Agerato (Ageratum houstonianum)

planta en una entrada con flores muy finas de color lila o morado

Hablar de plantas y sus propiedades es referirnos a un mundo extenso y amplio que incluye toda la flora que nos rodea día a día. Cada hoja que sale de la tierra es un tipo diferente que crece con sus características y propiedades específicas, como el Ageratum houstonianum o agerato, una flor con propiedades medicinales e ideales para la decoración.

El Ageratum houstonianum es una planta originaria de américa de norte y central y tiene una duración prolongada muy larga por lo que es ideal para ornamentación. Con un buen cuidado a su cultivo se puede disfrutar de esta planta de grandes beneficios y un invaluable valor estético.

Proceso de cultivo

planta con flores de color blanco que luego se vuelven moradas

El Ageratum houstonianum es una planta de temporada que suele reproducirse durante la primavera hasta finalizar el verano. Cuando están en su mayor esplendor son las preferidas para adornar los jardines gracias a su vistoso color azul que engalana el exterior hasta pasada su temporada cuando son desechadas.

Durante su época de florecimiento, esta puede alcanzar unos 30 centímetros de altura y sus flores adquieren una forma pomposa que es utilizada por decoradores para dar volumen a los jardines y arreglos florales.

Para cultivarla, debe organizarse su plantación en una zona que se encuentre a pleno sol o en zonas de semi sombra si se cultivan dentro de macetas. El momento  ideal para su cultivo es recomendablemente entre enero y marzo cuando generalmente el clima está a menos 2 C. El suelo a seleccionar debe ser un suelo suelto que sea húmedo para que la planta se desarrolle con normalidad.

Al momento de la siembre deberá mantenerse una distancia de 30 cm entre cada planta manteniendo un sistema de riego constante de dos veces por semana incluyendo una dosis de abono cada quince días para que la floración sea exitosa.

Durante su proceso de crecimiento es importante mantener la altura correcta de la planta y la distancia entre ellas (mínimo 20 cm) para que desarrolle su voluminosidad y frondosidad.

Para mejorar la floración y que esta crezca más larga, es importante corta sus puntas durante su etapa de juventud y así incrementar su densidad. Ya en esta etapa comienzan a florecer lo que es necesario regarla cada dos días y eliminar las flores marchitas para estimular la floración.

Beneficios del Ageratum houstonianum

También conocido en  algunos lugares como mastranto, hierba de san juan o celestina azul, esta es una planta que puede conseguirse en temporadas en la mayoría de los centros botánicos y casas naturistas.

Entre los beneficios asociados a su uso, se encuentran sus propiedades sedantes gracias a sus cualidades analgésicas y tranquilizantes que produce la infusión de sus hojas que ayudan a la recuperación de los espasmos musculares y los problemas de artritis.

También es ideal para mejorar algunos problemas digestivos como las flatulencias, diarreas o espasmos abdominales, además de ser un efectivo calmante de los cólicos menstruales.

Los dolores reumáticos también son aliviados cuando se aplica la infusión junto con alcohol, mientras que el jugo de la planta ayuda a evitar infecciones en heridas promoviendo la cicatrización rápida.

Por otro lado en la jardinería sus cualidades de ser una planta voluminosa y llamativa, la hace ideal para rellenar los jardines y combinarlas con plantas como la salvia que se realzan gracias a las tonalidades azuladas del Ageratum houstonianum.

Cuidados

flor mirada de cerca de la planta Ageratum houstonianum

Como toda planta que pasa por un proceso de crecimiento, esta debe tener una serie de cuidados, sobre todo si se observan irregularidades que puedan ser productos de enfermedades o plagas. Si notamos que la planta tiene una floración escasa esto se puede deber a la falta de luz solar por lo que se recomienda orientarlas por lo menos cinco horas a luz directa del sol.

La falta de humedad puede provocar que esta se vuelva marchita e incluso propicie la aparición de la araña roja, un insecto que provoca la decoloración de las hojas, por lo que es necesario evitar su aparición aplicando agua y jabón de potasa junto a otros insecticidas de origen orgánico.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.