Acer campestre, perfecto para todo tipo de jardines

Acer campestre

El arce menor, conocido con el nombre científico de Acer campestre, es uno de los miembros más interesantes de la familia Aceraceae. Y es que la mayoría de las especies alcanzan un tamaño bastante importante (de más de 20 metros), sin embargo, nuestro protagonista es alto… pero no tanto: se queda en los 15 metros.

Con su copa de hasta seis metros, es un árbol excelente para conseguir tener un rincón de sombra natural durante el verano. Y eso por no hablar del espectacular color amarillo que adquieren sus hojas en otoño. ¿Te apetece conocerlo?

Características del Acer campestre

Semillas de Acer campestre

El Acer campestre, conocido con los nombres comunes de Arce campestre, Alciro, Bordo común, Arce común o Arce menor, es un árbol caducifolio originario de Europa, Argelia, Asia Menor y Persia. En España podemos encontrarlo en la mitad norte, en las sierras; también puede verse alguno en Extremadura y en Andalucía.

Se caracteriza por ser un árbol de copa densa y redondeada, con hojas estrelladas de color verde por ambas caras y con un tronco tortuoso. Las flores son hermafroditas, y aparecen agrupadas en racimos erectos ramificados.

¿Cómo se cuida?

Acer campestre en otoño

Acer campestre en otoño

Para tener uno o varios ejemplares de este precioso árbol, toma nota de estos consejos:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol o a semisombra.
  • Suelo: crece en todo tipo de suelos, pero prefiere los calizos.
  • Riego: moderado. De 3 a 4 veces por semana en verano, y de 2 a 3 el resto del año.
  • Abonado: durante la primavera y el verano se debe abonar con abonos orgánicos, como el guano o el humus de lombriz.
  • Poda: no es necesaria, aunque se pueden quitar las ramas secas y enfermas a finales de invierno. No podar fuera de época, ya que podríamos acabar perdiendo el árbol ya que pierde mucha savia.
  • Multiplicación: por semillas. Éstas necesitan pasar frío para poder germinar. En el caso de vivir en un clima cálido, es necesario estratificarlas en la nevera por 3 meses, y sembrarlas en primavera.
  • Rusticidad: soporta hasta los -17ºC.

¿Qué te ha parecido?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *