Anthurium: cuidados

Anthurium: cuidados

El Anturio es una de las plantas más curiosas y llamativas que encuentras en las tiendas o floristerías. Con una flor roja, que casi parece de plástico, no es nada exigente como pueda parecer en un principio el Anthurium. Cuidados básicos, normales y nada difíciles de proporcionarle te permitirán tener un colorido en tu casa y una planta que enamorará a todos.

Pero, ¿cuáles son esos cuidados del Anthurium? ¿Cómo conseguir que te sobreviva años y años? Te lo explicamos.

Cómo es el Anturio

Cómo es el Anturio

El Anturio, también llamado Anthurium es una planta originaria de América central y del Sur. También se puede encontrar en las Antillas siendo siempre un entorno tropical donde crece.

Con el paso del tiempo se ha podido ir exportando a otros países y en España es una de las plantas exóticas más conocidas y también baratas que puedes encontrar no solo en viveros y floristerías, sino también en supermercados.

Lo más llamativo de esta planta son sus «flores», aunque en realidad no son tales, sino brácteas que son de color rojo, rosa o negro y cuyo objetivo es proteger la floración de la planta. Sí, como lees, eso que siempre hemos pensado que era su flor en realidad no lo es. También destaca el colorido de sus hojas, de verde intenso que contrasta mucho con el rojo. Y aunque en un principio puede dar la sensación de ser de plástico, en realidad cuando la tocas verás que es suave y dura al mismo tiempo.

Cuidados del Anthurium

Para el Anthurium, los cuidados son una parte importante para sobrevivir, sobre todo porque intentan recrear su hábitat natural y es algo que la planta necesita mucho. Así, en general, debes tener en cuenta lo siguiente:

Iluminación

Es una planta que necesita mucha luz. Mucha. Eso sí, como te hemos dicho antes, proviene de zonas tropicales, y no crece mucho por lo que la luz que ella recibe en esos lugares es indirecta; la misma que va a exigir dentro de casa.

Solo si le proporcionas la luz adecuada conseguirás que tenga esas brácteas rojas; de lo contrario, ni contarás con ellas ni tampoco florecerá.

Eso sí, nada de exponerla directamente al sol, porque lo único que conseguirás es que se queme.

Ubicación

Como habrás intuido ya, el Anthurium precisa estar en el interior de casa. Fuera también podría estar, siempre y cuando se le proporcionen una temperatura y condiciones adecuadas para que esté ahí (y esto ocurre más en verano que en invierno).

Temperatura

Precisa estar entre 20 y 25 grados de forma constante. De hecho, cuando la temperatura baja de los 12 grados el Anturio empieza a sufrir y verás cómo las hojas se secan y se ponen amarillas. Eso sí, tampoco el calor es bueno, porque si sube más de 28 grados va a necesitar un extra de humedad o se morirá.

Eso sí, no le gustan ni los radiadores ni tampoco las corrientes de aire.

Riego y humedad

riego del anthurium

Cuando pensamos en una planta exótica y tropical, lo primero que viene a nuestra mente es que necesita mucha agua. Y la regamos en exceso provocando que las raíces se le pudran y que, en pocas semanas, nos quedemos sin planta. Además que, cuando la vemos más alicaída, lo primero que pensamos es que necesita más agua.

La realidad con el Anthurium y sus cuidados de riego es totalmente distinta. Sí es verdad que necesita agua, pero no tanta como tú puedes creer. Verás:

  • En invierno la norma es regarla una vez a la semana. Pero, si notas el ambiente frío, y la tierra lo está, es mejor esperar a hacerlo cada 10 días.
  • En verano debes regarla 2-3 veces a la semana, pero si notas que el sustrato se le seca mucho antes entonces debe aumentar el riego.

Quizá lo más importante en este caso no sea tanto el riego como sí la humedad ambiental. Es una planta que necesita, muy mucho, sentir esa humedad (razón por la que en climas secos la planta no resiste).

¿Y cómo darle humedad? Pues muchos pensarían que es pulverizándola con agua (ojo, siempre no calcárea), pero hasta con eso tienes que tener cuidado para que las hojas y brácteas no se mojen demasiado porque se puede pudrir.

Así que nuestra recomendación es tener un humidificador, que te ayudará a mantenerle un micro clima húmedo. Otra opción es colocar las macetas sobre un plato lleno de piedras decorativas y estas cubiertas ligeramente con agua. De las dos opciones, le humidificador suele ser más efectivo y lo notarás en que sus hojas no se ponen lacias o como si fueran papel sino que se mantienen fuertes.

Abono

Sí, es una planta que agradece mucho el abono. Eso sí, solo durante los meses de primavera y de verano. Usa un fertilizante líquido para plantas verdes y solo dos veces al mes.

Trasplante

Cada dos años, el Anthurium debe ser trasplantado. Sin posibilidad a esperar. Y es que, si lo haces, la planta te lo reclamará físicamente (con hojas más pequeñas y sin brácteas apenas).

Eso sí, no te recomendamos que la trasplantes nada más comprarla, ni tampoco en los meses siguientes porque antes necesita adaptarse a su nuevo entorno y si la sometes al estrés del trasplante puedes quedarte sin planta.

A la hora de realizar el trasplante, tienes que usar tierra para plantas verdes mezclada con algún drenaje como puede ser perlita, vermiculita o similar. Es una planta que le gusta tener una tierra que drene bien para evitar acumulaciones de agua.

Multiplicación

¿Sabes que puedes reproducir tu Anthurium? Pues sí, solo tienes que tomar esquejes del tallo o incluso, de la floración, coger unas semillas.

Si lo haces mediante esquejes, verás que, de vez en cuando, salen tallos visibles de la base que puedes cortar. Eso sí, espérate a que tengan unos cuantos nodos y, si puede ser, también hojas.

Después, has de colocarlos en agua para que echen raíces (es más rápido) o directamente plantarlos en tierra (la misma que la planta madre).

En el caso de las semillas, tendrás que usar un pincel para ir «de flor en flor» y así transferir el polen para poder tener bayas de color naranja donde estarán las semillas. Una vez las plantas pueden tardar hasta dos semanas en brotar y unos cuantos meses en crecer.

Ahora que conoces los cuidados del Anthurium, ¿te animas a tener una en casa?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.