Actinidia

La Actinidia es una planta trepadora

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Las Actinidia son un género de plantas de gran interés ornamental y, especialmente, agrícola. Pueden crecer como arbolitos o como trepadoras, produciendo flores de buen tamaño muy bonitas. Además, sus frutas son, en la mayoría de las especies, comestible, teniendo un sabor ácido pero sin llegar a ser desagradable.

Por si esto te parece poco, su cultivo en las regiones templadas es sencillo; no en vano, son nativas de zonas donde los paisajes se cubren de nieve durante el invierno.

Origen y características de las Actinidia

Las Actinidia son arbolitos o trepadoras nativas de las regiones templadas del este de Asia, llegando hasta Siberia sur oriental y hasta el sur de Indochina. Debido a esto, son capaces de soportar sin problemas tanto el frío como las heladas moderadas. Además, no suelen superar los 6 metros de altura, motivo por el que se cultivan indistintamente en macetas y en el suelo.

Si hablamos de sus hojas, estas son simples, con el margen dentado y pecioladas. Las flores son blancas, y pueden ser solitarias o agrupándose en inflorescencias llamadas corimbos. Las frutas son bayas grandes con semillas negras y pequeñas.

Principales especies

El género se compone de 75 especies aceptadas de las 121 que hay descritas. Sin embargo, las más conocidas y populares son cuatro:

Actinidia arguta

La Actinidia arguta es una planta resistente a las heladas

Imagen – Wikimedia/Hiperpinguino

La Actinidia arguta es una especie de trepadora conocida como kiwi resistente o kiwiño originaria de Japón, Corea, norte de China y el este de Rusia. Puede alcanzar los 6 metros de altura, y sus hojas son caducas.

Sus flores son dioicas, habiendo por lo tanto plantas femeninas y plantas masculinas. Sus frutos son bayas ovales con la piel lisa y de un tamaño inferior al kiwi común. Estos son comestibles, y se pueden comer enteros.

Actinidia chinensis

La Actinidia chinensis es una planta trepadora

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison

La Actinidia chinensis es un árbol caducifolio y frutal nativo de China, en concreto del valle norte del río Yangtsé. Crece entre los 6 y los 9 metros, especialmente en pendientes y barrancos con altitudes comprendidas entre los 200 y los 2300 metros sobre el nivel del mar.

Es dioica, esto es, las flores femeninas y las masculinas se encuentran en pies distintos. Estas son de color amarillento. Los frutos son bayas ovales.

Adquiere semillas aquí.

Actinidia deliciosa

La Actinidia deliciosa es una trepadora que produce frutos comestibles

Imagen – Wikimedia/Lazaregagnidze

La Actinidia deliciosa es una planta trepadora caducifolia conocida popularmente como kiwi, kivi o actinidia. Es originaria de China, encontrándose sobretodo en los bosques que son regados por las aguas del río Yangtsé. Puede alcanzar una altura de 9 metros, aunque lo normal es que no supere los 5-6 metros.

Es una especie dioica, es decir, las flores femeninas y las masculinas están en diferentes plantas. Las frutas son bayas ovales de unos 6 centímetros de largo, con la pulpa verde la cual es comestible, de sabor subácido a bastante ácido. La piel puede causar reacciones alérgicas a las personas sensibles.

¿Quieres semillas? No te quedes sin ellas.

Actinidia kolomikta

La Actinidia kolomikta es una trepadora resistente

La Actinidia kolomikta es una especie de trepadora nativa de Rusia, Corea, Japón y China que alcanza los 6 metros de altura. Sus hojas son verdes, pero también pueden ser blancas, rosas e incluso rojas, motivo por el cual es una planta muy interesante para cultivar en los jardines.

Es dioica, de modo que hay pies masculinos y pies femeninos. Sus flores son blancas, y las bayas amarillas, con forma ovalada y de unos 3 centímetros de largo.

Compra semillas desde aquí.

¿Cuáles son los cuidados que necesitan las Actinidia?

Si te animas a cultivar algún ejemplar en tu huerto o patio, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior, a ser posible a pleno sol aunque toleran un poco de sombra. Asimismo, hay que tener en cuenta que, si bien sus raíces no son invasivas, se deben de plantar a una distancia de al menos 2 metros entre una Actinidia y cualquier otra planta, especialmente si esta última es alta; de lo contrario, la usará como soporte para trepar y podría acabar causándole problemas al ‘quitarles’ luz a las hojas.

Tierra

  • Maceta: es aconsejable rellenarla con mantillo, o con un sustrato especial para huerto urbano (en venta aquí).
  • Jardín o huerto: la tierra ha de ser rica en materia orgánica y con buen drenaje.

Riego

La Actinidia kolomikta es una planta ornamental y comestible

Imagen – Wikimedia/Agnieszka Kwiecień, Nova

El riego debe ser frecuente. Durante el verano se regará una media de 3-4 veces por semana, y el resto del año una media de 2 semanales. De todas formas, en caso de duda comprueba la humedad de la tierra introduciendo un palo delgado de madera o escarbando un poco con los dedos.

Si la tienes en maceta, no le pongas un plato debajo salvo que te vayas a acordar siempre de retirar el agua que haya sobrado después de haberla regado.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta después del verano se debe abonar con abonos orgánicos, como el mantillo, el compost u otros.

Poda

A finales de invierno se han de quitar las ramas secas, enfermas, débiles y las que estén rotas. También se debe de aprovechar para dejar 3 ramas laterales con unas 20 yemas por cada metro.

En verano hay que realizar una poda de limpieza, cortando aquellas ramas que se entrecrucen, las flores marchitas, quitarle algunos frutos, así como los chupones que estén creciendo.

Multiplicación

Las Actinidia se multiplican por semillas en otoño-invierno sembrándolas en semilleros, o bien por injertos de lengüeta a finales de invierno o de yema a finales de verano.

Polinización de las flores

Las flores de Actinidia arguta son blancas

Imagen – Wikimedia/Qwert1234

Para lograr que tu planta dé frutas, si NO está injertada debes de plantar un ejemplar masculino y cerca de él siete femeninos. De este modo, los insectos polinizadores como las abejas lo tendrán más fácil para polinizar sus flores.

Recolección

Los kiwis se recolectan a comienzos de otoño, cuando han alcanzado el tamaño definitivo y se notan un poquito blandos al presionar ligeramente.

Rusticidad

En general todos resisten heladas de hasta los -7ºC, excepto la Actinidia arguta que aguanta hasta los -18ºC.

¿Para qué se usan las Actinidia?

Las Actinidia tienen varios usos:

  • Ornamental: son plantas muy decorativas, ideales para cultivar en macetas o jardines en celosías. Pueden proporcionar una sombra muy agradable.
  • Culinario: las bayas que producen son comestibles en varias especies. Estas se consumen habitualmente como postre, ya sean frescas, en tartas, o como bebida.
  • Medicinal: los kiwis se recomienda consumirlos para evitar y/o frenar el estreñimiento, así como para mejorar el sistema inmune.

¿Qué te han parecido? ¿Tienes algún ejemplar?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.