Alternariosis

Alternaria en el tomate

Una de las enfermedades que suele atacar a los cultivos y plantas ornamentales del jardín es la alternariosis. Se le conoce también por otros nombres comunes como negrón o alternaria. Se trata de una enfermedad basada en el ataque por hongos del género Alternaria. Suele afectar, entre otras plantas, al cultivo del tomate con bastante frecuencia, en berenjenas y patatas. Por ello, es una enfermedad bastante interesante de conocer y de saber tratar, dado que aparece cuando el cultivo está avanzado y suele confundirse con algunos de los signos de maduración de los mismos.

En este post vamos a explicarte cómo debes identificar la alternariosis en tus cultivos, cómo prevenirla y qué debes hacer para tratarla.

Características principales

alternariosis

Lo primero es conocer qué es esta enfermedad y cómo actúa. El negrón se ve favorecida por periodos donde la humedad es más alta y en los que hay sequía. Estas condiciones tienen que darse, a su vez, con unas temperaturas superiores a los 20 grados. Este hongo protagonista de la alternariosis se ha ido extendiendo por todo el mundo, aunque se le daba poca importancia en la antigüedad. Dado que los síntomas principales eran asociados a la senescencia de la planta, no se le daba demasiada importancia y no era considerado una enfermedad.

Sin embargo, en la actualidad hay mucho más conocimiento sobre ello y se sabe que se producen daños. Por ello, tiene la atención puesta y se le da la importancia que requiere. Se trata de un grupo de hongos que no tiene ciclo sexual. Su multiplicación es meramente vegetativa a través de las formaciones de micelas que se repletan de conidios. Estos hongos, si los observas de cerca, parecen un tapiz de fieltro de color negro.

Causa enfermedades en muchas plantas, tanto en las que son anuales como las perennes. Su control se suele hacer a partir de fungicidas químicos para evitar el daño en las cosechas.

Síntomas de la alternariosis

Alternaria en las hojas

Para reconocer si tu cultivo tiene signos de madurez o es esta enfermedad, vamos a enumerarte los síntomas principales de cómo debes reconocerlo primero. Lo más importante es ver las partes donde los síntomas se manifiestan con más intensidad. Podemos encontrar varios:

  • Síntomas en las hojas. Cuando los síntomas se ven en las hojas de nuestro cultivo, podemos identificarlo al ver unas manchas concéntricas de color amarronado. Normalmente, afecta a las hojas más viejas. Por ello, se suele pensar que es cosa de la madurez de las hojas y el paso del tiempo. Si las condiciones son favorables para ellos, las manchas se extenderán poco a poco por toda la planta. Cuando estas manchas circulares se van incrementando y extendiendo por toda la planta, llegan a las principales zonas nerviosas de la hoja. En la mayoría de las hojas, van creciendo alrededor de la floración y se incrementa conforme la planta entera va madurando. Llegan al punto de juntarse y crear un deterioro que provoca la muerte de la planta completa.
  • Síntomas en tubérculos. Cuando la alternariosis ataca a los tubérculos, vemos que genera diferentes lesiones superficiales de color oscuro. Estas lesiones se hunden de manera irregular y presentan bordes de color bronceado. No llegan a pudrir al tubérculo, pero deterioran el aspecto por completo.
  • Desarrollo de la enfermedad. Para reconocer los síntomas cuando la enfermedad se está desarrollando, tenemos que analizar si las condiciones más propicias para ellos se están dando. Sobreviven fácilmente en los rastrojos de los cultivos y se ligan a la humedad de la planta. Cuando hay humedad y temperaturas sobre los 20-25 grados o superior, la enfermedad se extiende más. Lo miso cuando hay alguna tormenta o riesgos matutinos por aspersión.

Cómo prevenirla

Manchas de la alternariosis

Al ver los efectos que pueden tener en nuestros cultivos, queremos detenerla cuanto antes. El mejor método para tratarla, al igual que se hace con otras enfermedades producidas por hongos, es prevenir. Prevenir es lo mejor que se puede hacer en muchas ocasiones. Es decir, no darles las condiciones ideales para que puedan crecer y hacer de las suyas. Vamos a decirte cómo:

  • Cuando tengas restos de vegetales después de la cosecha de los cultivos, es mejor removerlos para evitar que la humedad se acumule.
  • Hay semillas de tubérculos que vienen garantizadas para que tengan un buen estado de salud.
  • No recolectes los tubérculos antes de tiempo. Mejor déjalos madurar adecuadamente. De esta forma, evitamos que haya daños durante la cosecha.
  • La rotación de cultivos es una de las mejores opciones para evitar la alternariosis. Además, mantendremos sana la vegetación y le podremos aportar nutrientes suficientes a los cultivos a la vez que dejamos “descansar” al suelo.

Tratamiento de la alternariosis

Afeccion por el negrón

Las plantas que no están bien alimentadas y mal cuidadas tendrán una tendencia mayor a padecer de esta enfermedad. Cada 10-15 días es recomendable aplicar fungicidas para evitar su aparición o tratarla una vez ha aparecido. Estos fungicidas pueden ser el Maneb, el Zineb, el Mancozeb, el Benzimidazoles, entre otros. El oxicloruro de cobre cada 15 días está certificado que es uno de los mejores tratamientos.

Aunque hay variedades de tomate y de otros cultivos que son más resistentes, no hay ninguna que sea capaz de resistir completamente. Por ello, el método más eficaz es emplear fungicidas preventivos como el Clorotalonil, el Mancozed y el Estrobilurina. También deben tener en cuenta las recomendaciones anteriores para la prevención. Seguro que con todo esto, consiguen evitar que el negrón ataque a vuestros cultivos.

La vigilancia es otro factor importante a tener en cuenta. Si tienes un riego por aspersión, es normal que la humedad aumente y des a os hongos las condiciones ideales para que puedan desarrollarse con más facilidad. Por ello, es importante vigilarlos cada una o dos semanas para asegurarte que no están proliferando. Revisa bien las hojas tanto en el haz como el envés para saber si se están desarrollando. Si comienzan a salir, es mejor empezar a tratarlas y, de ese momento en adelante, regar más temprano para que las plantas se puedan airear bien. Emplea semillas que estén sanas, aumenta la cantidad de materia orgánica en el suelo y no olvides que los nematodos también hay que controlarlos.

Espero que con esta información puedas saber más sobre la alternariosis y su tratamiento.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.