Chupamieles (Anchusa undulata)

Flor de Anchusa undulata

Imagen – Wikimedia/Gideon Pisanty

En la región mediterránea podemos encontrar una gran variedad de plantas muy especiales; no en vano, las condiciones de vida no son tan favorables como las que hay en el Caribe por ejemplo: y es que la temperatura más alta suele ir acompañada de una sequía que puede durar meses. Por eso, las especies como la Anchusa undulata son muy interesantes para xerojardines.

Esta es una hierba que produce flores que, aunque pequeñas, son muy bonitas, tanto es así que si te gusta la idea de cultivar plantas silvestres seguro que te quedará genial en cualquier rincón 😉 . A continuación te contamos todo sobre ella.

Origen y características

Planta de chupamieles

Imagen – Wikimedia/Xemenendura

Se trata de una hierba anual originaria de la región mediterránea cuyo nombre es Anchusa undulata. Popularmente se la conoce como chupamieles, lengua de culebra, lengua de vaca, miel de avispas, melera, o abejera. Crece hasta alcanzar una altura de hasta 60 centímetros, y tiene tallos algo ramificados de la base que está cubiertos por vellosidades de color blanquecino.

Las hojas son alternas, con forma oblongo-lanceolada, con el margen algo dentado, y con un tamaño de hasta 15 centímetros. Las flores, que brotan en primavera, son hermafroditas, de color púrpura o rosado, y con un diámetro de 1,5cm.

¿Cuáles son sus cuidados?

Planta joven de Anchusa undulata

Imagen – Wikimedia/Salicyna

Si quieres tener un ejemplar (o varios 😉 ) de Anchusa undulata, te aconsejamos cuidarlo de la siguiente manera:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol. No tiene raíces invasivas, de manera que puedes crear composiciones de plantas silvestres muy interesantes.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal.
    • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje. Tampoco tiene problemas con los terrenos pedregosos.
  • Riego: regar unas 3-4 veces por semana en la estación más cálida del año, y cada 2 o 3 días el resto.
  • Abonado: en primavera y verano le puedes echar un poco de guano u otros abonos ecológicos de forma mensual.
  • Multiplicación: por semillas a finales de invierno.
  • Rusticidad: no resiste heladas.

¿Qué te ha parecido esta planta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.