Acacia dealbata, la mimosa de jardín

Vista de las hojas y flores de la Acacia dealbata

La Acacia dealbata es la mimosa más ornamental, y una de las más fáciles de cuidar; de hecho, puede cultivarse en xerojardines por sus bajos requerimientos hídricos. Al ser de crecimiento rápido, va a producir una agradable sombra al cabo de muy pocos años, y lo mejor es que se puede cultivar en una interesante variedad de climas.

Pero aún hay más que quiero que sepas. Detalles que hacen que esta especie sea una de las mejores opciones para decorar el jardín. Descúbrelos.

Origen y características de la Acacia dealbata

Ejemplar adulto de Acacia dealbata

Nuestra protagonista es un árbol perennifolio originario del sureste de Australia, concretamente de Nueva Gales del Sur y de Victoria. Se la conoce por los nombres comunes de mimosa, acacia mimosa, aromo, mimosa fina o acacia australiana, y se caracteriza por crecer hasta una altura de 10-12 metros. Su follaje es perenne y está formado por hojas bipinnadas con unos 25-40 pares de foliolos cada una de ellas, con el haz glabro y el envés tomentoso.

Produce flores a finales de invierno/comienzos de primavera que se distribuyen en inflorescencias en glomérulos globosos (similar a los pompones) compuestos por unas 25 flores muy olorosas. El fruto es una vaina de color verde-azulado en cuyo interior se encuentran de 4 a 5 semillas redondeadas.

Su esperanza de vida no suele superar los 30 años.

Subespecies

Hay dos subespecies, que son:

  • Acacia dealbata subsp. dealbata: crece en altitudes bajas a moderadas. Vive desde en altitudes bajas, y alcanza una altura de 30 metros.
  • Acacia dealbata subsp. subalpina: vive en las Montañas Snowy, y crece entre los 5 y los 10 metros.

¿Cómo se cuida?

Cuida tu Acacia dealbata para que florezca

¿Quieres tener un ejemplar en tu jardín? Aquí tienes su guía de cuidados:

Ubicación

La Acacia dealbata debe de estar en una zona luminosa, a ser posible a pleno sol, para que pueda crecer y desarrollarse bien.

Suelo o sustrato

No es exigente, pero crecerá mejor en aquellos que tengan buen drenaje. Aún así, repito, no tendremos que preocuparnos mucho por este tema, ya que es muy adaptable y puede vivir bien incluso en suelos ligeramente calizos.

Riego

Si la tenemos en maceta será necesario regarla cada 3 días en verano y cada 7-10 días el resto del año. Por el contrario, si está en el jardín tan sólo tendremos que ”mimarla” un poco cada 4-5 días durante el primer año, y cada 10-15 días los siguientes.

Abonado

No es necesario, pero podemos abonarla con abonos orgánicos como cáscaras de huevo y de plátano, bolsitas de té, verduras pasadas, etc. desde primavera hasta finales de otoño.

Época de plantación o trasplante

Podremos pasarla al jardín en primavera, cuando el riesgo de haladas haya pasado. En el caso de tenerla en maceta, la trasplantaremos cada 2 años.

Multiplicación

Multiplica tu Acacia dealbata por semillas en primavera

Se multiplica por semillas en primavera, siguiendo este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es someterlas al choque térmico. Para ello, llenamos un vaso con un poco de agua, lo metemos en el microondas unos segundos (no hay que dejar que hierva), y luego, con la ayuda de un colador, introducimos las semillas en el agua por 1 segundo. Acto seguido, las introduciremos en otro vaso con agua a temperatura ambiente durante 24 horas.
  2. Al día siguiente, veremos que se han hinchado, e incluso puede que algunas hayan empezado a germinar. Será el momento de rellenar una maceta con sustrato de cultivo universal para plantas y colocarlas sobre la superficie de la tierra, evitando poner demasiadas en un mismo recipiente. Teniendo en cuenta que crecen muy rápido, lo ideal sería poner 1 en cada uno, o máximo 2.
  3. Después, las cubrimos con una fina capa de sustrato y regamos.
  4. Finalmente, situaremos el semillero en una zona soleada.

Las primeras plantitas saldrán al cabo de una semana.

Plagas

Si el ambiente es muy húmedo y cálido, puede verse atacada por cochinilla algodonosa, la cual se puede eliminar con aceite de parafinas.

Problemas

Es muy fácil de cuidar, pero a veces pueden surgir problemas:

  • Hojas amarillas, con los nervios bien visibles: falta de hierro. Hay que corregirlo con quelatos de hierro.
  • Rápida caída de hojas: puede ser por exceso de agua. No tolera el encharcamiento.
  • Hojas que se caen durante o tras el invierno: síntoma de frío. Mientras que la temperatura no baje de los -6ºC, no tendremos que preocuparnos; de lo contrario deberemos de protegerla con tela antiheladas por ejemplo.

Poda

Durante el otoño o finales de invierno (tras la floración) podemos quitarle las ramas secas, enfermas o débiles. Asimismo, se aconseja recortar aquellas que hayan crecido demasiado, a unos 50-60cm.

Aunque se trate de un árbol muy resistente, hay que usar herramientas de poda previamente desinfectadas con alcohol de farmacia.

Rusticidad

La mimosa australiana puede soportar heladas de hasta los -6ºC.

¿Qué usos tiene?

Vista del precioso tronco de la Acacia dealbata

Ornamental

Es la acacia más bonita. Se planta en jardines pequeños y grandes, para dar sombra y, también disfrutar de sus preciosas flores. Además, es fácil verla en las calles, parques, paseos, casas rurales y jardines públicos.

Otros usos

La goma que exuda su tronco y ramas se ha utilizado como sustituto de la goma arábica por su elevado contenido en taninos.

¿Qué te ha parecido la Acacia dealbata?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *