¿Existen árboles de interior?

Si buscas plantas grandes para decorar tu hogar puedes tener en mente hacerte con algunos árboles de interior, ¿verdad? Son plantas muy bonitas que aportan elegancia y color a la estancia, pero… ¿existen realmente árboles que puedan vivir siempre en maceta dentro de una habitación?

Hoy en día es sencillo encontrar plantas exóticas en los viveros, seres vegetales cuyo origen se encuentra en las regiones tropicales o subtropicales del planeta que son cultivadas en grandes invernaderos de producción donde se las abona regularmente hasta que estén listas para su venta. Los árboles no son una excepción.

Plantas de interior

Imagen – Sunset.com

No hay ninguna planta que sea de interior; sin embargo, sí que hay algunas que no soportan el frío y que, por lo tanto, no queda más remedio que tenerlas dentro del hogar. Dentro de este grupo, hay unas que se adaptan mejor que otras, por ejemplo: los cactus al necesitar mucha luz suelen tener problemas de crecimiento si están en casa; en cambio, la aspidistra o el potos se llegan a poner preciosos.

Si hablamos de los árboles, éstos son plantas que llegan a alcanzar una altura mínima de 4 metros, es decir, bastante más que la altura de la casa. Además, tenemos que tener en cuenta que necesitan mucha luz para crecer, de modo que sólo podremos tenerlos más o menos bien si disponemos de un patio interior o de una habitación que tenga ventanas acristaladas. En el caso de que lo tengamos, sería interesante adquirir aquellos que tengan hoja pequeña, como las acacias, las albizias, o algunos Ficus, como el F. benjamina o el F. nitida, que son muy manejables.

Árbol de Ficus benjamina

Ficus benjamina

Una vez tengamos nuestros árboles de interior, tenemos que proporcionarles los siguientes cuidados:

  • Ubicación: se tienen que colocar en la habitación con más luz.
  • Sustrato: tiene que tener muy buen drenaje. Se puede poner una capa de bolas de arcilla expandida y luego sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Riego: dos o tres veces por semana en verano, y cada 6-7 días el resto del año. Si le tenemos puesto un plato debajo se lo quitaremos a los 15 minutos de haber regado.
  • Abonado: desde primavera hasta finales de verano se deben abonar con abonos minerales u orgánicos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: en primavera.

Con estos consejos podremos disfrutar de nuestros árboles 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *