Acacia azul (Acacia saligna)

Imagen – Wikimedia/Alvesgaspar

La Acacia saligna es una de las especies de árboles o arbolitos que crecen rápido (muy rápido, en realidad) y que más alegrías te puede dar… siempre y cuando la plantes en el sitio adecuado para que pueda desarrollar su magnífica copa que se llena de flores cada primavera.

El mantenimiento es casi nulo, lo cual sumado a su rusticidad y a su resistencia a las plagas y enfermedades, sin duda podemos decir que es ideal para aquellos jardines que se cuidan solos. Pero ojo, que para que no haya problemas, es importante conocerla bien.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/MargaretRDonald

Conocida como acacia azul o acacia de hoja azul, es un árbol o arbusto perennifolio nativo de Australia, pero que como ves en el mapa se encuentra ya casi por todo el mundo. Alcanza de 3 a 8 metros de altura, con un tronco que se engrosa hasta los 50cm, de corteza lisa o algo agrietada, de color pardo oscuro. Sus ramas son colgantes, muy finitas de menos de 0,5cm de grosor, y de ellas brotan hojas lineales de 8-30cm de largo por 0,5-5cm de ancho.

Florece en primavera (hacia el mes de marzo/abril en el hemisferio norte). Las flores se agrupan en inflorescencias que parecen pequeños -de 1cm de diámetro más o menos- pompones de color amarillo o anaranjado. El fruto es una legumbre de 5-14 de largo por 0,4-0,8cm de ancho, y en su interior encontraremos unas doce semillas de 6-6,5mm por 3-3,5mm, de color marrón-castaño.

Su esperanza de vida es de unos 20 a 30 años.

¿Cuáles son sus cuidados?

Imagen – Wikimedia/Dinkum

Si quieres tener un ejemplar en tu jardín, antes déjame decirte algo. Es una planta con un gran potencial invasor. Crece muy rápido y por experiencia te puedo decir que no deja que nada crezca debajo suyo: las otras plantas, simplemente, no pueden porque las raíces de la acacia se desarrollan de tal manera que no dejan apenas huecos para otras especies. Tan solo las hierbas de sombra podrían hacerlo, o el césped.

Además, debes tener presente que se multiplica con facilidad, no tanto por semillas como por chupones. No es raro que tras una poda drástica rebrote con fuerza. Por ello, está prohibida su introducción en la naturaleza. Dicho esto, y siempre que no salga del jardín, y teniendo en cuenta lo que te voy a decir a continuación, es una especie muy bonita e interesante.

Ubicación

La acacia azul ha de estar en el exterior, a ser posible en una zona donde le dé la luz del sol durante todo el día. Al ser una planta que ocupa bastante espacio -su copa llega a medir 4-5 metros, quizás 6m-, y al tener un sistema radicular fuerte, debes de plantarla a una distancia mínima de 7 metros de paredes, muros, etc., y de 10 metros de tuberías y demás.

Riego

Depende de dónde la vayas a tener:

  • Maceta: es recomendable que la tierra no esté seca demasiado tiempo, por lo que aconsejo regarla una media de unas 2-3 veces a la semana en verano, y una o dos semanales el resto del año.
  • Jardín: durante el primer año con unos dos riegos a la semana podría estar bien, pero a partir del segundo y si caen un mínimo de 300mm al año se pueden ir espaciando los riegos e incluso dejar de regar.

Tierra

  • Maceta: rellénala con sustrato de cultivo universal (en venta aquí).
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos.

Abonado

Imagen – Flickr/liesvanrompaey

No lo necesita. En maceta sí que es recomendable abonarla de vez en cuando con abonos líquidos, como puede ser el guano por ejemplo que venden aquí.

Multiplicación

La Acacia saligna se multiplica por semillas en primavera-verano, las cuales tienen que ser introducidas en un vaso con agua hirviendo durante un segundo y luego en otro con agua a temperatura ambiente durante 24 horas para romper su latencia. A esto se le conoce como choque térmico y es muy interesante para que las semillas de las fabáceas germinen más rápido. Una vez hecho esto, se siembran en semilleros con sustrato de cultivo universal, colocándolos en el exterior al sol directo, y se mantienen húmedas.

Así germinarán en unas dos semanas.

Poda

A finales de invierno se aconseja quitar las ramas secas, enfermas, débiles o rotas. También, por experiencia propia, recomiendo quitar aquellas que crecen más que el resto, para así tener un árbol con una copa uniforme, redondeada y compacta o algo abierta.

Rusticidad

Resiste hasta los -12ºC. Puede vivir en climas sin heladas.

¿Qué usos se le da a la Acacia saligna?

Imagen – Wikimedia/Anna Anichkova

Ornamental

Es una planta que, si se planta en el sitio adecuado, queda muy bonita en los jardines como ejemplar aislado o en alineaciones.

Alimento

Tanto las hojas como las semillas sirven de alimento para el ganado, por lo que si tienes estos animales, no uses en ningún momento productos químicos para cuidar de la planta por el bien de ellos.

Otros

La madera se utiliza como combustible, y de su corteza se extrae una resina que se emplea para hacer goma.

¿Qué te ha parecido la Acacia saligna? Si quieres saber más sobre las acacias, haz clic aquí:

Te recomendamos:¿Cuáles son las características del árbol de acacia?
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar