Cómo alejar a las serpientes del jardín

Las serpientes son reptiles que pueden vivir en el jardín

Es bien sabido por aquellos que poseen jardines y espacios naturales en sus hogares, que las plagas son una gran molestia cuando no son tratadas adecuadamente o a tiempo. Algunas son tan simples que con un par de días o semanas pueden ser controladas, pero están aquellas plagas de las que realmente dificulta su control y desaparición.

Tal es el caso de las serpientes. Estos animales de cuerpo alargado y delgado han sido para muchas culturas la representación del mal, no en vano, hay muchas especies cuyo veneno es mortal, como el de la Cobra Real o el de la víbora Russell.

Zonas donde pueden aparecer las serpientes

Las serpientes pueden dar problemas en un jardín

Y por más increíble que pueda parecerte, un jardín que posee ciertas características de follaje, humedad y recolecta las condiciones necesarias para albergar vida, es muy pero muy probable que haya una serpiente en tu jardín.

Pero ojo, esto no significa que el animal que ha invadido tu espacio natural sea venenoso. Todo depende mucho del lugar o sitio en el que te encuentres. Ya que dependiendo de la zona, las especies de serpiente variarán muchísimo. Así como tu jardín puede atraer a una serpiente venenosa, también puede ser el lugar perfecto para una que no posee veneno en sus colmillos.

Y aunque la mayoría vive en climas tropicales y subtropicales, también encontramos algunas en regiones algo más norteñas. Así pues, veamos cómo alejar a las serpientes del jardín.

Identifica las serpientes de tu región

Conocer las serpientes que viven en tu zona te ayudará a estar más tranquilo/a, ya que sabrás a cuáles debes mantener alejadas y cuáles puedes dejar que vivan en tu jardín. En el caso de que vivas en España, debes saber que las más venenosas son:

Víbora del Pirineo (Vipera aspis)

Vista de la Vipera aspis

Imagen – Wikimedia/Felix Reimann

Se encuentra por toda la zona pirenaica. El veneno de esta serpiente puede matar a niños y ancianos, por lo que hay que mantenerse alejados lo máximo posible.

Para que se te haga mucho más fácil identificar esta especie, tienes que conocer los siguientes detalles:

  • El tamaño de esta serpiente puede llegar a medir hasta casi un metro de largo, pero por lo general su tamaño se ubica entre los 60 y 70 cm de longitud.
  • La cabeza tiene un aspecto triangular y su boca u hocico tiene una elevación ligera.
  • En la serpiente macho se puede encontrar mayor cantidad de manchas en su cuerpo que en las hembras.
  • Son serpientes que prefieren vivir en zonas frías y tienen un periodo de actividad de solo 6 meses.
  • Se suelen encontrar en zonas que no están muy por encima del nivel del mar.
  • Si no se controla y se erradica rápidamente, puede aumentar su número velozmente.
  • Se alimentan de pequeños roedores y aves pequeñas, y comen una presa cada 4 semanas aproximadamente.

Víbora Cantábrica (Vipera seoanei)

Esta especie la puedes encontrar desde Galicia a los Pirineos, y la verdad es que una vez veas a esta serpiente, seguramente te lleves un buen susto por su aspecto amenazante. Esta es una víbora de tamaño mediano, si se le compara a la mayoría de otras especies europeas.

El tamaño estándar de este animal ronda los 60 cm de longitud. Su cola tan solo representa un 15% de su cuerpo y aunque su aparición mayormente se da en Galicia y los Pirineos, también se puede encontrar en todo el norte de España.

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Vive en toda la península ibérica. Su veneno es menos tóxico que el de las dos anteriores, pero es la que más ataques a humanos produce.

Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus)

Culebra bastarda

Se la encuentra en todo el país, excepto en el norte de la península. Es mucho menos venenosa que las víboras.

Culebra cogulla (Macroprotodon brevis)

Se la encuentra en la mitad sur de la península y en Baleares. Si se le molesta puede llegar a ser muy agresiva, pero su veneno no es muy potente.

Ahora bien, en este punto conoces las múltiples especies que existen en España y las que son propensas a aparecer en tu jardín. Es momento de pasar a las diferentes formas de lidiar con estas serpientes.

Formas de lidiar con las serpientes en el hogar

Provoca vibraciones

Para mantener alejadas las serpientes del jardín no hay nada como pasar el cortacésped. Las vibraciones provocadas con éste enseguida serán detectadas por los reptiles, los cuales se marcharán.

La razón que se esconde detrás de este método tan simple, es que las serpientes son muy susceptibles a las vibraciones que sienten en la tierra. Dependiendo del nivel de vibración, estas pueden estimar si algo grande se acerca o si es algo con lo que ellas pueden lidiar.

Así que no solo dependen únicamente de su olfato para rastrear una presa una vez la hayan mordido, sino que también son muy perceptivas y/o sensoriales.

