Alcanforero (Cinnamomum camphora)

El alcanforero es un bonito árbol fácil de cuidar y muy longevo. Su copa es tan ancha que da una excelente sombra, por lo que durante el verano se pueden hacer picnics sin tener que preocuparnos del sol.

Así que si dispones de un gran terreno y buscas una planta bonita, a continuación te contaré todo lo que debes de saber sobre el alcanforero.

Origen y características

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio -se mantiene siempreverde- originario de China, Japón y Taiwán. Es fácil encontrarlo también en zonas cálidas, tales como en las regiones costeras del Pacífico en los Estados Unidos. Su nombre científico es Cinnamomum camphora, aunque es más conocido como alcanforero.

Alcanza una altura de 20 metros, con una copa ancha de hasta 6-7m. Las hojas son alternas, pecioladas, de forma ovalada, coriáceas, y de color verde brillante. Las flores son de color blanco-amarillento, y aparecen a finales de primavera/comienzos de verano agrupadas en panículas corimbosas. El fruto es una baya de color rojizo que se torna negro al madurar.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Coloca tu alcanforero en el exterior, a pleno sol o a semisombra. Debido a sus dimensiones, es importante que esté a una distancia de 8 metros de cualquier construcción, tuberías, etc.

Riego

Se ha de regar 3 o 4 veces por semana en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano/comienzos de otoño con abonos orgánicos, como el guano, el compost, o el estiércol, una vez al mes.

Época de plantación

El alcanforero es un árbol que se debe de plantar en su ubicación definitiva a comienzos de primavera. Hay que tener mucho cuidado de no manipular mucho sus raíces ya que de lo contrario le costará superar el trasplante.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y por esquejes semileñosos en primavera. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Se ha de seguir este paso a paso:

  1. Primero, se rellena una bandeja de semillero (en venta aquí) con sustrato de cultivo universal (puedes conseguirlo aquí).
  2. Segundo, se riega de manera que el sustrato quede bien empapado.
  3. Tercero, se coloca un máximo de dos semillas en cada alvéolo, y se cubren con una fina capa de sustrato.
  4. Cuarto, se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  5. Quinto, se introduce la bandeja dentro de otra sin agujeros. Cada vez que se riegue, se llenará esta última bandeja casi hasta arriba.
  6. Por último, se coloca en el exterior, en semisombra.

Así, manteniendo el sustrato siempre húmedo, las semillas germinarán en aproximadamente un mes. Se podrá pasar a la ubicación definitiva en cuanto se le salgan raíces por el agujero de la bandeja de semillero.

Esquejes semileñosos

Se ha de seguir este paso a paso:

  1. Primero, se ha de recortar una rama de unos 40cm, utilizando para ello un serrucho previamente desinfectado con alcohol de farmacia.
  2. Segundo, se impregna la base con hormonas de enraizamiento en polvo o con enraizantes caseros.
  3. Tercero, se rellena una maceta con sustrato de cultivo universal.
  4. Cuarto, se hace un agujero en el centro, de unos 10cm.
  5. Quinto, se introduce el esqueje en ese agujero, y se rellena este con sustrato.
  6. Sexto, se riega.
  7. Séptimo, se coloca en el exterior, en semisombra.

Así, enraizará en 1-2 meses, pero insisto, hasta que no se le salgan las raíces por los agujeros de drenaje de la maceta no será nada recomendable trasplantarlo.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -12ºC, pero vegeta mejor en zonas cálidas.

¿Se puede cultivar en maceta?

La respuesta es… no. Es un árbol muy grande, que con el paso del tiempo a menos que se haga algo para evitarlo nos va a ”pedir” que lo plantemos en el suelo. Eso sumado a que no tolera demasiado bien los trasplantes, hace que sea difícil mantenerlo en maceta.

Pero también te voy a decir una cosa: yo misma tengo árboles que no debería tener en recipiente (Aesculus castanum, por ejemplo, o Fagus sylvatica), y están bien… de momento. Así que bueno, si te gustaría intentarlo, te recomiendo cuidar de la siguiente forma:

  • Ubicación: exterior, en semisombra o a pleno sol.
  • Sustrato: de cultivo universal.
  • Riego: 3 veces por semana en verano, menos el resto del año.
  • Poda: a finales de invierno, quitándole las ramas secas, enfermas o débiles, y recortando aquellas que estén creciendo demasiado. Lo ideal sería mantenerlo con una altura máxima de 2-3 metros.
  • Trasplante: cada 2 o 3 años, a principios de primavera.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

Es un árbol muy decorativo, ideal para jardines. Se puede tener como ejemplar aislado, formando pantallas, o como cortavientos.

Madera

La madera pulida se emplea para hacer muebles, acabados de interiores y en ebanistería.

Medicinal

De la destilación de la madera y de las hojas se obtiene el alcanfor, que se emplea como antiséptico y antirreumático.

¿Qué te ha parecido el alcanforero?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.