Aloe arborescens

De la familia de los Aloe y prima del aloe vera, hoy vamos a hablar del Aloe arborescens. Se trata de una de las doscientas variedades de la planta Aloe. Esta planta es muy conocida por tener grandes propiedades medicinales. Se asemeja a un cactus y produce flores de color rojas preciosas en invierno.

Esta es una planta digna de tener por sus grandes propiedades. Si quieres aprender a cuidarla y conocerla en profundidad, no tienes más que seguir leyendo 🙂

Características generales

Es originaria de Sudáfrica. Tiene características bastante destacables para proporcionar al cuerpo humano con una completa gama de fitonutrientes. Además, posee propiedades nutracéuticas para mantener el sistema inmunológico más saludable. Nos ayuda enormemente a eliminar partículas de desecho que el cuerpo va almacenando por defecto. Cuando nuestro cuerpo está alterado, el Aloe arborescens vuelve al cuerpo a un estado  y funciones normales.

Es una planta bastante conocida en la costa mediterránea. Se puede multiplicar y crecer a un ritmo acelerado sin ningún tipo de cuidado. Lo mismo ocurre con el resto de aloes de su familia. Esto la hace ser muy utilizada en jardinería.

También es conocida por el nombre de pulpo. A diferencia del resto de los Aloes crece en forma de arbusto. Puede alcanzar hasta 4 metros de altura, lo que le convierte en toda un arbusto enorme. Sus hojas crecen en forma de roseta y son alargadas y carnosas.

Las flores son de color naranja escarlata intenso, suelen estar erectas y cuando se abren se inclinan hacia abajo. En cuanto a su fruto, lo tiene contenido en una cápsula y suele tener bastantes semillas. La floración tiene lugar en invierno.

Necesidades de cultivo

Para que este ejemplar crezca correctamente necesita un terreno arenoso que tenga buen drenaje. Si no queremos que comience a marchitarse y acabe por pudrirse, debemos evitar el exceso de agua. Regándolo en abundancia hasta empaparlo completo lo único que logramos es hacer que corra peligro. Es bastante resistente a la sequía, por lo que si vemos que está seco, no debemos preocuparnos mucho.

En cuanto a la cantidad de luz que necesita, es mejor tenerlas a la luz directa o semisombra. Si no está recibiendo toda la luz que necesita, se pondrá de color marrón. Este es un indicativo de que la planta no está totalmente sana. Nos ayudará a saber si los cuidados que le estamos dando son los ideales.

Muchos jardineros aficionados piensan que las plantas requieren de muchos nutrientes. Por ello, utilizan grandes cantidades de abonos nitrogenados. Sin embargo, el Aloe arborescens no necesita de abono. Con utilizar algunos fertilizantes en la época de crecimiento primaveral es suficiente.

Para no ahogarlo innecesariamente, basta con regarlo una vez por semana. Pero solamente se tiene que regar en verano. En invierno puede aguantar con la humedad del ambiente y el agua de lluvia.

Si vives en una región más fría, debes tener en cuenta que no resiste heladas de hasta -4 grados. Por debajo de estas temperaturas morirá. Si queremos reproducir la planta se puede realizar a través de semillas y esquejes. Se puede colocar y adaptar perfectamente tanto en macetas, como en balcones y jardines.

Todas estas características hacen que el Aloe arborescens sea muy utilizado.

Usos medicinales del Aloe arborescens

Como se ha mencionado antes, esta planta tiene características muy beneficiosas para la salud. Debido a sus hojas estrechas y por su menor cantidad de gel, no es utilizada apenas de forma industrial. Sin embargo, para uso doméstico puede venir muy bien.

Es ideal para los siguientes usos:

  • Funciona como un antibiótico, astringente, humectante, antiinflamatorio de la piel.
  • Es excelente para el tratamiento de las quemaduras de diversos tipos. Esto se debe a que favorece la cicatrización y reduce el crecimiento microbiano.
  • Para aquellas personas con acné, esta planta alivia las picaduras de insectos, eczemas y heridas. También es bueno para evitar las arrugas y la resequedad. Se considera, junto con el Aloe vera como uno de los mejores productos cosméticos naturales.
  • Es excelente para el cuidado del cabello.
  • Ayuda a mantener el sistema inmunológico saludable.
  • Permite la eliminación de las partículas de desecho en el cuerpo y a desintoxicar.
  • Es excelente para el tratamiento del estreñimiento, gastritis y úlceras.
  • Combate y alivia las hemorroides.
  • Es ideal para los golpes musculares y las torceduras.
  • Mejora los efectos de la quimioterapia.

Si queremos obtener los beneficios de esta planta pulpo necesitamos aplicarlos en cremas, líquidos para masajear, lociones del cuerpo, mascarillas para la piel o limpiadores faciales. Estos productos están fabricados a partir del gel que se obtiene de sus hojas.

Uso ornamental

A parte de sus usos medicinales también se utiliza como ornamentación. Su flor tiene un color muy intenso y precioso que la hace ser toda una herramienta decorativa. Si la colocas en el jardín tendrás un gran paisaje con un mantenimiento bastante sencillo.

Además, esta planta viene perfecta si quieres atraer insectos como mariposas y abejas que polinicen otras plantas. Estos insectos se ven atraídos por el sabor del delicioso néctar. También atrae a algunas aves.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.