¿Qué tipos de abonos orgánicos hay?

Para que las plantas estén sanas necesitan abono

Sería muy difícil encontrar a alguien a quien no le gustara ver un jardín sano, pero para que esté así su propietario tiene que procurar hacer todo lo posible con el fin de cubrir las necesidades de las plantas que lo forman. Y lo mismo debe ocurrir si estas se cultivan en maceta. Por eso, una de las cosas más importantes es abonarlas, pero no con cualquier producto, si no con abonos orgánicos.

Y es que salvo excepciones (carnívoras y orquídeas), la gran mayoría de seres vegetales necesita ”comida” que proceda de materia orgánica en descomposición; es decir, de excrementos de animales, restos de otras plantas que han caído al suelo, etc. Pero no te preocupes que no tendrás que hacer nada raro para conseguirlos: a continuación vas a ver los distintos abonos orgánicos que hay 🙂 .

¿Por qué usar abonos orgánicos?

Estiércol para plantas

En el mundo en el que vivimos, es noticia día sí y día también la contaminación del terreno (y de la atmósfera), la deforestación y, en definitiva, el daño que le estamos haciendo al planeta Tierra. Los productos químicos que se usan en jardinería tienen una eficacia muy rápida, pero han resultado ser muy dañinos tanto para el medio ambiente como para los humanos, por lo que qué mejor que usar productos de origen orgánico para evitar empeorar la situación.

De todas maneras, si quieres saber cuáles son las ventajas, aquí las tienes:

  • Mejoran la actividad microbiana del suelo, haciéndolo más fértil.
  • Favorece la retención de nutrientes, así como la capacidad de absorción del agua.
  • Nos permiten aprovechar los restos orgánicos.

El único inconveniente es que pueden ser fuente de patógenos si no están debidamente tratados. De ahí la importancia de usar guantes cada vez que se vayan a aplicar.

Distintos tipos de abonos orgánicos

Compost, un abono excelente para el arrayán

  • Excrementos de animales: como el guano, el estiércol de animales herbívoros, gallinaza, o los purines.
  • Compost: fruto de la descomposición de restos vegetales o de animales. Más información aquí.
    • Unas variables serían por ejemplo las cáscaras de huevo y de plátano echadas directamente sobre el terreno, y no dentro de una compostadora.
  • Humus de lombriz: es la materia orgánica descompuesta por las lombrices.
  • Cenizas: las que proceden de madera, huesos (de frutas por ejemplo) o de cualquier otro tipo de materia orgánica, son muy ricas en potasio. Pero al tener un pH muy alto solo se debe de aplicar en pequeñas dosis y muy de vez en cuando.
  • Resaca: es el sedimento de los ríos. Solo usar si dicho río no está contaminado.
  • Lodos de depuradora: son ricos en materia orgánica, pero pueden contener metales pesados. Sin embargo, su uso en bosques está permitido.
  • Abono verde: generalmente son plantas leguminosas, que se dejan crecer y luego se cortan y se entierran en el suelo. Así aportan nitrógeno. Más información.
  • Biol: es el líquido resultante de la producción de biogás.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior