Árbol de papaya en maceta: cuidados

Árbol de papaya en maceta: cuidados

Tener un árbol de papaya en maceta no es nada difícil. Debido a que las semillas son de muy rápido crecimiento, y que el árbol es pequeño y su esperanza de vida no es mucha, hay quienes se animan a tenerlo, ya sea en el balcón, terraza… colocado en una maceta. Pero, para tener un árbol de papaya en maceta, ¿qué cuidados necesita?

Si quieres animarte a tener tu propia cosecha de papayas y a disfrutar de su sabor, tienes antes que saber cuáles son los cuidados del árbol de papaya en maceta. ¿Te los mostramos?

El árbol de papaya

El árbol de papaya

Antes de hablarte de cómo poder tener este árbol en casa, conviene que sepas un poquito sobre sus características. Hablamos de un árbol que no crece demasiado (en torno a 5-10 metros plantado en el jardín, 1-2 si está en una maceta) y además tiene una corta vida. Hay diferentes variedades, algunas más indicadas para el cultivo en maceta que otras.

Se caracteriza por tener un único tronco del que salen pocas ramas mientras que las hojas solo aparecen en la parte más alta. Estas hojas son bastante grandes, hablamos de unos 20-40 centímetros de diámetro y con una forma curiosa puesto que tienen 7 lóbulos.

En cuanto a sus flores tiene masculinas y femeninas y ambas se diferencian entre sí. Mientras que las masculinas los estambres los tienen cubiertos por los pétalos, en las femeninas disponen de un ovario con cinco pétalos. Algo llamativo es que se abren por la noche, y desprenden un olor dulce muy agradable.

Los frutos, es decir, las papayas, son grandes, porque cada una puede medir entre los 20 y los 35 centímetros. Estas se consumen de muchas maneras diferentes, desde crudos a utilizados en postres, mermeladas, salsas, batidos, etc.

El árbol de papaya en maceta: cuidados que necesita

El árbol de papaya en maceta: cuidados que necesita

Ahora sí, ya conoces cómo es el árbol de la papaya y es hora de que sepas cómo tener uno en casa en una maceta. Para ello, hay dos formas de conseguirlo: a través de semillas o por esquejes. Si bien podrías considerar que la segunda opción es la mejor y más rápida, debemos decirte que las semillas germinan muy rápido, y su crecimiento también lo es. Esta la razón por la que muchos optan por ellas para plantarlo, ya que no hay que esperar mucho a ver los resultados.

Para ello, lo primero que hay que hacer es elegir una variedad de árbol de papaya que sea adecuada para cultivar en una maceta. Como te hemos dicho antes, hay varias que nos pueden servir para este cometido. Además, debes tener preparada una maceta de, al menos, 60 litros y un diámetro de 50 cm. Por último, necesitarás una mezcla de tierra, sustrato y grava, arena o roca para cubrirle todas las necesidades.

Una vez lo tienes todo, es hora de plantarla.

Lava la maceta con agua y jabón, tanto por dentro como por fuera. Eso sí, procura que el jabón sea suave. ¿Por qué se hace esto? Para tratar de que no haya rastro de hongos o parásitos que puedan poner en riesgo la germinación de la semilla. Una vez la tengas, puedes colocarla en el lugar donde hayas decidido de manera permanente (más que nada porque después pesará) y empezar a echarle la mezcla de tierra, sustrato y drenaje. Tienes que asegurarte que tenga un pH de entre 4.5 y 8.0.

Echa varias semillas en la tierra y cúbrelas ligeramente. En apenas 2-3 semanas verás los brotes y tendrás que hacer una selección de los más fuertes para plantarlos en otras macetas (y que así no haya varios árboles en una misma).

Iluminación y temperatura

Si bien te hemos dicho antes que elijas la ubicación fija de la maceta para evitar hacerte daño si tienes que moverla, lo más importante para escoger el lugar del árbol de papaya en maceta es la luz. Necesita luz solar directa, y al menos entre 6 y 8 horas de esta. Si no la tienes así, es más complicado que vaya a desarrollarse bien, o peor aún que pueda producir frutos.

Con respecto a la temperatura, al ser una fruta tropical, requiere de una temperatura cálida para poder ofrecerte sus frutos y además cuidarse bien. ¿De cuánto estamos hablamos? Su ideal sería entre 21 y 32 grados. Si vives en una zona en la que la temperatura baja por debajo de los 0, entonces tu árbol va a sufrir y tendrás que protegerlo de heladas y fríos durante ese tiempo (con plásticos, colocándolo en un invernadero…).

Riego

El primer riego del árbol de la papaya en maceta tiene que ser abundante para que toda la tierra quede mojada, que no empapada. Después, has de regar bien, lo suficiente para dejarle húmeda la tierra, pero no con encharcamientos.

Si tiene un plato en el fondo, conviene que, pasados 15-20 minutos le retires el exceso de agua. Ahora bien, como es una planta tropical, es posible que un poco de humedad le venga bien. Para ello, lo mejor es colocar la maceta sobre unos guijarros o rocas, estos en un plato o recipiente, para poder llenarlo de agua cubriendo ligeramente esas piedras a fin de crear una humedad artificial.

Abono

Uno de los cuidados del árbol de la papaya en maceta más importante es el abono. Es muy importante que reciba fertilizantes para crecer y desarrollar los frutos. ¿Cuáles pueden ser?

  • Compost orgánico o fertilizante para el suelo.
  • Fertilizantes N-P-K (Nitrógeno, fósforo-potasio).

Polinización

Un aspecto importante y que no muchos saben es que las flores del árbol de la papaya no se pueden polinizar por sí solas. Si lo tienes en una zona donde no hay insectos que ayuden con la polinización, vas a tener que hacerlo tú. ¿Y cómo se hace? Pues has de coger el polen de las flores masculinas y colocarlo en las femeninas.

Ahora bien, el árbol por sí solo atrae a los insectos como mariposas, abejas, avispas, etc. y normalmente se ocupan de este cuidado. Pero si está en interior, si quieres frutos tendrás que hacerlo tú.

Recogida de los frutos

Recogida de los frutos

Aproximadamente a los 6-9 meses (9-11 si vives en una zona más fría) desde que lo plantaste tendrás tus primeros frutos para recoger. Estos se deben cortar solo cuando se vean amarillos (al principio serán verdes).

Plagas y enfermedades

En cuanto a las plagas y enfermedades, sufre de bastantes. Las más comunes suelen ser la araña roja, mosca de la fruta y mosca blanca, la polilla amarilla o las escamas.

De enfermedades, las más habituales tienen que ver con un exceso o déficit de agua y/o de luz solar. También le afecta la deficiencia de nutrientes.

¿Te animas ahora a tener un árbol de la papaya en maceta y darle sus cuidados?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.