Árbol Matusalén, el más viejo del mundo

El Pinus longaeva es un árbol que vive muchos años

Imagen – Flickr/Jim Morefield

Las plantas son unos de los pocos seres vivos que pueden vivir miles de años; incluso dentro de este gran reino, solo hay unas pocas especies que lo consigan. Una de ellas es el Pinus longaeva, que es a la que pertenece el árbol llamado Matusalén.

Estas coníferas viven en zonas de gran altitud, donde los inviernos son muy fríos y largos, y el verano no dura más que algunas semanas. Pero son precisamente esas condiciones tan duras las que les obligan a crecer a un ritmo extremadamente lento, logrando así superar los 4000 años de edad.

¿Cuáles son las características del árbol Matusalén?

El Pinus longaeva es un árbol lento

Imagen – Flickr/brewbooks

El árbol Matusalén es una planta que está muy protegida, tanto que no podemos mostrarte una imagen de él porque simplemente no la hemos encontrado. Pero sí que podemos decirte que se encuentra en California (Estados Unidos), en concreto en el Bosque Nacional Inyo.

Se trata de una conífera que tiene una edad aproximada de 4847 años, descubierta en 1930 por el paleóntologo Edmund Schulman. Este hombre era un científico que se dedicaba a estudiar los anillos de los árboles para saber cuándo se produjeron los distintos periodos de sequía que hubo hasta la fecha.

Pero, ¿cómo es nuestro protagonista? Bueno, viendo imágenes de ejemplares de Pinus longaeva que ya tienen una edad avanzada, podemos suponer que tiene el tronco retorcido sobre sí mismo. Un tronco ancho, quizás de 2 metros de diámetro, pero de poca altura, ya que los fuertes vientos no dejan que crezca mucho más.

En este sentido, es muy raro que los pinos longevos superen los 5 metros de altura; solo los que están un poco protegidos pueden llegar a los 15 metros.

Además, el árbol Matusalén ya está casi al final de su vida. Hay quien considera que ya »está más muerto que vivo», por lo que es probable que solo tenga algunas ramas con hojas verdes.

Por supuesto, todo esto son suposiciones, como digo basadas en lo que se puede ver en las imágenes de Pinus longaeva que están en una edad muy avanzada, y teniendo en cuenta las condiciones en las que viven esos árboles.

El Servicio Forestal de los Estados Unidos rehúsa revelar la ubicación exacta para evitar vandalismos, algo que por desgracia ya ocurrió en 1964, cuando un estudiante universitario mandó pedir (o cortó, no está claro) la raíz de un gigante: Prometeo, que también era de la misma especie que Matusalén, pero que era más mayor: tenía unos 4900 años.

A día de hoy, los restos de Prometeo están bien guardados en la Universidad de Arizona.

Y claro, nadie quiere que Matusalén corra la misma suerte, ni tampoco que acabe dañado por la gente que desee verlo.

¿Es el árbol Matusalén el más viejo del mundo?

Cuando se busca información en Internet sobre este ejemplar en prácticamente todos los sitios te dicen que sí, que es el más viejo. Y sí, lo es. Es más, se estima que el Pinus longaeva puede llegar a vivir unos 5200 años de edad.

Pero hay un organismo vivo que es mucho, mucho más viejo. Te hablo del árbol pando, un álamo temblón cuyas raíces tienen unos 80.000 años de edad. Crece en América del Norte, para ser más exactos, en la meseta de Fish Lake, en Colorado (Utah).

¿Cómo se cuida el Pinus longaeva?

Los conos e Pinus longaeva son grandes

Imagen – Wikimedia/Jim Morefield

Se trata de una conífera que vive bien únicamente en lugares donde el clima es similar al que tiene en su lugar de origen. Por este motivo, no se debería de sembrar en los trópicos, región mediterránea ni en otras zonas cálidas.

Es un árbol de montaña, adaptado a vivir en condiciones extremas. Por eso, el calor que suele hacer en países como España por ejemplo, no le haría ningún bien. Pero si vives en una zona donde los veranos son frescos, y si durante el invierno se registran nevadas importantes, entonces sí puede ser interesante tener uno. Estos son los cuidados generales que debes darle:

  • Ubicación: ponlo desde el primer momento al aire libre. Si las condiciones climáticas son las que acabamos de mencionar, puedes ponerlo en un lugar soleado; en caso contrario es preferible que esté en sombra o semisombra.
  • Tierra o sustrato: es muy importante que la tierra sea ligeramente ácida y con un excelente drenaje. Si vas a tenerlo en maceta, es aconsejable ponerle sustrato para plantas ácidas, como este.
  • Riego: tienes que regarlo cada 3 o 4 días en verano. Durante el resto de estaciones tendrás que hacerlo de forma más espaciada, ya que la tierra permanece seca más tiempo.
  • Abonado: puedes abonarlo con un abono ecológico, como el humus de lombriz o el guano (en venta aquí). Aprovecha los meses más cálidos para hacerlo, siguiendo las indicaciones de uso.
  • Rusticidad: es un árbol que puede resistir temperaturas de hasta los -34ºC; en cambio, no le gusta el calor (20ºC o más).

Como ves, el árbol Matusalén y la especie a la que pertenece, son unos seres vivos muy singulares.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.