Espinillo blanco (Acacia farnesiana)

Vista de la Acacia farnesiana

Imagen – Wikimedia/Mike

Al vivir en una zona donde hace mucha calor en verano y donde además dicha estación coincide con la temporada de sequía, es muy recomendable buscar plantas que sean capaces de vivir bien en esas condiciones, no solo para cuidar, aunque sea de manera indirecta, al medio ambiente y a los recursos del lugar, sino también para tener un jardín más bonito y sano. Y la Acacia farnesiana es sin duda un ejemplo de árbol de bajo mantenimiento.

He dicho árbol, pero realmente como tolera la poda puedes tenerla como arbusto pequeño o mediano, con lo cual es una especie perfecta también para cultivarla en maceta.

Origen y características de la Acacia farnesiana

Acacia farnesiana adulta

Imagen – Wikimedia/Juezfloro

Nuestra protagonista es una planta originaria de América tropical, encontrándose desde el sur de los Estados Unidos hasta Brasil, Colombia y Perú. Los europeos la conocemos desde los años 1600, cuando los Jesuitas llevaron ejemplares desde Santo Domingo. Su nombre científico actual es Vachellia farnesiana, pero se sigue aceptando Acacia farnesiana. Popularmente se llama mimosa farnesiana o espinillo blanco.

Crece como árbol de 10-11 metros, aunque como decíamos se puede tener como arbusto de 1-2 metros, con una copa redondeada compuesta por ramas espinosas de las que brotan hojas bipinnadas, alternas, de 1 a 2cm de largo cada folíolo. Las flores, que son amarillas y brotan en primavera, se agrupan en inflorescencias llamadas glomérulos, cuyo aspecto y forma recuerdan mucho a los pompones. El fruto es una legumbre de color rojizo-marronáceo, de textura algo coriácea, que mide de 2 a 10cm de largo; en su interior contiene semillas de color castaño, de 7-8 por 5-6mm y lisas.

¿Cómo se cuida?

El espinillo blanco es una planta muy agradecida; sin embargo, para que no surjan problemas de ningún tipo aconsejamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

Se ha de tener en el exterior, a ser posible en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa todo el día. De esta manera, tendrá un buen desarrollo.

Tierra

Vista de la Acacia farnesiana en flor

Imagen – Flickr/TreeWorld Wholesale

  • Jardín: no es exigente. Crece en suelos salinos y en los secos, así como en los pobres.
  • Maceta: usa sustrato universal para plantas (en venta aquí). No es necesario preocuparse mucho por este tema 🙂 .

Riego

Al ser resistente a la sequía, hay que tener en cuenta que un exceso de riego podría ser fatal. No tiene las mismas necesidades que las suculentas (cactus, y crasas), pero sí que hay que evitar tenerle la tierra siempre húmeda. De hecho, si la tienes en el jardín y vives en una zona calurosa y seca, con heladas muy suaves o inexistentes, bastará que la riegues unas 2-3 veces por semana en verano y 1-2 a la semana el resto del año.

Por otra parte, si la quieres cultivar en maceta, sí que tengas que regar algo más seguido ya que la tierra se seca con más rapidez, especialmente si la tienes en una maceta de plástico.

En climas lluviosos la frecuencia de riego será más baja.

Abonado

No es necesario, pero sí aconsejable. Las plantas no solo necesitan agua, sino también comida en forma de abono (excepto las carnívoras, que no se abonan) para poder estar sanas. La mimosa farnesiana agradecerá un aporte semanal o quincenal de abono orgánico durante la primera y el verano, e incluso en otoño si las temperaturas se mantienen altas (superiores a los 15ºC).

Multiplicación

Frutos de la Acacia farnesiana

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Se multiplica por semillas en primavera, las cuales se han de someter a un tratamiento pregerminativo conocido como choque térmico. Este consiste en introducir las semillas 1 segundo en un vaso con agua hirviendo -con la ayuda de un colador- y acto seguido meterlas en otro vaso con agua a temperatura ambiente durante 24 horas.

Con esto se consigue causar micro-cortes en la cáscara, por los que entrará agua hidratando el óvulo fertilizado, despertándolo y ‘obligándole’ a germinar. También se puede hacer de otra manera, lijando un poco, pero teniendo en cuenta que la cáscara es fina y que, por lo tanto, es fácil que lijemos de más, creemos que el choque térmico es mejor opción pues se controla de una forma más sencilla, y si se hace bien el riesgo de que las semillas se echen a perder es mínimo.

Pasado ese tiempo, se siembran en macetas individuales con sustrato de cultivo universal, en el exterior, a pleno sol.

Verás que germinarán en cuestión de días, por lo general 3-7.

Poda

A finales de invierno, o en otoño si el clima es suave. Quítale las ramas secas, enfermas, débiles y las que estén rotas. Aprovecha para recortar las que haya crecido demasiado.

Enfermedades y plagas

No tiene.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Rusticidad

La Acacia farnesiana resiste hasta los -7ºC.

¿Qué usos tiene?

La flor de la Acacia farnesiana es amarilla

Imagen – Flickr/澎湖小雲雀

Ornamental

Se usa básicamente como planta de jardín. Tanto si se tiene como ejemplar aislado o en grupos, queda muy bien. Asimismo, es una especie interesante para trabajar como bonsái.

Alimenticios

Las hojas pueden utilizarse como condimento, pero con precaución.

Por otra parte, las hojas, flores y frutos se emplean como forraje para el ganado vacuno y caprino.

Otros usos

Tiene estos:

  • Aromatizante: el aceite esencial de las flores se usa para perfumar ropa, polvos, roperos, etc. por su agradable aroma a violetas.
  • Curtiente: la corteza y las vainas son ricas en taninos, por lo que se usan para curtir y teñir cueros y redes.

¿Dónde comprar?

La Acacia farnesiana se vende en viveros y tiendas de jardinería, tanto en planta como en semillas. También puedes conseguirla aquí:

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior