Arce tridente (Acer buergerianum)

Hojas del Acer buergerianum

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El Acer buergerianum es un árbol magnífico, que decora el jardín durante todo el año, quizás algo menos en invierno al estar desprovisto de hojas. Su belleza es tal, que no es de extrañar que se trabaje a menudo como arbusto o incluso como bonsái, para poder disfrutarlo sin necesidad de disponer de terreno donde plantarlo.

Por si fuera poco, es muy resistente a las temperaturas bajo cero, de modo que no tendrás que preocuparte por esos días en los que hay nevadas. Conócelo mejor 🙂 .

Origen y características

Vista del Acer buergerianum

Conocido como arce tridente, es un árbol o arbusto caducifolio originario de China, Japón y Taiwán que alcanza una altura de entre los 3 y los 7 metros. Su copa es abierta, a veces incluso con varios troncos. Las ramas son delgadas, de color marrón, y de ellas brotan hojas trilobadas de 3-10 por 4-6cm, con los lóbulos triangulares, agudos, y normalmente con el borde entero, de color verde brillante y además glaucas por el envés.

Las flores se agrupan en inflorescencias corimbosas, blanquecinas, y terminales. El fruto es una sámara pequeña, de unos 2,5cm de longitud y de color castaño amarillento.

Durante el otoño se viste con sus mejores galas, tiñendo su follaje de coloración rojiza y anaranjada antes de quedarse sin él.

¿Cuáles son sus cuidados?

Hojas de Acer buergerianum en otoño

Imagen – Flickr/Tie Guy II

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol, o en semisombra si se vive en una zona con fuerte insolación (como en las costas de la región mediterránea, por ejemplo).
  • Tierra:
    • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje, y ligeramente ácidos (pH de 5 a 6).
    • Maceta: utilizar sustrato de cultivo para plantas ácidas (puedes conseguirlo aquí), pero si el clima es muy cálido en verano es mejor mezclar 70% de akadama con un 30% de perlita.
  • Riego: unas 4 o 5 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año. Usa agua de lluvia, con un pH bajo (de 4 a 6) o sin cal.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta otoño con abonos específicos para plantas ácidas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También es interesante abonar de vez en cuando (una vez cada dos meses por ejemplo) con abonos orgánicos para que no le falte ningún nutriente.
  • Poda: a finales de invierno quitar las ramas secas, enfermas, débiles o rotas, y recortar las que estén creciendo demasiado.
  • Multiplicación: por semillas en invierno.
  • Rusticidad: resiste hasta los -18ºC, pero no puede vivir en climas tropicales.

¿Qué te ha parecido el Acer buergerianum?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.