¿Es posible tener un árbol tamarindo en España?

El tamarindo es un árbol tropical

Imagen – Flickr/Malcolm Manners

Muchos de nosotros queremos tener un jardín con plantas exóticas, de aspecto tropical, por eso, no es de extrañar que nos preguntemos si es posible cultivar un árbol tamarindo en España. Y es que esta es una planta que no solo es preciosa, sino que además produce frutos comestibles.

Pero para responder a esa pregunta tenemos que saber qué clima hay en su lugar de origen, ya que solo de esta manera podremos hacernos una idea de si es viable o no cultivarlo en nuestra zona.

¿Dónde vive el tamarindo?

El tamarindo es un árbol tropical

Imagen – Flickr/Scamperdale

El tamarindo es un árbol perennifolio originario de África, en particular de las sabanas tropicales de Sudán, donde pueden caer unos 800mm de precipitación al año, especialmente en verano, y donde la temperatura media anual es de 22º, con mínimas de 11ºC y máximas de 35ºC.

Ahora bien, el ser humano lo extendió a otros continentes, empezando por Asia y llegando finalmente a América, que es donde más se cultiva hoy en día.

Se trata de una planta de rápido crecimiento, que, como decíamos, se mantiene siempre verde durante todo el año. Esto es así porque las condiciones en las que vive permite que sus hojas permanezcan en la planta durante mucho tiempo (meses) hasta que son sustituidas por otras.

Por lo tanto, es una especie que vive en zonas donde llueve mucho en la estación más cálida, y donde además las temperaturas son elevadas durante todo el año; o dicho de otra manera: se encuentra en lugares donde el termómetro nunca baja de los 10ºC.

¿Se puede tener en España?

Es complicado. Por supuesto, en el sur y en algunos puntos de la región mediterránea, así como en algunos puntos de las Islas Canarias, sí es posible. En el resto del país, se podría tener en un invernadero, o dentro de casa si se dispone de un patio interior al que llegue mucha luz natural, y aún así, veremos que no es fácil mantenerlo con vida.

Se trata de un árbol que, además de un clima cálido y mucha luz, necesita que la humedad ambiental sea elevada. Esto no es problema si estás en la costa, en una isla, cerca de un río o en una zona donde llueve con frecuencia, pero si no, entonces el tamarindo podría deshidratarse.

¿Vale la pena tenerlo como planta de interior?

Las hojas del tamarindo son perennes

Imagen – Wikimedia/James Steakley

Si tenemos en cuenta que es un árbol muy sensible a las heladas, y que incluso sufre mucho con el frío (es decir, cuando las temperaturas bajan de los 10ºC), quizás te preguntes si es posible tenerlo dentro de casa. Y la respuesta es que sí, pero solo si se tiene en una habitación en la que tengas una habitación con ventanas por las que entre mucha, mucha luz.

Pero eso sí, es importante que, en caso de que tengas cortinas, te acuerdes de descorrerlas, de plegarlas, para que así pueda haber más claridad. Asimismo, recuerda que si tienes algún ventilador o aparato del aire acondicionado por ejemplo, has de procurar poner la planta en una esquina en la que no quede expuesto a las corrientes de aire generadas por estos aparatos.

Otra cosa que puedes hacer es tenerlo dentro de casa solo en invierno, y sacarlo fuera cuando el tiempo mejore. De este modo, vas a conseguir que aproveche mucho mejor el calor para crecer. Pero si lo haces, ponlo en semisombra; es decir, no lo expongas al sol sin antes acostumbrarlo, porque se quemaría.

¿Cómo se ha de cuidar el árbol tamarindo en España?

Hablemos ahora de cómo se cuida esta planta en nuestro país. Pero antes de nada, déjame decirte algo: vivimos en uno donde hay muchos climas diferentes: por ejemplo, no hace el mismo calor en los Pirineos que en Tenerife, ni llueve con la misma frecuencia en Galicia que en Almería. Por ello, podríamos decir que estos consejos son generales. Luego tú, pensando en cómo es el clima de tu zona, tendrás que ver si puedes seguirlos al pie de la letra, o hacer variaciones:

  • Ubicación: como es una planta muy sensible al frío, pero también muy demandante de luz, es interesante tenerla fuera en primavera y en verano, y meterla en casa en otoño.
  • Tierra o sustrato:
    • Jardín: si tienes la suerte de vivir en una zona donde no se registran heladas nunca, podrás plantarlo en el suelo si este tiene buen drenaje.
    • Maceta: puedes llenarla con sustrato universal, como este.
  • Riego: es un árbol que se debe regar, siempre que no llueva, varias veces por semana en verano. Si tienes dudas sobre cuándo y/o cómo regar, te aconsejo echar un vistazo a nuestro vídeo sobre el riego.
  • Abonado: puedes abonarlo desde abril hasta finales del verano. Si no se registran heladas, puedes abonarlo durante todo el año. Para ello, usa abonos orgánicos, como el guano o el estiércol, así cuidarás del medio ambiente.
  • Multiplicación: para multiplicar al tamaño, se han de sembrar las semillas en primavera.

El tamarindo en España es una planta exigente, pero si te apetece tener un ejemplar, te deseamos mucha suerte.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.