8 especies de palmeras Phoenix para decorar tu jardín

Phoenix

Las palmeras del género Phoenix son unas plantas ideales para decorar los jardines, ya que les aporta ese toque tropical y exótico que tanto gusta. Su cultivo y mantenimiento es relativamente sencillo, siempre y cuando tengamos presente que adoran el sol.

Así, si tienes un jardín soleado y quieres decorarlo con palmeras bonitas y fáciles de cuidar, aquí tienes 8 especies de Phoenix que te encantarán.

Características de las Phoenix

Las palmeras del género Phoenix son unas de las más cultivadas en jardines y parques de España; e incluso a menudo se plantan en las calles. Pero, ¿cómo son? Bueno, aunque para un ojo entrenado es fácil identificarlas, lo cierto es que cuando eres principiantes puede ser que te cueste un poco, ya que hay otras palmeras que se le parecen (como las Beccariophoenix o las Archontophoenix por ejemplo).

Por eso, vamos a ver cuáles son sus características. Y empezaremos hablando de su tronco. Este en realidad no es un tronco verdadero, si no un estípite, el cual está cubierto por las bases de las hojas que se van secando y cayendo. Estas bases se disponen en espiral, algo que les da un aspecto muy bonito a medida que la planta crece y madura.

Hay especies que son multicaules; es decir, que tienen varios estípites, como la Phoenix dactylifera, pero la mayoría solo tienen uno. No sería erróneo pensar que cada uno de esos estípites es un individuo independiente, puesto que cada uno de ellos tiene su propia guía de crecimiento. Esto significa que, en el caso de que uno de esos tallos muriese por el motivo que fuese (plaga, relámpago, enfermedad…), el resto seguiría vivo.

Las hojas de las Phoenix son pinnadas

Las hojas son pinnadas, y se componen de folíolos simples de color verde. Aquellos que están más cerca del pecíolo (es decir, del tallo que une la hoja con el estípite) son espinas, generalmente largas y punzantes. De todas las especies que hay, la menos ‘peligrosa’ es la Phoenix rupicola, pues sus espinas son menos numerosas y de un tamaño inferior al que suelen tener otras.

Son plantas dioicas; esto es, hay ejemplares femeninos y otros masculinos. Las flores se agrupan en inflorescencias compuestas por una espata coriácea, la cual protege a las flores. Estas tienen 3 pétalos y 3 sépalos. Las masculinas tienen además 6 estambres y 6 estaminodios, y las femeninas estigmas que se curvan.

Los frutos de las Phoenix son bayas

Los frutos son bayas que contienen semillas elipsoides, cilíndricas o convexas, con un surco lateral muy visible. Se conocen como dátiles, si bien no todos se consumen. Cuando una semilla germina, brota una hoja verde sin dividir, de aspecto similar a la hierba del césped.

Por último, una característica distintiva de las Phoenix es que no tienen capitel como sí lo tienen otras palmeras. El capitel, o crownshaft en inglés, es una ‘funda’ con aspecto de columna que forman las bases de las hojas pinnadas en el estípite, aunque de un color distinto. En las Phoenix a menudo la unión entre las hojas y el estípite se llama cogollo, y tiene forma redondeada.

8 tipos de palmeras Phoenix

Phoenix canariensis

La palmera canaria tiene un solo tronco

La vemos a menudo en los jardines privados y públicos, y también en las calles. La palmera canaria es muy decorativa, pudiendo alcanzar los 20 metros de altura con un grosor de tronco de hasta 1m de diámetro. Sus hojas, que son de color verde, pueden medir de entre 5 y 6m de longitud, por lo que su copa da muy buena sombra.

Resiste heladas de hasta los -8ºC.

Phoenix dactylifera

La datilera es una palmera que produce dátiles comestibles

La palmera datilera es una planta normalmente multicaule, es decir, de varios troncos, que puede medir de entre 25 y 30 metros de altura, y tener un tronco de unos 50cm de diámetro. Las hojas, que son de color verde-azulado, pueden medir hasta 3-4m de longitud.

Resiste heladas de hasta los -10ºC, pero a -4ºC empieza a sufrir daños.

Phoenix loureiroi

Phoenix lourerioi, una palmera con muchas hojas

Imagen – Flickr/Tony Rodd

La P. loureiroi es una planta de un sólo tronco que crece hasta los 4 metros de altura, con un grosor de tronco de hasta los 60cm. Su copa es muy densa, compuesta por hojas de color verde oscuro que miden unos 2m.

