Amapola de California, una pequeña pero muy decorativa planta

Dos amapolas de California naranjas

Seguramente hayas visto alguna vez la amapola común, esa delicada flor de cuatro pétalos rojos que con sólo una brisa se descompone. Pues bien, aunque es muy bonita, nuestra protagonista no se queda atrás. Es originaria de California, por lo que se la conoce por el nombre de Amapola de California.

Se trata de una pequeña hierba perfecta para crear auténticas alfombras de colores suaves y alegres. Su mantenimiento es muy sencillo, así que no tendrás que preocuparte por nada.

Características de la Amapola de California

Eschscholzia california, amapola californiana en hábitat

Esta preciosa flor, cuyo nombre científico es Eschscholzia californica, es conocida por los nombres de campanilla, dedal de oro, raso, fernandos y rasete. Se trata de una planta herbácea que se comporta como vivaz, anual o perenne dependiendo del clima de una zona y de la disponibilidad de agua que tenga. Aunque es originaria de California, hoy en día se ha naturalizado en las regiones templadas de América y de Europa. En España, se puede encontrar en algunos puntos de la península, y en los archipiélagos canario y balear.

Llega a medir entre 30 y 60cm de altura, y sus hojas son pinnatisectas o pinnatipartidas. Las flores, sin duda su principal atractivo, tienen cuatro pétalos amarillos o anaranjados. Son solitarias y bastante grandes, de hasta 3cm de diámetro. Una vez que las abejas u otro insecto polinizador se encarga de pasar el polen de una flor a otra, el óvulo fecundado comienza a ”hincharse” a medida que se convierte en fruto. Cuando termina de desarrollarse, éste será una cápsula recta y glabra que medirá entre 7 y 10cm en cuyo interior se encontrarán semillas globulosas.

Guía de cultivo

Semillas de la Eschscholzia californica o amapola de California

¿Te apetece tener algunas amapolas de California? Toma nota de nuestros consejos:

Siembra

Las semillas de esta planta se deben de adquirir en primavera y sembrarse ese mismo día, pues su periodo de viabilidad es corto. Se hace de la siguiente manera:

  1. Lo primero que te recomendamos es que las introduzcas en un vaso con agua durante 24h. Al día siguiente, podrás saber las que con toda probabilidad germinarán (que serán las que se hundan) y las que no.
  2. Al día siguiente, puedes sembrarlas en bandejas de semillero o en macetas con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita enterrándolas sólo lo suficiente para que no pueda llevárselas el viento. Es importante que dejes una distancia de, al menos, 5cm entre ellas para que así pueden crecer bien.
  3. Después, dale un riego generoso y coloca el semillero o la maceta en una exposición soleada.

Germinarán muy pronto, al cabo de 7-10 días. Pueden tardar 15 días como mucho.

Trasplante

Amapolas californianas en flor

Cuando los plantines tengan un tamaño manipulable, es decir, cuando midan unos 5cm más o menos, será el momento de pasarlos a macetas mayores o, si se prefiere, al jardín. ¿Cómo proceder en cada caso? Así:

Cambio de maceta

  1. Has de extraer con cuidado el plantín del semillero.
  2. Después, rellena la nueva maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita, y con un par de dedos juntos haz un pequeño agujero justo en el centro.
  3. Ahora, introduce el cepellón de raíces del plantín en él, y termina de rellenar la maceta. Eso sí, es importante que la planta quede sólo un poco por debajo del borde del tiesto.
  4. Para terminar, quedará darle un buen riego y colocarla en una zona donde no le dé el sol directo hasta que no le veas crecimiento.

Plantar en el jardín

  1. Como son plantas pequeñas, lo primero que te aconsejamos es que señalices la zona donde vas a poner tus amapolas. Para ellos, puedes usar cañas de bambú, por ejemplo.
  2. Una vez hecho, tienes que quitar las piedras y las hierbas, y nivelar el terreno con un rastrillo.
  3. Ahora, haz zanjas de unos 5cm de profundidad, dejando una distancia de unos 15-20cm entre ellas.
  4. Luego, extrae los plantines con cuidado y plántalos en las zanjas, dejando una distancia de unos 10cm entre ellos.
  5. A continuación, rellena con tierra de jardín las zanjas.
  6. Por último, riega.

Mantenimiento

Cuidar de las amapolas de California es muy sencillo, tan sólo hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Riego: cada 2 o 3 días.
  • Abonado: durante la temporada de floración se aconseja abonar con guano en forma líquida si está en maceta, o en polvo si está en tierra.
  • Poda: se han de quitar las flores marchitas.

Usos de la Amapola de California

Amapolas de California con flores amarillas

Es una preciosa flor que se utiliza sobretodo como planta ornamental. Tiene el tamaño ideal para decorar cualquier rincón del exterior del hogar, y sus flores son muy bonitas. Pero también hay que saber que tiene propiedades medicinales.

Esta planta se usa como sedante del Sistema Nervioso Central, anestésico, antiinflamatorio, antihipertensivo, antibacteriano, antifúngico, analgésico y como hipnótico suave. Es pues, un buen remedio contra el insomnio y la ansiedad, así como para mantener a raya esos microorganismos que pueden complicarnos un poco la vida, como los hongos.

Para aprovechar sus beneficios, podemos tomarla en infusión, mezclando a partes iguales amapola de California, pasiflora y melisa; en gotas, o en cápsulas.

Efectos secundarios y/o contraindicaciones

Si estás embarazada o crees que puedes estarlo, en periodo de lactancia o si tienes glaucoma, no debes de tomarla. En caso de duda, consulta con un médico.

¿Qué te ha parecido esta flor?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *