¿Qué es un alcorque?

El alcorque se hace para retener el agua

Imagen – Wikimedia/CarlosVdeHabsburgo

Tanto en las calles de nuestros pueblos y ciudades, como en los jardines, alrededor de los árboles y palmeras prácticamente siempre se hace un alcorque con el fin de retener el agua alrededor del tronco. De este modo, las raíces pueden aprovecharla, y el encargado de regar las plantas se evita malgastarla.

Sin embargo, es muy importante saber que hay que tener ciertas cosas en cuenta para que ese alcorque realmente esté bien hecho y cumpla con lo que se espera de él.

¿Cuáles son las características de un alcorque?

Se puede hacer un alcorque decorativo en la ciudad

Imagen – Flickr/Scott Miller

Un alcorque, o como se le conoce también, un cajete, es un agujero que se hace alrededor del tronco de una planta. En algunos casos, por ejemplo en las ciudades y en lugares donde el suelo está asfaltado o pavimentado de algún modo, el alcorque es la zona que se deja sin tocar alrededor del tronco. Por otro lado, en los jardines lo que se hace mucho es amontonar tierra o piedras alrededor, las cuales cumplen con la misma función.

¿Qué funciones tiene?

Además de retener el agua, tiene (o debería de tener) estas otras funciones:

  • Mantiene las raíces de la planta limpias y protegidas del pisoteo, y por lo tanto, de la compactación excesiva de la tierra, algo que podría impedir que se desarrollaran con normalidad.
  • Se puede evitar que el tronco resquebraje el suelo, sobre todo si la elección de la especie ha sido la adecuada considerando las características de dicho suelo y del clima de la zona.
  • Puede ser decorativo y, a la vez, práctico, ya que si se ponen piedras alrededor, por ejemplo, se consigue que la zona se vea más natural. Además, es interesante colocar también un cubrealcorque, el cual se hace con hierro, acero o madera, y en el que se puede inscribir frases o mensajes positivos o inspiradores por ejemplo. Este sirve para proteger el árbol, a la vez que permite a las personas pasar por él.

¿Qué tipos de alcorques hay?

De alcorques hay de dos tipos:

Alcorques silvestres

Son aquellos en los que se plantan flores y otras plantas de pequeño tamaño alrededor del tronco del árbol o palmera. Esto supone un embellecimiento extra de la zona, al mismo tiempo que contribuye a mejorar la calidad del aire que se respira.

Alcorques prefabricados

Como su propio nombre indica, son los que están hechos por el ser humano. Pueden ser de hierro, de hormigón, o de acero. Y pueden tener distintos diseños: los hay redondeados, otros rectangulares; algunos tienen el aspecto de una rejilla, en cambio otros tienen agujeritos cuadrados.

¿Cómo hacer un alcorque?

Los árboles en la acera necesitan un alcorque

En algunas ocasiones, el borde de la acera sirve de alcorque.

Para que un alcorque sea útil, es muy necesario planificar bien qué plantas se van a poner en la zona. Por eso, antes de hablarte sobre él, vamos a darte unos cuantos consejos para elegir correctamente las especies:

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir la planta

Infórmate sobre sus características

Hay muchos tipos de plantas, pero es bastante habitual que se planten las mismas una y otra vez, tanto en los jardines como en las calles. Y esto no siempre está bien, porque hay algunas que crecen más de lo que deberían, levantando con el tiempo el suelo o incluso llegando a romperlo.

Así pues, debes averiguar que tamaño tendrán una vez que lleguen a la edad adulta; y no me refiero solo a la altura porque esta, a veces, se controla bien con las podas, sino más bien a la anchura del tronco. Si queremos dejar de ver árboles y palmeras creciendo en espacios reducidos este trabajo de investigación resulta fundamental.

Conoce el clima de tu zona y el suelo donde quieres plantar

Experimentar está genial, pero hay que hacerlo con cabeza. Es decir, poner un flamboyán en un clima donde se registran heladas, no solo es una locura sino que también te hará perder dinero y tiempo. Y eso por no hablar de que no es la mejor especie para una calle estrecha, puesto que su copa es aparasolada y bastante amplia. Por ello, para evitar problemas, tienes que conocer un poco el clima que hay en tu zona: temperaturas máxima y mínima, cuándo y cuánto llueve, humedad ambiental, viento.

No se trata de que te hagas meteorólogo si no quieres, pero debes tener presente que dependiendo del clima podrán crecer unas plantas u otras. Y, también, es necesario que sepas qué tipo de suelo tienes: ¿es arcilloso?, ¿arenoso? ¿Se ha mezclado con escombros (cosa que pasa en una ciudad) o es ‘puro’? Hay ciertos árboles que crecen en suelos muy pobres, como la Tipuana tipu o las Acacia, pero hay otros como el Celtis o los Cercis que quieren que el terreno sea fértil y con buen drenaje.

Cosas a tener en cuenta al hacer un alcorque

Zona donde está o estará la planta

No es lo mismo hacer un alcorque para un árbol de un jardín privado, que hacer uno para una planta en una ciudad. En un jardín, este se puede hacer de tierra o piedras por ejemplo, pero en una vía pública hay que tener en cuenta el tráfico, tanto de personas como de vehículos, que pasan por esa zona.

Así pues, en este último caso el uso de cubrealcorques será muy recomendable, ya que se podrá circular sin causarle ningún daño a la planta.

Tamaño adulto y edad actual de la planta

Independientemente de qué tamaño tenga ahora el árbol o palmera que vayas a plantar, es muy importante que el alcorque sea ancho. La anchura total va a ser mayor o menor dependiendo de la especie una vez que llegue a la edad adulta. Por ejemplo, una Phoenix canariensis, la cual puede llegar tener un tronco de hasta 60 centímetros en la base, debe de poder crecer sin problemas con un alcorque con ese diámetro como mínimo.

Es un error, y bastante grave porque puede llevar a la muerte de la planta, hacer alcorques muy pequeños, e incluso el cubrirlos con hormigón casi por completo, dejando apenas unos centímetros entre el tronco y dicho hormigón. Y es que, las plantas, todas sin excepción, necesitan aire además de agua, y este no llegará a sus raíces con un suelo de hormigón.

Diseños de alcorques en la ciudad

Sabes qué es un alcorque, su función, y cómo ha de ser para que sea funcional, pero… ¿y si te dijera que pueden utilizarse para mejorar las ciudades, dándoles un toque diferente y más vivo?

En el caso de que no me creas, o de que busques ideas, aquí tienes una muestra:

Césped

La colocación de césped puede ser buena idea

El césped, sea natural o artificial, es bonito y mantiene las raíces correctamente aireadas. Tolera bien las pisadas, y además embellece la ciudad. Sin duda, es una opción muy recomendable para poner en una avenida o calle con palmeras.

Arena y caucho decorativos

El uso de gravilla como alcorque puede decorar la calle

Hoy en día encuentras arena decorativa de distintos colores: blanco, marrón, rojizo, gris. También venden planchas de caucho, que permiten respirar a las raíces. Son fáciles de poner y de quitar, en caso de que la planta crezca más de lo esperado.

Alcorques de madera para los gigantes

Los alcorques pueden ser de madera

Imagen – Wikimedia/ChristianeB

Si hay una planta majestuosa en la ciudad, merece la pena protegerla. Hay muchas maneras de hacerlo, pero nosotros te recomendamos usar alcorques de madera, ya que le van a dar un aspecto mucho más natural. Además, si colocas una plancha ancha, de unos 35 centímetros como mínimo, servirá como asiento.

¿Qué te ha parecido este tema?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.