Soporta heladas de hasta los -7ºC.

Phoenix reclinata

La Phoenix reclinata es una palmera de varios troncos

Imagen – Wikimedia/Haplochromis

La palmera de Senegal es una palmera multicaule (de varios troncos) cuya altura oscila entre los 7,5 y los 15m. Sus hojas son verdes, pinnadas y crecen curvándose un poco. Estas llegan a medir entre 2 y 5 metros de longitud.

Soporta heladas de hasta los -3ºC.

Phoenix roebelenii

Phoenix roebelenii, una palmera pequeña

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

La palmera enana es una planta muy recomendada para jardines pequeños. Su altura no sobrepasa los 5m. Sus hojas son verdes y miden hasta 1m de longitud. Es unicaule, esto es, de un sólo tronco, pero a menudo se la planta en grupos.

Soporta heladas puntuales de hasta -3ºC.

Phoenix rupicola

Phoenix rupicola

Imagen – Davesgarden.com

La Palma de las rocas es una planta muy poco conocida, puesto que su ritmo de crecimiento es el más lento de todas las del género, motivo por el cual no está muy difundida comercialmente. Crece hasta los 8m de altura, con un diámetro de tronco de unos 30cm. Sus hojas son verdes y miden hasta 4m de longitud.

Soporta hasta los -4ºC.

Phoenix sylvestris

La Phoenix sylvestris es una palmera de un solo tronco

Imagen – Wikimedia/P Jeganathan

La datilera plateada o datilera silvestre es una palmera de un solo tronco que crece hasta 15 metros de altura. Su corona se compone de hasta 100 hojas verdes y pinnadas con una longitud de hasta 3 metros.

Soporta heladas de hasta los -4ºC.

Phoenix theophrasti

Phoenix theoprasti, una palmera de hojas pinnadas

Imagen – Wikimedia/Wouter Hagens

Esta palmera multicaule está especialmente indicada para las zonas amplias, donde pueda desarrollarse bien. Crece hasta los 15 metros de altura, con hojas verde-azuladas de hasta 3 metros de largo. Su tronco mide hasta 50cm de grosor.

Soporta heladas de hasta los -5ºC.

¿Cómo se cuidan las palmeras Phoenix?

Ubicación

Las Phoenix son unas palmeras muy agradecidas que no requieren de tantos cuidados ni atenciones como otras. Pero para que estén bien es necesario que sepas que se han de poner en una zona soleada, ya que necesitan mucha luz para poder crecer bien. Tan solo la Phoenix rupicola y la Phoenix roebelinii pueden estar en semisombra.

Tierra – Sustrato

Es aconsejable que se planten en el suelo en cuanto midan unos 40 centímetros, especialmente si son especies de gran tamaño y/o multicaules. La tierra ha de ser fértil, y sobre todo ha de tener un excelente drenaje. En este sentido, quizás la menos exigente sea la Phoenix dactylifera, la cual crece sin problemas en las regiones áridas donde apenas hay materia orgánica en descomposición.

Si optas por cultivarlas en maceta por un tiempo, es importante que escojas una que tenga agujeros en su base. Asimismo, debes de rellenarla con sustrato de calidad, como este que venden aquí.

Riego

En cuanto al riego, riégalas unas 2 veces a la semana, menos en invierno que será suficiente un riego semanal. Una vez que lleven más de un año en el suelo, los riegos podrán ser más espaciados. Durante la temporada de crecimiento es aconsejable echarles abono o fertilizante para que crezcan bien.

Poda

Al contrario de lo que se suele pensar, no hay que podarlas más allá de quitarles las hojas secas. Si se cortan hojas verdes solo se contribuye a que se vuelvan muy vulnerables a las enfermedades y plagas, en particular a la del picudo rojo y a la de la paysandisia. Además, las plantas utilizan sus hojas para realizar la fotosíntesis y respirar: si tienen pocas, se reduce su capacidad para realizar esas funciones que son básicas, vitales, para ellas. También es necesario decir que no se podan en verano, por este mismo motivo (es cuando más activas están esas plagas), sino a finales del invierno.

¿Conocías estas especies de palmeras Phoenix?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.