Ajo elefante (Allium ampeloprasum var. ampeloprasum)

¿Has oído hablar del ajo elefante? Se trata de una planta que desarrolla bulbos bastante grandes; de hecho, casi triplican el tamaño del ajo común. Claro que, nuestro protagonista no es un verdadero ajo, pero no te preocupes: su mantenimiento es igualmente muy sencillo.

Eso sí, si piensas cultivarlo en maceta tendrás que elegir una cuanto más ancha y alta mejor. A continuación te contamos todo sobre este curioso alimento.

Origen y características del ajo elefante

El ajo elefante se cultiva más en el huerto

Imagen – Wikimedia/Lin linao

Se trata de una bulbosa perenne originaria de Asia Central cuyo nombre científico es Allium ampeloprasum var. ampeloprasum. Popularmente se le conoce como ajo chilote, ajo oriental, ajo blandino, ajo elefante o ajo de cabeza grande, y desarrolla bulbos de hasta 10 centímetros el cual se compone de varios dientes bastante grandes.

Puede alcanzar una altura de unos 70-100 centímetros. Las hojas son largas, con forma de lanza, de color verde-azulado, y planas. Sus flores se agrupan en inflorescencias redondeadas, y son muy pequeñas, de color blanco.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

Si te animas a cultivarlo, te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

El ajo chilote, al igual que la mayoría de especies del género Allium, precisa estar en una zona donde le dé el sol de manera directa, a ser posible durante todo el día.

Distancia entre plantas

Las flores del ajo elefante son blancas

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

No ocupa mucho espacio, pero para que pueda desarrollarse con total normalidad y alcanzar el tamaño adulto que se espera de ella, es importante que si se cultiva en el huerto se plante a una distancia de unos 30 centímetros de otros ejemplares.

Tierra

  • Huerto: la tierra ha de ser fértil y con buen drenaje ya que le perjudica mucho el encharcamiento.
  • Maceta: se aconseja rellenar con sustrato para huerto urbano (en venta aquí), pero puedes usar sustrato universal para plantas, mantillo, compost,… o cualquier otro que sea rico en materia orgánica. Lo único que debes tener presente es que debe de ser capaz de filtrar rápido el agua, por lo que si es necesario no dudes en mezclarlo con perlita, arlita o similares.

Riego

Moderado. Hay que regar cada vez que la tierra esté seca, evitando mojar las hojas.

Es muy aconsejable instalar un sistema de riego por goteo; de esta manera, el agua podrá salir con la fuerza adecuada y durante el tiempo que se estime oportuno, sin tener correr riesgos de que la planta se pudra.

Abonado

Durante toda la temporada. Aconsejamos abonar con productos orgánicos, como por ejemplo el guano que es muy rico en nutrientes y tiene una rápida eficacia, el compost que puedes hacer tú mismo en tu huerto, o estiércol de animales herbívoros que encontrarás a la venta en viveros o que incluso te pueden vender directamente en alguna granja.

Artículo relacionado:
¿Qué tipos de estiércol hay y cuáles son sus características?
Nota importante: si consigues estiércol fresco, déjalo al sol unos 10 días para que se seque, de lo contrario las raíces se podrían quemar, en especial si dicho estiércol es de aves.

Multiplicación

El ajo de elefante es fácil de cultivar

El ajo elefante se multiplica por semillas -rara vez, pues es difícil que salgan viables- y por bulbos en otoño preferentemente siguiendo este paso a paso:

Semillas

  1. Primero, rellena una bandeja de semillero con sustrato para semilleros (en venta aquí).
  2. Luego, riega a consciencia.
  3. Después, coloca un máximo de dos semillas en cada alvéolo y cúbrelas con una fina capa de sustrato.
  4. A continuación, vuelve a regar, esta vez con un pulverizador para humedecer la capa superficial de la tierra.
  5. Por último, introduce el semillero dentro de una bandeja sin agujeros y coloca todo en el exterior, en semisombra.

Cada vez que tengas que regar, rellena de agua la bandeja sin agujeros. Así las semillas, de ser viables, germinarán en unos 7 días.

Bulbos

La manera más fácil, segura, y rápida de conseguir nuevos ejemplares es separando los bulbitos y plantándolos en macetas individuales con sustrato para huerto urbano por ejemplo o en otras zonas del huerto, a pleno sol.

Plagas

Es vulnerable a los trips, pero se pueden tratar bien con tierra de diatomeas o jabón potásico.

Enfermedades

Puede verse afectado por los hongos como el mildiu, la roya, la botritis o la alternaria. Para evitarlo hay que controlar mucho los riegos, y usar tierras que tengan buen drenaje.

En caso de haber síntomas (manchas blanquecinas, rojizas, marrones o anaranjadas, polvo blanco o grisáceo, pudrición…) tratar con fungicida a base de cobre.

Recolección

Hay que cortar la vara floral para que el ajo elefante sea más grande

Imagen – Wikimedia/Lin linao

El ajo elefante se recolecta más o menos a los 200-240 días de la plantación. Para conseguir que sean algo más grandes, lo que se hace es quitar las varas florales en cuanto salgan.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -7ºC, pero tras la recolección se pueden sacar los bulbos del suelo o del sustrato y guardarlos en casa en un lugar seco y protegido de la luz directa.

¿Qué usos culinarios se le da al ajo elefante?

El sabor del ajo elefante es más suave que el del ajo común, y se dice que es más agradable. Puede consumirse crudo o cocinado, en los mismos platos que cualquier otro Allium: carnes, ensaladas, sopas…

¿Qué te ha parecido?

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   gladys dijo

    hola!! vivo en venezuela en zona caliente el clima aqui es semi arido puedo cultivar este ajo en este clima? por supuesto que lo sembraria en mazetas para el aprovechamiento del agua, cuales serian sus recomendaciones en mi caso, gracias!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Gladys.
      En maceta sí que se te dará. Pero tiene que ser lo más ancha y profunda posible, de unos 50cm o así, con agujeros para que salga el agua sobrante.

      Ponlo al sol y riega de vez en cuando, evitando que la tierra se seque demasiado.

      Y a disfrutar 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.