Anthyllis cytisoides o albaida, una planta bonita y resistente

Cuando se vive en una zona donde la pluviometría es más bien escasa es importante mirar de encontrar plantas que se adapten bien, es decir, que una vez plantadas en el jardín o al cabo de unos meses sean capaces de vivir sin que nadie las cuide, como la Anthyllis cytisoides, más conocida como albaida.

Esta es una planta que normalmente encontraremos creciendo de forma natural en la Península Ibérica, pero es tan bonita que desde aquí te animo a que te hagas con algunas semillas o plántulas en un vivero o tienda online de jardinería. De contarte sus características y sus cuidados nos encargamos nosotros a continuación.

Origen y características de la Anthyllis cytisoides

Nuestra protagonista es un subarbusto originario de la región mediterránea (desde Cataluña hasta Cádiz, Baleares, norte de África) y también de Sudáfrica conocida por todos estos nombres comunes: albada, albaida, albaida castellana, albaira, albayda, algaida, arbaira, blanquilla, boja blanca, cañamillo, iboja blanca, jabonera, mata blanca, monte blanco, matillas blancas, y por el científico Anthyllis cytisoides.

Alcanza una altura de hasta 90 centímetros y está muy ramificado, tanto que adquiere forma redondeada. Las hojas son trifoliadas, de color verde, y las flores aparecen agrupadas en las ramas y son amarillas. Florece en primavera (entre abril y mayo en el hemisferio norte). El fruto es una legumbre que termina de madurar a mediados del verano.

Crece en suelos calizos, donde la sequía suele ser uno de los mayores problemas de la zona. Por este motivo, es una especie muy interesante para xerojardines.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Te gustaría hacerte con un ejemplar? Sigue nuestros consejos para que crezca precioso:

Ubicación

Tienes que colocar tu albaida en una zona donde quede expuesta a la luz del sol de manera directa, ya que no se adapta a la semisombra.

Tierra

  • Maceta: puedes usar sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita o arena de río lavada.
  • Jardín: el suelo ha de ser calizo, con un pH entre 7 y 8.

Riego

  • En maceta: uno o dos riegos por semana.
  • En el jardín: durante el primer año necesitará uno o dos riegos semanales, pero a partir del segundo no será necesario regarlo más siempre y cuando caigan al año unos 300mm de lluvia.

Abonado

Guano en polvo.

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano será muy aconsejable -aunque no obligatorio- abonar la Anthyllis cytisoides con abonos orgánicos, como guano o estiércol una vez al mes o cada dos meses. Se esparce un puñado alrededor de la planta, se mezcla con la capa más superficial de la tierra y se riega.

En el caso de tenerla en maceta, será mejor usar abonos orgánicos líquidos para no dificultar el rápido drenaje del agua.

Época de plantación o trasplante

La mejor época para plantarlo al jardín o pasarlo a una maceta mayor, algo que por cierto hay que hacer cada dos años, es en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente. No tienes que preocuparte por este tema.

Poda

Hay que quitar las flores marchitas y las hojas secas, así como aquellas ramas que se vean enfermas, débiles o rotas.

Multiplicación

La Anthyllis cytisoides o albaida se multiplica por semillas siguiendo este paso paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es recolectar las legumbres en cuanto maduren.
  2. Después, hay que proceder a limpiar las semillas echándolas en un vaso con agua.
  3. A continuación, preparamos el semillero (maceta, bandejas de semillero, vasos de yogur, envases de leche,… lo que prefiramos) rellenándolo con sustrato de cultivo universal.
  4. Luego, esparcimos las semillas sobre la superficie de la tiera y las cubrimos con una fina capa de sustrato.
  5. Finalmente, regamos y colocamos el semillero en el exterior, a pleno sol.

Las primeras germinarán en primavera.

Rusticidad

La albaida es una planta que resiste bien las heladas de hasta los -5ºC.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

Como has podido ir viendo en este artículo, se trata de una planta con un alto valor ornamental. Produce tantas flores que es una maravilla verla. Además, al crecer como subarbusto de unos 90cm de altura se puede utilizar para borduras o setos bajos en el jardín, o para decorar el patio o el balcón plantada en una bonita maceta.

Medicinal

Está indicada para el asma y los resfriados, pero sólo se debe tomar tras haber consultado con un médico ya que en dosis altas es tóxica.

Otros usos

  • Se puede usar como leña para hacer fuego, por ejemplo, para preparar una torrada.
  • También como escobas para uso ocasional.
  • Las ramas finas, lisas y flexibles para hacer los marcos que se usan en la cría del gusano de seda.

¿Qué te ha parecido la Anthyllis cytisoides? ¿La habías visto alguna vez? Si buscas una planta muy resistente a la sequía que además sea bonita, sin duda ésta es una de tus mejores opciones. 😉

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.