Agricultura extensiva

Agricultura extensiva España

Existen muchos tipos de cultivo que no son el secano y el regadío y esto se incluyen en diversos tipos de agricultura. La agricultura extensiva es una de las más conocidas y practicadas en nuestro país. Se trata de un sistema de producción de cultivos que aprovechar mucho más el suelo y lo recursos naturales para poder producir a largo plazo. Al hacerlo de una forma más natural se necesitan parcelas con un gran número de hectáreas y que combinen lo recursos que ofrece la naturaleza con el propio trabajo de los agricultores.

En este artículo vamos a contarte todas las características, rendimiento, ventajas y diferencias de la agricultura extensiva.

Características principales

Estamos hablando de un sistema de producción de cultivos que utiliza una gran cantidad de hectáreas para combinar los recursos que ofrece la naturaleza con el trabajo del agricultor. De esta forma se consigue producir cultivos a gran escala pero sin explotar demasiado la naturaleza. De esta forma, se consigue llegar a producir cultivos con una velocidad que permite que el suelo se llegue a regenerar entre cosechas.

La producción aquí es más lenta y requiere de más espacio en la agricultura intensiva. Más tarde analizaremos las diferencias principales con la agricultura intensiva. La característica principal de la agricultura extensiva, como su propio nombre indica, es que se desarrolla en terrenos de gran extensión. Su producción por hectárea es mucho menor que la de los cultivos intensivos ya que no se aprovecha tanto el territorio ni se sobreexplota el suelo.

Otra de las características de la agricultura intensiva es que necesita de una menor cantidad de mano de obra. Apenas requiere de mucho maquinaria industrial para su explotación por lo que también ahora en material. La mayoría de esta agricultura recoge todos aquellos cultivos de secano que requieren un mantenimiento muy bajo. Es así como se aprovecha el territorio para poder extender los cultivos y sacar una buena producción.

Quizás la ventaja principal de este tipo de agricultura de que genera un menor impacto en el medioambiente ayudando en la regeneración del suelo de una cosecha a otra. El hecho de que la mayoría de los cultivos sean de secano permite que no exista una gran inversión en sistemas de regadío. Además, se suelen utilizar abonos orgánicos para mejorar las cosechas. Estos abonos no dañan en el suelo como los fertilizantes nitrogenados.

Principales cultivos de la agricultura extensiva

Estas variedades de cultivos son los más frecuentes el agricultura extensiva:

  • Los cereales: de aquí destacamos principalmente la vena, la cebada, el trigo y el centeno.
  • Legumbres: los más cultivados son los garbanzos y los guisantes.
  • Frutales: destacan el olivo y el almendro.
  • Viña: las viñas son uno de los cultivos extensivos más habituales en toda la zona del mediterráneo.
  • Hortalizas: hay algunas hortalizas como la cebolla y el melón que se cultivan en agricultura extensiva.

Como la mayoría de todos estos cultivos son de secano se limita bastante el uso de los recursos hídricos por parte del hombre. Se intenta aprovechar estos recursos a partir de naturaleza para poder ofrecerles una humedad necesaria en su desarrollo.

Ventajas de la agricultura extensiva

Agricultura extensiva

Una de las ventajas principales que tiene la agricultura extensiva es que ayuda a evitar la eutrofización de las aguas. Este proceso se debe por un vertido en exceso de nutrientes nitrogenados al suelo. Cuando ver tenemos gran cantidad de nutrientes en el suelo hacemos que se filtre y las aguas reciban gran cantidad de estos nutrientes. A causa de ello, existe una proliferación masiva de algas que acaban tapando la radiación solar incidente en el cuerpo de agua.

Al excederse en cantidad y no permitir que los rayos de sol puedan pasar a través de ellos, las algas de más abajo no pueden realizar la fotosíntesis por lo que acaban muriendo. Todo este proceso acaba en una eutrofización de las aguas. Se puede reconocer a simple vista ya que estas aguas poseen un color verde y está lleno de algas muertas. La agricultura extensiva ayuda a eliminar la eutrofización de las aguas ya que no existen vertidos de grandes cantidades de abonos nitrogenados.

Hay que tener en cuenta que las características de la agricultura extensiva en nuestro país permiten que los cultivos puedan ser trabajados por pocas personas. Esto hace que tan sólo se necesiten algunos recursos técnicos que son indispensables. Al no tener una productividad excesivamente alta, ofrecen un margen de beneficio suficiente pero no demasiado grande. También debemos tener en cuenta los conocimientos que se tienen a la hora de controlar los cultivos. Se asocia frecuentemente en la agricultura extensiva con la agricultura ecológica. Esta última es aquella que pretende reducir al mínimo impacto ambiental de los cultivos y su tratamiento.

Otro aspecto más positivo de agricultura extensiva es que llega a producir un mayor rendimiento en algunos cultivos. Un ejemplo de ello son los olivos. Las aceitunas pueden llegar a proporcionar más cantidad de aceite al no contener tanta agua. Es de vital importancia contar como ventaja que en este tipo de agricultura se tiene un gran ahorro de agua, siendo éste un factor indispensable en zonas y regiones donde no abundan los recursos hídricos. La agricultura extensiva ayuda a la evitar los procesos de desertización por sobreexplotación de las aguas.

Además, nos ayuda a conservar el suelo y aumentar la posibilidad de evitar cambios físicos en los frutos por la erosión que provoca el regadío.

Diferencias con la agricultura intensiva

Vamos a ver las diferencias principales entre los dos tipos de agricultura:

  • Las explotaciones extensivas requieren de parcelas de terreno mucho más amplia para poder conseguir la viabilidad de los cultivos.
  • Los cultivos intensivos requieren de mayor mano de obra para conseguir una buena producción y cosecha.
  • Aunque se recurra a insumos en la agricultura extensiva, principalmente se intenta aprovechar los recursos naturales. Por ello, se hacen menos dependientes de estos insumos.
  • La agricultura intensiva es mucho más artificial y llega a producir un mayor impacto en el medioambiente.
  • La inversión económica requerida para el trabajo de explotación intensiva es mucho mayor. Hay que tener en cuenta que el sistema de riego y la mano de obra es mucho más caro.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la agricultura extensiva.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.