Lo recomendable es pasar el cortacésped por tu jardín todas las semanas si es posible. Además de esto, tienes que asegurarte que los arbustos que tengas no sean muy bajos o estén demasiado frondosos o que a simple vista se nota lo descuidados que están.

En caso de no darle el mantenimiento adecuado, este se puede convertir en el lugar perfecto para un nido de serpientes.

Limpiar zonas específicas

A veces deberás de limpiar algunas zonas para evitar serpientes

Obviamente no cualquier lugar será ideal para las serpientes, sin importar la clase que se trate. Existen lugares dentro del hogar y fuera de este que se convierten en el lugar perfecto para que estas puedan vivir y desarrollarse. Por eso tienes que enfocarte en mantener limpio los siguientes lugares:

  • Zonas de césped o malas hierbas que han logrado adquirir una gran altura que sobrepasa los 50 cm de alto.
  • Gran densidad de follaje junto, ya sea follaje vivo o muerto.
  • Arbustos sin el cuidado y mantenimiento adecuado que puede servir como guarida y medio de caza para las serpientes.

Básicamente es eliminar todos aquellos potenciales aspectos que contribuyen a la aparición de serpientes de todo tipo.

Es que imagina que tienes varios neumáticos tirados en un rincón en tu jardín. Ten por seguro que en algún momento se convertirá en el hogar de algún tipo de serpiente, según en lugar donde vivas.

Pero si no quieres hacer la mayoría de estas cosas, algo muy fácil que puedes hacer es pavimentar el suelo de tu jardín completamente y dejar solo el espacio necesario para colocar tus plantas.

Ten en cuenta que pavimentar el jardín no implica que debas cortar una planta de raíz, puedes hacer esto y mantener tus plantas intactas.

Usa un repelente químico

Hoy en día contamos con repelentes químicos que usados correctamente, mantendrán tu jardín libre de serpientes. Eso sí, hay algunos que son más apropiados que otros para algunas especies, por lo que hay que investigar un poco cuáles son las que hay en la zona.

De igual forma, si no tienes la manera de comprar un repelente contra serpientes, tienes la opción de utilizar alternativas naturales como lo pueden ser algunas especies de plantas.

Entre ellas podemos mencionar:

●       Caléndulas.

●       Lemongrass.

●       La cebolla y ajo.

Puede que sean efectivas como puede que no. Solo debes buscar un poco de información de las serpientes que suelen verse en la zona en donde vives y en función de ello, elegir la planta que mejor funcione.

La razón de utilizar plantas como estas se debe a que desprenden un aroma que es desagradable para estos animales. Por consiguiente, un cultivo o jardín que posea plantas con aromas fuertes y penetrantes para serpientes, será una forma efectiva de lidiar con ellas.

Otras alternativas por las que puedes optar que tienen excelentes resultados son:

El diésel

Por el fuerte olor que desprende este líquido. Es más, no solo las serpientes reaccionaron negativamente en presencia de diésel, sino que también cualquier tipo de vida.

Por lo que deberás utilizarla cuidadosamente para no dañar a la fauna que se puede desarrollar en tu jardín.

La lejía

Este es otro de los productos que también ofrece un gran resultado para espantar a las serpientes.

El detalle está en que si tocas directamente la lejía, es altamente probable que te causes problemas en la piel y termines quemándote. Para que te hagas una idea de su potencial, combinar un poco de lejía con agua puede hacer que la solución alcance unos 200°C.

Coloca trampas

A veces puede ser necesario colocar trampas

Si ya has visto alguna o sabes que por la zona hay, puedes colocar trampas mecánicas para evitar que se acerquen demasiado al hogar o al jardín.

Pero antes de ponerlas, es importante que contactes con una agencia de protección de animales salvajes para cumplir con el procedimiento legal y de seguridad. Actualmente puedes elegir entre dos opciones de trampas. La primera de ellas funciona a base de pegamento y la otra es una trampa viva.

En cuanto a las trampas de pegamento, poseen el tamaño suficiente como para atrapar una serpiente de casi 80 cm de largo. Lo bueno es que también es efectiva para atrapar ratas y ratones, los cuales son animales considerados como fuente de alimento principal para las serpientes.

Por otro lado, las trampas vivas clásicas tienen mayor uso que las anteriores, puesto que son reutilizables, las trampas de pegamento una vez que atrapan al animal, quedan inservibles.

El único detalle que existe para que esta segunda trampa funcione es utilizar un cebo. Así que si te estás imaginando una jaula como medio para atrapar estos animales, estás en todo lo correcto.

Esta última opción es recomendable para aquellas personas que no les gusta dañar a los animales ni causarles ningún tipo de dolor físico, por lo que si se emplea correctamente, puede ser muy efectiva.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.