de rosas trepadoras, están las Rosas pilar, que crecen en forma vertical. Esta variedad requiere una poda en otoño, quitando las ramas gastadas que lucen una corteza áspera y dura. En el verano, aprovecha para quitar las flores marchitas.

Las rosas de arbustos necesitan una poda muy espaciada que tiene lugar en el invierno, cuando hay que recortar la punta de las cañas y los laterales laterales vigorosos para favorecer la floración. Cuando notas que la planta tiene demasiadas flores, quita una o dos de las cañas más viejas.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Rosas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *