Árboles australianos

Hay muchos árboles australianos

Imagen – Wikimedia/Jacqui Barker

¿Cuántas especies de árboles son originarias de Australia? Teniendo en cuenta que la mayor parte del continente es una zona árida o semi-árida, puede que te cueste creer que haya ni más ni menos que unas 22 mil especies de plantas, y un porcentaje bastante importante de ellas son de árboles. No te podemos decir cuántos tipos de plantas arbóreas hay en este país, pero para que te hagas una idea, solo de eucaliptos se estima que hay unas 600 variedades. De hecho, los bosques de eucalipto ocupan unos 55 millones de hectáreas.

Entonces, si quieres conocer los nombres de los árboles australianos, aquí te voy a decir algunos de ellos. Unos son más conocidos que otros, pero sin duda todas estas plantas son cuanto menos curiosas.

Acacia dealbata

La Acacia dealbata es un árbol mediano

Imagen – Wikimedia/Certo Xornal

La Acacia dealbata es una especie conocida como mimosa o acacia australiana. Es un árbol perennifolio que crece tanto en la costa sur-sureste, como en la sudoeste del país. Asimismo, crece en la vecina Tasmania. Alcanza los 12 metros de altura, y florece a muy temprana edad: normalmente a partir del segundo año de vida. Las flores surgen a finales del invierno, y son amarillas.

Al ser una planta de gran valor ornamental que resiste además la sequía, se ha cultivado mucho en España. El problema es que se ha adaptado tan bien en determinadas zonas, que ha pasado a ser invasora hasta el punto de que está prohibida en la península ibérica -no en los dos archipiélagos, algo que personalmente me parece cuanto menos absurdo teniendo en cuenta cómo se comportan otras acacias en la región mediterránea- (aquí tienes el enlace al Catálogo Español de Especies Invasoras).

Banksia coccinea

La Banksia coccinea es un árbol pequeño

Imagen – Wikimedia/John Jennings

La banksia escarlata es un árbol perennifolio que llega a medir 8 metros de altura. Es originaria de Australia Occidental, y tiene unas flores agrupadas en inflorescencias de tipo espiga, y de color rojo escarlata.

Por ello, es una planta que queda bien tanto en macetas grandes, como en jardines de todo tipo, incluyendo los pequeños, ya que no solo tiene raíces no invasivas, sino que además cuando florece es todo un espectáculo. Por si fuera poco, es una planta capaz de soportar las heladas suaves.

Brachychiton acerifolius

Árbol de fuego es el nombre de un árbol australiano

Imagen – Wikimedia/Sheba_Also

El Brachychiton acerifolius es una de las especies de Brachychiton autóctonas de este país, y sin duda la más espectacular cuando florece. Crece en la costa este, en concreto, en las regiones de clima subtropical, de modo que no le gusta mucho el frío aunque soporta heladas puntuales de hasta los -3ºC. Puede alcanzar unos 15 metros de altura, y desarrolla una copa de unos 4-5 metros de ancho. Las flores surgen en primavera, y son de un color rojo fuego que llama poderosamente la atención.

Es perfecto para plantar en jardines mediterráneos por ejemplo, ya que además, aunque no resiste tan bien la sequía como el Brachychiton populneus o el Brachychiton rupestris, especies autóctonas también de Australia, tampoco es uno de los que necesita agua con frecuencia.

Corymbia ficifolia

El eucalipto rojo es un árbol perennifolio

Imagen – Wikimedia/Bidgee

La Corymbia ficifolia es el árbol conocido como eucalipto rojo o eucalipto de flores rojas a pesar de que no pertenece al género Eucalyptus, sino Corymbia. Es nativo de la costa sur de Australia Occidental, y alcanza una altura aproximada de 50 metros en su hábitat natural (en cultivo es difícil que supere los 10 metros).

Se trata de un árbol perennifolio que no es nada exigente, puesto que crece en una gran variedad de suelos -incluyendo los poco fértiles-, y además, soporta las heladas siempre y cuando no sean severas puesto que si baja de los -3ºC sufrirá daños graves.

Eucalyptus grandis

El Eucalyptus grandis es un árbol perennifolio

Imagen – Flickr/Harry Rose

El Eucalyptus grandis es una de las cientos de especies de eucalipto que crecen en Australia. Esta en concreto forma parte de los bosques costeros del este del continente. Puede llegar a medir unos 50 metros de altura, con un tronco de hasta 2 metros de diámetro en su base. La corteza del mismo es de un color casi blanquecino, excepto en la parte baja que es marrón.

Aguanta bien el frío, como también las heladas de hasta los -5ºC. De todas formas, es importante aclarar que crece mejor si el clima es cálido, sin heladas o muy débiles.

Ficus rubiginosa

El ficus rubiginosa es un árbol perenne

Imagen – Wikimedia/John Robert McPherson

El Ficus rubiginosa es un árbol perennifolio originario del este de Australia. En lenguaje popular se le conoce como higuera de Puerto Jackson o higuera mohosa (por el aspecto de sus hojas) y es una planta que alcanza una altura de 10-15 metros cuando se la cultiva. Eso sí, su copa es muy ancha, llegando a medir 6-7 metros en los ejemplares más maduros. La copa proyecta, pues, muchísima sombra, algo que sin duda es de agradecer cuando el sol aprieta.

Se trata de una planta que, por su tamaño, se ha de plantar en el suelo si el jardín es grande y el clima es tropical o subtropical. No resiste las heladas.

Lophostemon confertus

El boj cepillo es un árbol australiano

Imagen – Wikimedia/JMK

El Lophostemon confertus es un árbol perennifolio conocido como boj cepillo que crece en la costa este de Australia. Puede alcanzar una altura máxima de 40 metros en origen, pero en cultivo no supera los 12 metros. La copa es densa, y bastante grande, puesto que mide unos 4-5 metros de ancho. Sus flores son blancas, y surgen en primavera.

Puede vivir en climas tropicales, subtropicales y en los templados cálidos. Soporta las heladas no muy severas de hasta los -4ºC.

Polyscias murrayi

Hay muchos tipos de árboles australianos

Imagen – Flickr/Tatters ✾

El Polyscias murrayi es un árbol conocido como cedro lápiz, probablemente por tener un tronco cilíndrico con la corteza lisa. Crece en los bosques lluviosos del este del país, y puede alcanzar una altura aproximada de 25 metros.

Se trata de una planta perennifolia que puede soportar las heladas suaves, pero solo si son puntuales y de muy corta duración.

Rhodosphaera rhodanthema

Hay muchos tipos de árboles australianos

Imagen – Flickr/Tatters ✾

La Rhodosphaera rhodanthema es una especie originaria de Queensland, en Australia. Alcanza una altura de 20 metros, y desarrolla hojas bastante grandes, de hasta 30 centímetros de largo por unos 10cm de ancho. Sus flores son rosadas y surgen en inflorescencias de tipo panícula, la cual mide unos 20 centímetros de largo como máximo.

En cultivo se comporta como una planta que resiste la sequía siempre que sea por cortos periodos de tiempo, y las heladas débiles.

Wollemia nobilis

La Wollemia nobilis es una conífera primitiva

Imagen – Wikimedia/Fritz Geller-Grimm

La Wollemia nobilis es una conífera considerada como fósil viviente, y además está en peligro crítico de extinción. Crece en los bosques templados de Nueva Gales del Sur, en Australia. Es de hoja perenne, y alcanza una altura aproximada de 20 a 40 metros.

Puede resistir heladas de hasta los -5ºC, pero no le gusta demasiado el calor extremo (35ºC o más).

¿Qué te han parecido estos árboles australianos?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.