Araña amarilla: daños y tratamiento

La araña amarilla es una plaga importante de la vid

Imagen – sercopag.com

Hay muchas plagas que pueden afectar a las plantas, por eso todo aquel que las cultive debe tener presente que, al menos una vez al año, se encontrará algún insecto no deseado en las hojas, flores y/o frutos. Centrándonos en las especies propias de huertos y jardines, una de las más dañinas es la araña amarilla, un ácaro que se alimenta de las células de las hojas.

Es muy pequeño, por lo que no siempre resulta sencillo verla a simple vista. Es más, es interesante tener siempre una lupa a mano, ya que es una herramienta de gran utilidad para ver si las plantas tienen alguna plaga.

¿Qué es la araña amarilla?

Por ese nombre se conocen dos ácaros: el Tetranychus urticae y el Eotetranychus carpini. Vamos a hablar de ambos, ya que aunque son muy parecidos, el segundo es una plaga mucho más reciente que además tiene preferencia por la vid. y los carpes.

Tetranychus urticae

La araña roja es amarilla cuando joven

Imagen – Wikimedia/Gilles San Martin

Es una plaga que recibe varios nombres: ácaro de dos puntos (haciendo referencia a la mancha negras que tiene en cada uno de sus costados antes de terminar su desarrollo), araña amarilla pequeña y, el más usado: araña roja, pues cuando madura es de ese color.

Su ciclo biológico es el siguiente:

  • Huevos: la hembra los deposita en el envés de las hojas. Son diminutos, redondeados, y traslúcidos, de manera que es casi imposible verlos si no es con una lupa.
  • Fase larvaria y juvenil: tienen el cuerpo amarillo, con una mancha oscura en sus costados, y la cabeza de color blanquecino.
  • Adultos: se vuelven rojos y miden unos 0,5 mm.

A estos ácaros les favorece el calor y la baja humedad ambiental, de modo que es durante el verano cuando están más activos.

Otro dato importante que debes saber es que tienen la capacidad de tejer telarañas. Estas les son de gran utilidad para ir de una hoja a otra, incluso de una planta a otra si está cerca. Por ello, cuando se tiene una con esta plaga, se ha de tratar también a las que tenga a su alrededor porque es posible que también estén afectadas, o que lo estén pronto si no se hace nada.

¿Cuáles son los síntomas o daños que causa?

Estos ácaros se alimentan de las células de las hojas, y al hacerlo dejan manchas pálidas que contrastan con el verde de las mismas. Como consecuencia, la planta tiene problemas para realizar la fotosíntesis con normalidad al perder clorofila, el cual es un pigmento esencial para que dicho proceso se pueda llevar a cabo.

Si la plaga se extiende, llega a invadir toda la superficie de las hojas, consiguiendo con ello que la planta se debilite aún más. Por consiguiente, pueden aparecer otras plagas, como pulgones, mosca blanca, y/o cochinillas.

¿A qué plantas ataca?

A casi todas. De hecho, lo difícil es averiguar a cuáles NO ataca, ya que solo unas pocas (las que tienen savia tóxica, como las adelfas por ejemplo) se salvan. Por todo ello, no está de más inspeccionar bien la planta incluso antes de comprarla, ya que así evitamos correr riesgos.

Eotetranychus carpini

Este ácaro recibe el nombre de araña amarilla o araña amarilla de la vid. A diferencia del anterior, tiene un cuerpo mucho más pequeño, con varios puntos negros en sus costados, en vez de uno a cada lado. Asimismo, tiene ocho patas.

Su ciclo biológico es el siguiente:

  • Huevos: las hembras los depositan en el envés de las hojas. Tienen forma de esfera y son traslúcidos.
  • Fase larvaria y juvenil: la araña amarilla empieza su vida teniendo un cuerpo amarillento muy claro.
  • Adultos: miden menos de 0,5mm, y son de color amarillo.

Esta es una plaga que pasa desapercibida en otoño e invierno, ya que el frío las ralentiza. Además, las hembras fecundadas pasan estos meses escondidas entre los huecos de la corteza, y cuando mejora el tiempo, las primeras hojas en verse afectadas son las basales, es decir, las inferiores.

¿Cuáles son los síntomas o daños que causa?

Las plantas dañadas por la araña amarilla tienen los mismos síntomas que las que han sido atacadas por el Tetranychus urticae, es decir, presentarán estos problemas:

  • Aparición de manchitas decoloradas en las hojas
  • Estas hojas perderán clorofila, así que se terminarán secando
  • Su crecimiento se ralentizará
  • En casos graves, aparecerán otras plagas

Pero hay una diferencia importante con respecto a la araña roja: las primeras hojas en verse afectadas serán las inferiores.

¿A qué plantas ataca?

Ataca sobre todo a la vid, carpes y frutales como el melocotonero. Así y todo, eso no significa que no pueda afectar a otras plantas. Como digo, siempre, siempre, hay que revisar las plantas tanto las que ya tenemos como las que queremos comprar.

¿Cómo combatirlas? Hablemos del control químico y ecológico

Trata las plantas con araña amarilla

Lo primero que hay que tener presente es que la araña amarilla, independientemente de si es una u otra especie, es un ácaro. Los ácaros son unos insectos que se multiplican con suma rapidez durante los meses cálidos, pero no tanto durante el resto del año. Por ello, lo mejor que podemos hacer es prevenir su aparición, pero ¿cómo?

Bueno, pues es muy sencillo:

  • Si la humedad ambiental es baja, pulveriza las plantas con agua de lluvia, embotellada o sin cal una vez al día. Pero insisto: solo es es baja. Para saberlo debes de buscar en Internet »humedad de X», cambiando la X por el nombre de la localidad donde vivas, o adquiriendo una estación meteorológica doméstica. Y es que si rocías con agua una planta cuando ya está en un lugar con una humedad alta, se pudrirá.
  • Mantén la planta bien regada y abonada. Esto ayudará a reducir el riesgo de plaga, y en caso de que aparezca, tendrá más fuerza para sobrevivir a ella.
  • Evita comprar plantas delicadas. Esto es difícil, porque las plantas delicadas son preciosas. Pero es recomendable adquirir especies resistentes, que puedan vivir sin problemas en nuestro clima.
  • Realiza tratamientos preventivos con productos naturales, como que ya está listo para su uso, una vez al mes. De este modo, se reduce al mínimo el riesgo de plaga.

Pero, ¿qué hacemos cuando ya tenemos a la araña amarilla pululando a sus anchas sobre las hojas? El primer paso es limpiarlas con agua y jabón neutro. Esto NO eliminará la plaga, pero sí que les dará un respiro a las plantas, y de paso servirá para que el acaricida que le apliquemos se absorba mejor.

Y es que si queremos eliminar por completo esta plaga, debemos de aplicar acaricida; no insecticida. O bien, un doble o triple acción que sea también acaricida, como este por ejemplo, que es un spray listo para usar. Debes aplicarlo por toda la planta, y por ambas caras de las hojas. Sigue las instrucciones de uso para que la eficacia sea realmente buena.

La araña amarilla puede ser un problema bastante serio, pero confiamos en que este artículo te sea de utilidad para, al menos, tenerla controlada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.