Características, propiedades y cultivo del apio nabo

apionabo

Hoy volvemos con otra verdura híbrida como el colinabo. Se trata del apio nabo. También se le conoce por el nombre de celery o perejil de agua. Su nombre científico es Apium graveolens y es una hortaliza perfecta para una persona a régimen, puesto que tiene una gran cantidad de nutrientes y muy pocas calorías. En este post vamos a comentar todas las características del apio nabo, las propiedades beneficiosas para la salud y cómo cultivarlo en caso de que tengas huerto casero.

¿Quieres conocer todo sobre el apio nabo? Sigue leyendo, porque este es tu post 🙂

Características principales

características del apio nabo

El apio nabo es una planta herbácea cuyo tallo es bastante largo. Tiene una raíz bastante larga y pesada (es capaz de pesar hasta un kilo). Se debe a que el cuello de la raíz tiene forma globulosa y redonda.

Cuando se prueba esta hortaliza por primera vez se puede notar el sabor agrio fuerte. Pero esto no queda así ya que los tallos, conforme van tornando su color marrón a blanco, se sabe que el sabor comienza a ser cada vez más dulce y aromático. Se trata de un vegetal muy utilizado en Alemania, Francia, Italia e Inglaterra.

Necesita de algunas condiciones para su consumo. La primera es que, una vez recogido, se debe dejar secar completamente bajo el sol durante 24 horas. Una vez secado, pasaremos a retirar las raíces y las hojas. Podemos almacenar el apio nabo a bajas temperaturas y con una humedad del 85% para conservarlo perfectamente incluso hasta 7 semanas. Lo ideal es guardarlos en el refrigerador metido en el interior de una bolsa de plástico.

Beneficios y valores nutricionales del apio nabo

recetas con apio nabo

Como he mencionado antes, el apio nabo es una buena opción para aquellos que se encuentran en régimen alimenticio dado el gran valor nutricional que tienen y sus pocas calorías. Entre sus componentes nos encontramos con su alto contenido en potasio, vitaminas, clorina, sodio en dosis pequeñas, minerales, ácido fólico y fibra.

Puedes comer 100 gramos de apio nabo que solo estarás introduciendo en tu cuerpo unas 18 kcal. Además, es un producto fresco y saludable con solo un 5,6% de almidón. Si incluimos esta hortaliza de una manera habitual en nuestra dieta podremos beneficiarnos de sus múltiples propiedades. Y es que nos podrá ayudar a cumplir funciones orgánicas como hipoalérgicas, calmantes, analgésicas, antiinflamatorias y antisépticas. Todas estas propiedades en tan sólo un producto.

Es ideal para aquellas personas que quieren perder peso y sentirse saciados. Si se consume regularmente también podremos notar un aumento de la activación de nuestro metabolismo, haciendo que quememos más cantidad de grasa y, por lo tanto, consigamos el objetivo que queremos más rápidamente.

En el ámbito de la cocina tiene un uso bastante versátil. Sirve para casi todo. Podemos tanto comerlo crudo, como añadirlo en ensaladas, comer sofrito, horneado, rallado, en guisos, acompañante de pescados y carnes, sopas e incluso puré. Como pueden ver, sus usos están muy extendidos en la cocina. Por ello, no tienes excusa para no añadirlos a tu dieta y aportar todas los beneficios a tu salud.

Influencia del apio nabo en la salud

apio nabo al curry

Una vez estudiado cuáles son los beneficios del apio nabo, vamos a ver cómo repercute su consumo habitual en una dieta.

  • Hierro y proteína. Estos dos componentes que se obtienen consumiendo apio nabo ayudan a promover la producción de nuevas células y mejora la función cognitiva.
  • Vitamina C. Todos conocemos esta vitamina que nos aportan las naranjas. En este caso, nos sirve para luchar contra los virus causantes de enfermedades respiratorias, infecciones, estimula la curación de heridas más rápidamente y nos refuerza el sistema inmunológico.
  • Magnesio y ácido fólico. Se trata de dos componentes que nos ayudan a mejorar la salud de nuestro corazón. Esto se debe a que evitan la acumulación de gasas en las arterias, reduciendo el colesterol malo.
  • Carbohidratos saludables. Aunque sea una hortaliza bajísima en calorías, también hidratos de carbono. Estos te ayudan a nivelar tus niveles de glucosa en sangre y aumentar al energía corporal.
  • Antioxidantes. Como no, el antienvejecimiento que nos ayudará a evitar el daño en nuestras células y a mantener a raya los radicales libres que son responsables de varios tipos de cáncer.
  • Calcio.El calcio favorece la salud de los huesos y evita enfermedades como la osteoporosis. Además, es perfecto para alimentar los tejidos y músculos.
  • Potasio. El alto contenido de este mineral hace que se pierdan electrolitos y ayuden en su función renal.

Cultivo del apio nabo

cultivo del apio nabo

Ahora pasaremos a describir los pasos y los cuidados que debes cumplir si quieres tener tu cultivo de apio nabo en el huerto. para la siembra debemos esperar a finales de invierno que es cuando las temperaturas se vuelven más agradables. A 18 grados es una temperatura perfecta para comenzar la siembra. Podemos preparar los semilleros para que el agua no se estanque y acabe pudriendo las raíces.

Para ello, haremos agujeros en el fondo de los semilleros a modo de drenaje. El sustrato debe ser de una parte de tierra y otro de compost o humus de lombriz. Con esta materia orgánica rica en nutrientes podremos introducir la semilla a una profundidad del doble de su tamaño para dejarla crecer. La tapamos levemente y sin fuerza. No debemos permitir dejar la tierra muy compactada, sino dejarla de tal forma que pueda respirar bien. El agua que empleemos para regar se absorberá y la sobrante pasará por los agujeros realizados. De esta forma evitamos el encharcamiento y el crecimiento de hongos.

Una vez las plántulas tengan una longitud de unos 10 cm, podemos trasplantarlas a otro sitio que será el definitivo. Las colocaremos respectando unos 40 cm2 de distancia entre ellas. La temperatura ideal debe estar entre los 12 y 15 grados.

Entre los requisitos que nos encontramos del apio nabo son:

  • Necesita sol directo.
  • Suelos bastante profundos, fértiles y húmedos. Es necesario aportar compost dos veces durante su crecimiento para optimizarlo.
  • Plantarlos en lugares donde antes había leguminosas es una buena idea, ya que éstas fijan bien el nitrógeno y el apio nabo necesita altas cantidades de él.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar el apio nabo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.