Todo sobre el árbol General Sherman, el más grande del mundo

El árbol General Sherman es el más alto

Imagen – Wikimedia/Roman Tokman

Existen plantas que, aunque crecen muy lentamente, llega un momento en que son tan altas que para poder verlas bien que tienes que alejarte unos cuantos metros, como ocurre con las palmeras y los árboles. Pero, si queremos saber cuál es uno de los más altos del mundo, sin duda tenemos que hablar del General Sherman, una secuoya gigante (su nombre científico es Sequoiadendron giganteum) que lleva creciendo desde hace más de dos mil años, y que esperamos que aún le queden unos cuantos siglos más, como mínimo.

Aunque se dice que en realidad es el más alto, es importante que tengas en cuenta que ese récord lo tiene Hyperion (Sequoia sempervirens), una secuoya roja. Pero sí que podemos decir que es el más grande; es decir, el que tiene un mayor volumen.

¿Cómo es el árbol General Sherman?

Es un árbol de tipo conífera que se calcula que germinó hace entre 2300 y 2700 años, en lo que hoy es el Parque Nacional de las Secuoyas, en California (Estados Unidos). Dicho parque se creó en 1890 y tiene una extensión de unos 1780 kilómetros cuadrados. Es el hogar, como su nombre indica, de las secuoyas, unos de los árboles más grandes del mundo, como nuestro protagonista, el cual mide 83’8 metros de altura y tiene, además, la copa muy ancha, de 32 metros.

Se sabe que es el más grande del mundo por el volumen de su tronco, ya que se ha calculado que tiene 1487 m3. Para que te hagas una idea, su grosor es de 11 metros, por lo que son necesarias varias personas para abrazarlo.

¿Cuál es su historia?

Se cree que el árbol General Sherman fue bautizado por James Wolverton en el año 1879. Este hombre sirvió como teniente en la Guerra de Secesión (1861-1865) dirigida por William Tecumeseh Sherman. En épocas recientes, en el año 1931, se estuvo comparando con un árbol que se encuentra cerca de él, General Grant, y a raíz de estos estudios se dieron cuenta de que era (y es) el que tiene un mayor volumen.

Sin embargo, también hubo momentos para preocuparse. Y es que en enero del 2006 se le rompió la rama más grande, que medía unos 30 metros de largo y un diámetro de más de 2 metros. Al caer al suelo, impactó contra la valla perimetral y el paseo circundante, causando importantes desperfectos. Por suerte, no hubo que lamentar ningún daño más.

Incluso se cree que la caída de ramas es algo normal en estos árboles, como un mecanismo de adaptación. Esto tiene mucho sentido, pues ya que hay muchas plantas, como por ejemplo los Aloidendron (áloes arborescentes) que a veces se ven obligados a dejar de alimentar alguna rama para evitar morir deshidratados; y claro, con el tiempo estas ramas se secan y caen.

Lo que hace el árbol General Sherman es lo mismo, pero con la diferencia de que el clima que hay en el hábitat de los Aloidendron (Namibia o Sudáfrica) es mucho más cálido y seco que el que tienen las sequoyas en el oeste de los Estados Unidos, así que no hay nada de qué lamentarse, al menos por ahora.

¿Cuál es la esperanza de vida de la sequoya gigante?

El árbol de General Sherman es un muy grande

Imagen – Wikimedia/Nightryder84

La secuoya gigante es una conífera que crece relativamente rápido, especialmente durante su primera década de vida cuando puede llegar a alcanzar los 15-20 metros de altura. Y es que tiene que aprovechar al máximo la poca luz que llega al suelo para establecerse. Pasado ese tiempo, lo hace de forma más lenta.

Aún y así, si un ejemplar es capaz de superar sus rivales y obtiene los nutrientes y el agua que necesita, puede llegar a vivir unos 3200 años. Sus hojas se mantienen durante mucho tiempo en la planta, hasta que son sustituidas por otras nuevas poco a poco. Por eso, es una planta con la capacidad de realizar la fotosíntesis durante todos los días del año, algo que le sirve para crecer y fortalecerse.

También es interesante decir que la corteza de su tronco es fibrosa y muy gruesa, de unos 60 centímetros, por lo que le sirve de protección contra los incendios. Pero eso sí: no le protege al 100%; de hecho, es fácil encontrar secuoyas gigantes con alguna parte quemada y negra como consecuencia del fuego.

Y es que, aunque en algunos hábitats, como es el caso de esta parte de California, los incendios forman parte del ecosistema, ayudando incluso a que las semillas salgan de los frutos y puedan germinar, tampoco podemos dejar de hablar de cómo el calentamiento global está cambiando cada vez más las condiciones en las que viven las plantas. Por eso, cuanto más aumente la temperatura y cuanto menos llueva, más riesgo de incendios habrá y más graves serán.

Con todo, el árbol General Sherman y sus compañeros pueden respirar tranquilos. Para protegerlos de los incendios, se envuelven sus troncos con papel de aluminio, como hicieron en septiembre del 2021 (puedes leer la noticia aquí).

Y tú, ¿has tenido oportunidad de verlo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.