Árbol de fuego (Brachychiton acerifolius)

ramas de cerca del arbol de fuego

Aunque podemos encontrar numerosos y diferentes clases de árboles a nivel global, lo cierto es que algunos de ellos suelen destacar por ser más impresionantes en comparación con otros, esto se debe a la belleza y características que poseen y, un claro ejemplo resulta ser el árbol de fuego.

El árbol de fuego, cuyo nombre científico es Brachychiton acerifolius, se trata de una especie arbórea originaria de Australia, exactamente de las regiones subtropicales en la costa este.

Características del árbol de fuego

flores de color rojo y acampanadas

El mismo destaca por estar considerado entre los árboles tropicales más hermosos que existen alrededor del mundo; y es que durante la primavera, antes del nacimiento de sus hojas, cuenta con unas increíbles y bellas flores de color amarillo y rojo, las cuales parecen llamas de un fuego.

El árbol de fuego consiste en un ejemplar cuya altura, por lo general, ronda los 8-15mts, pese a que su especie es capaz de crecer unos 40mts., como máximo; podemos señalar igualmente que la especie de los Brachychiton, únicamente se produce dentro de su hábitat de origen y aparte de crecer con gran velocidad, también suele ser bastante longeva.

Cuenta con diversas clases de hojas que varían en cuanto a su longitud, las cuales caen cuando el clima se vuelve más seco; no obstante, crecen nuevamente no mucho tiempo después, e incluso antes de que se produzca la floración, cuando se acerca el periodo de lluvia, que resulta esencial.

Debemos señalar que cuando el Brachychiton se encuentra expuesto a períodos de sequías muy prolongados, puede experimentar un envejecimiento precoz e incluso morir. En relación a su floración, podemos decir que se produce exactamente durante la primavera y poco a poco se prepara para cuando llegue la época veraniega y empiecen las lluvias.

Asimismo, entre los principales atributos que posee el árbol de fuego, destaca la gran belleza que poseen sus flores, ya que las mismas no solo son abundantes y de gran tamaño, sino que además cuentan con una tonalidad que, como ya mencionamos, varía entre el amarillo y el rojo.

También cabe señalar que las flores de este ejemplar podrían llegar a contar con una forma acampanada, teniendo normalmente cinco pétalos cuyas  medidas suelen variar.  Por su parte, tanto los frutos como las semillas que ofrecen, cuentan con unas características muy particulares, de las cuales hablaremos con mayor detalle más adelante.

Las raíces que posee en su tronco tienen un tono grisáceo y es posible que alcancen varios metros de largo alrededor de la tierra donde se encuentren. Su corteza cuenta con tamaños, las cuales pasan por zonas completamente lisas hasta otras que se encuentran agrietadas como consecuencia de las ramas que se han  desprendido.

Suele ser utilizado como ejemplar ornamental dentro de jardines, parques, plazas y también en paseos públicos a causa, no solo de la hermosa tonalidad de su floración, sino también por la forma piramidal que su copa suele adquirir al pasar el tiempo.

Propiedades

El árbol de fuego no solo es conocido por su gran belleza, sino que además destaca por contar con propiedades medicinales, las cuales le permiten ser considerablemente más deseado y digno de cultivar. Pero para que puedas conocer un poco más sobre dichas propiedades, a continuación hablaremos acerca de las más específicas:

Suele usarse con el fin de combatir distintas afecciones en el aparato respiratorio; además, diversos estudios avalan su uso como tratamiento complementario para enfermedades severas como lo es, por ejemplo, la tuberculosis, al igual que diferentes virus.

arbol de fuego o Brachychiton acerifolius

Tiene un uso frecuente como tratamiento para dolencias reumáticas, para lo cual se aplica en las áreas afectadas, un tipo de maceración de su corteza. Es normal hervir su flor para preparar infusiones o un té con el fin de tratar tanto problemas respiratorios, además,  resulta muy eficaz para controlar y/o deshacerse de ciertos moluscos, por ejemplo, los caracoles y las babosas, que suelen ser plagas habituales dentro del sector agrícola.

¿Qué hay de las enfermedades?

Por suerte, el árbol de fuego no presenta un gran riesgo de contaminarse o enfermarse por la presencia de plagas. Sin embargo, en ciertos casos es posible que presente una mayor vulnerabilidad frente a determinados insectos, aunque los mismos podrían ser tratados fácil y eficazmente usando plaguicidas comerciales.

Cuidados

El árbol de fuego suele ser cultivado a nivel global debido a la hermosura que posee, al igual que por ser un ejemplar longevo y que crece rápidamente. El mismo se caracteriza por preferir los suelos sueltos, profundos y fértiles independientemente de su naturaleza; sin embargo, no suele ser capaz de resistir en suelos salinos.

Durante el verano requiere de un riego abundante; aunque entre sus principales ventajas destaca que tiene un bajo mantenimiento, dado que prácticamente no es necesario podarlo y basta con eliminar sus ramas estropeadas, muertas o enfermas.

Lo más conveniente suele ser cultivarlo en un terreno arenoso o que sea arcilloso en su defecto, el cual cuente con un óptimo drenaje que permita regular la humedad a lo largo de los primeros años después de su plantación.

arbol con ramas y hojas rojas llamado Brachychiton acerifolius

Lo más recomendable es emplear compost orgánico, sin embargo, es igualmente posible utilizar otras clases de abono, aunque siempre será aconsejable que el fertilizante usado posea niveles de Nitrógeno elevados, debido a que el mismo se trata de un elemento sumamente beneficioso para este árbol.

Es preciso dejar que pasen por lo menos dos meses desde el momento del cultivo antes de empezar a aplicar el fertilizante. Suele ser conveniente aplicar el fertilizante a primeras horas del día, y después de la jornada aplicarlo nuevamente junto a un abundante riego.

Lo más apropiado suele ser realizar el riego, al menos, cada dos días, según el clima al cual se encuentre expuesto el árbol, en algún momento especifico, y de acuerdo a dicha medida será necesario disminuir o incrementar la frecuencia. Pero bajo ninguna circunstancia hay que incrementar la frecuencia exageradamente, ya que el exceso de humedad resulta poco beneficioso para este ejemplar.

A fin de asegurar su conservación, es preciso brindarle determinados cuidados, comenzando con las condiciones climáticas. En este sentido, resulta esencial asegurarse que reciba luz solar frecuentemente y no cultivarlo dentro de un clima frío o templado, ya que de lo contrario podría morir. Tendrá que estar ubicado en un área espaciosa y dentro de un saludable terreno, el cual le permita que crezca naturalmente sin ninguna clase de dificultades.

Resulta fundamental que el material orgánico usado cuente con las condiciones de temperatura que hemos señalado previamente, es decir que se mantenga en una zona suficientemente cálida y libre de humedad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.