5 importantes diferencias entre cultivar en maceta o en el suelo

Albahaca

Cuando nos disponemos a cultivar plantas nos pueden surgir la duda de si la cultivamos en maceta o directamente en el suelo. Aunque nos parezca que el crecimiento y el desarrollo van a ser el mismo tanto en un sitio como en otro, la realidad es que cuanto más espacio tengan las raíces, mejor va a crecer el ser vegetal. Pero, ¿por qué?

Como son varios los motivos, a continuación te diremos las 5 importantes diferencias entre cultivar en maceta o en el suelo para que no tengas dudas a la hora de elegir dónde plantar tu planta.

Espacio

Huerto de tomates

Si bien es cierto que si cultivamos una planta en una maceta del tamaño adecuado para ella no tiene por qué tener ningún problema de crecimiento, lo cierto es que si la plantamos directamente en el suelo se va a ”sentir más a gusto”. Sus raíces van a poder crecer todo lo que necesiten sin verse limitadas por el espacio, lo cual servirá para fortalecer la planta.

Desarrollo

Independientemente de si la regamos y la abonamos regularmente, la planta en maceta no va a alcanzar el tamaño que sí alcanzaría en el suelo debido a su mecanismo interno para mantener un equilibrio entre sus raíces y sus hojas. Y es que, al tener raíces pequeñas, absorbe menos nutrientes y, por consiguiente, el crecimiento será menor.

Pérdida de nutrientes

El sustrato que ponemos en las macetas va perdiendo sus nutrientes con cada riego, ya que es cuando las raíces los pueden absorber. A medida que pasa el tiempo, esta tierra llega a estar tan gastada que no le sirve a la planta más que de sujeción. Por ello, es muy importante abonar durante toda la temporada de crecimiento (primavera y verano).

Huerto en jardín

Protección contra el frío y el calor

Las macetas, sobretodo las de plástico, se enfrían y se calientan mucho más rápido que el suelo, lo cual perjudica a las raíces. Por ello, si optamos por cultivar las plantas en recipientes tenemos que protegerlas, en caso de ser necesario, del frío y/o del calor. Por ejemplo: si acabamos de adquirir una planta y es otoño, lo ideal será que protejamos la maceta con una manta térmica de jardinería o colocándola dentro del hogar.

Reservas de agua y nutrientes

El suelo puede recuperar los nutrientes perdidos gracias al aporte regular de abono, pero además, su capacidad para retener una gran cantidad de agua es mucho mayor que la de las tierras de las macetas. Por lo tanto, si decidimos cultivar las plantas en recipientes tendremos que regar y abonar mucho más seguido.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *