Adromischus marianae, una pequeña pero bella planta suculenta

Las plantas del género Adromischus son todas pequeñas y muy bonitas, pero si hay una que llame más la atención es la especie Adromischus marianae. Alcanza tan sólo los 15 centímetros de altura, de modo que es importante cultivarla en maceta para que no perderla.

Sus cuidados son tan sencillos, que te costaría creerlo. Así que mejor te digo cuáles son para que puedas comprobarlo por ti mismo/a 🙂 .

Origen y características del Adromischus marianae

Nuestra protagonista es una planta suculenta perenne nativa de Namaqualand (Sudáfrica) donde crece en colinas de granito. Tiene un crecimiento lento hasta los 15cm de altura, y está formado por pequeñas hojas ásperas, verrugosas y casi esféricas de color verde o marrón rojizo, incluso púrpura, de unos 3,5cm de largo. Las flores, de 12mm de largo, son de color verde rosado y brotan en primavera.

Es una planta que se puede tener en cualquier rincón, ya que es tan pequeña que apenas ocupa espacio. Ahora bien, como todas las plantas, ella también tiene sus propias necesidades.

¿Cómo se cuida?

Ejemplar de Adromischus marianae ‘Little Spheroid’

Si te estás planteando adquirir un ejemplar, a continuación te decimos cómo cuidarlo:

  • Ubicación:
    • Exterior: a pleno sol.
    • Interior: en una habitación muy luminosa y sin corrientes de aire.
  • Sustrato: tiene que tener muy buen drenaje. Se puede usar únicamente pómice o arena de río lavada.
  • Riego: escaso. No más de 2 veces por semana durante la primavera-verano, y cada 15-20 días el resto del año.
  • Trasplante: será suficiente hacerlo una vez el primer año que esté contigo, durante la primavera.
  • Abonado: es muy importante hacerlo desde comienzos de primavera hasta finales del verano/comienzos de otoño con abonos líquidos específicos para cactus y crasas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas en primavera, o por esquejes de hojas en primavera-verano.
  • Plagas: no suele tener, pero hay que tener cuidado con los caracoles los cuales se pueden prevenir con tierra de diatomeas o con estos otros remedios.
  • Rusticidad: es muy sensible al frío. Puede soportar temperaturas cercanas a los 0 grados, pero necesitará protección si se producen heladas.

¿Conocías esta planta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Crasas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *