Aliso (Alyssum)

Las flores del Alyssum son muy decorativas

Las plantas del género Alyssum son muy interesantes para los jardines, especialmente cuando ya vas viendo que te quedan muy pocos espacios vacíos; aunque también se pueden cultivar en maceta. Y es que su tamaño es reducido, y sus flores… ¡sus flores son una maravilla! 😉

Conocer sus características y sus cuidados te será de gran utilidad para saber dónde debes de poner tus ejemplares. Así que aquí tienes su ficha completa.

Origen y características

El Alyssum es una magnífica planta de jardín

Los Alyssum son un género de unas 170 especies de plantas anuales o anuales, herbáceas o rara vez arbustos de poca altura, que crecen entre los 10 y los 100cm. Son nativos de Europa, Asia y el norte de África, encontrándose sobretodo en la región Mediterránea. Las hojas son oblongo ovoideas, y producen flores de color amarillo, blanco, rosa o púrpura.

Especies

Las principales especies son:

  • Alyssum serpyllifolium: es endémica de Argelia, Marruecos, Francia, Portugal y España. Es una hierba perenne, leñosa, que produce flores amarillas. Su altura máxima es de 30-35cm.
  • Alyssum granatense: es una planta conocida como espiguilla de oro originaria del centro y sur de la Península Ibérica. Crece entre los 5 y los 12cm de altura, y produce flores de color amarillo-claro.

El Alyssum maritimum es el nombre científico antiguo de la Lobularia maritima, conocida también como aliso de mar o alyssum dulce. Es una planta anual o perenne dependiendo del clima, que alcanza los 30 centímetros de altura y produce flores blancas o violetas. Es nativa de la región Mediterránea y de la Macaronesia, y se utiliza como planta medicinal por ser diurética y por ayudar a eliminar los cálculos renales.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de aliso, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Se tiene que colocar en el exterior, a pleno sol.

Tierra

El Alyssum montanum es una hierba de flores amarillas

  • Maceta: al ser muy adaptable, puedes usar sustrato de cultivo universal sin problema. Pero si quieres mezcla 50% de mantillo + 30% de perlita + 20% humus de lombriz.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos, siempre que sea de neutros a arcillosos y tengan buen drenaje.

Riego

El riego es una de las tareas que más cuesta dominar. Cuando además te dicen que es mucho más fácil perder a una planta si la riegas en exceso, lo que suele pasar es que regamos… pero poco. Y eso tampoco es bueno. Así pues, para conseguir que tu Alyssum crezca bien, es necesario saber cuándo regarlo.

Durante el verano, como suele ser una estación muy calurosa y seca en muchos puntos, tendrás que regar muy seguido, pero el resto del año no tanto. Para que no haya lugar a dudas, lo más aconsejable es comprobar la humedad de la tierra, por ejemplo con un medidor de humedad digital, o introduciendo un palo delgado de madera (si al extraerlo sale prácticamente limpio, riega; en caso contrario no riegues).

Abonado

Guano líquido, un abono perfecto para tus Alyssum

Guano líquido

Si está plantado en el jardín, no es necesario abonarlo; en cambio, si lo tienes en maceta, te aconsejo abonarlo una vez al mes con abonos orgánicos, como puede ser el guano (líquido) que puedes conseguir aquí. No te olvides de seguir las indicaciones especificadas en el envase ya que, aunque es natural existe riesgo de sobredosis ya que está muy concentrado.

Multiplicación

El Alysssum se multiplica por semillas en primavera y las especies arbustivas también por esquejes tras la floración. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar un semillero (como este de aquí) con sustrato de cultivo de universal.
  2. Luego, se siembran las semillas, colocando un máximo de dos en cada alvéolo.
  3. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato.
  4. Por último, se riega y se coloca en el exterior, a pleno sol.

Así germinarán en 2 o 3 semanas.

Esquejes

Cuando las flores se hayan marchitado, corta un trozo de unos 30 centímetros, impregna la base con hormonas de enraizamiento o enraizantes caseros, y luego plántalo en una maceta con vermiculita previamente regada.

Si todo va bien, emitirá sus propias raíces al cabo de un mes.

Plagas y enfermedades

Es una planta muy resistente a las habituales plagas y enfermedades, pero si las condiciones de cultivo no son las adecuadas puede verse afectada por cochinillas, pulgones, y si se riega en exceso, por hongos. Los dos primeros se combaten con jabón potásico (en venta aquí) o tierra de diatomeas (consíguela aquí), y el último con cobre o azufre en primavera y otoño.

Poda

No la necesita. Quizás solo cortar las flores marchitas y las hojas secas con unas tijeras -por ejemplo como las de coser, o las infantiles- previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o unas gotas de lavavajillas y agua.

Rusticidad

Las flores del Alyssum son muy decorativas

Dependerá de la especie, pero en principio resisten heladas débiles de hasta los -7ºC.

¿Qué te ha parecido el Alyssum? ¿Habías oído hablar de esta planta? Si te animas a tener un ejemplar, ¡disfrútalo! 😉

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.