Aechmea, la bromelia apta principiantes

Planta de Aechmea fasciata

La Aechmea es una bromelia preciosa, tan bonita, que bien podríamos pensar que es muy difícil de cuidar y aún más de mantener. Pero nos equivocaríamos. De hecho, de entre todas las plantas tropicales que nos podemos encontrar en un vivero, ésta es una de las más aptas para principiantes.

Si quieres tenerla tan bonita como el primer día, no necesitarás muchos conocimientos ni experiencia sobre el cultivo del Verde, tan sólo algunos trucos que te vamos a dar a continuación.

La Aechmea es una planta originaria desde México hasta el sur de Sudamérica que crece formando rosetas elevándose a una altura de no más de 50cm del suelo. Se distingue por tener hojas anchas, de unos 5cm, largas de 20-30cm, y coriáceas. Las flores se agrupan en inflorescencias muy llamativas, que es por lo que muchos de nosotros hemos optado por adquirir alguna para decorar el hogar o el jardín.

Sin embargo, si queremos tenerla sana deberemos de protegerla del sol directo y regarla siempre con agua blanda, sin cal, humedeciendo el sustrato y, también, echándole el agua al centro de cada roseta cada vez que se vaya quedando sin. Asimismo, en primavera y verano la podemos abonar con abono orgánico en forma líquida, como guano o humus de lombriz, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Inflorescencia de la Aechmea fasciata

Aunque es una planta de lento crecimiento, tendremos que cambiarla de maceta a una un poco mayor cada dos años, usando una tierra de cultivo que tenga buen drenaje, como turba negra mezclada con perlita a partes iguales por ejemplo. De esta manera, evitaremos que las raíces se pudran.

Con la llegada del invierno la protegeremos en una habitación luminosa donde no haya corrientes de aire, y espaciaremos los riegos hasta el punto de que sólo regaremos cuando el sustrato esté seco o casi seco.

Así tendremos Aechmea para disfrutar durante años.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *