7 árboles de la sabana

Los árboles de la sabana resisten bien la sequía

¿Te has preguntado alguna vez cuáles son los nombres de los árboles que viven en la sabana? Estas plantas son realmente asombrosas, ya que viven en lugares donde las precipitaciones son tan escasas que, a menudo, no les queda más opción que permanecer sin hojas durante la estación más seca del año. Algunas incluso toman medidas aún más drásticas: dejar de alimentar una o varias de sus ramas con el único objetivo de ahorrar agua.

Como el clima que hay en ese hábitat es muy característico, cultivar árboles de la sabana no siempre es tarea fácil, ya que son especialmente sensibles al exceso de riego y a las heladas. Pero eso no quita que no podamos disfrutarlos en fotos, aunque desde aquí te animo a que, si tienes oportunidad, no dudes en verlos visitando los paisajes donde viven.

Acacia tortilis

La Acacia tortilis es un árbol de la sabana africana

Imagen – Wikimedia/JMK

La Acacia tortilis, o acacia de copa plana, es el típico árbol caducifolio que aparece en multitud de imágenes de la sabana africana. Su copa es aparasolada, formada por numerosas ramas de las que brotan hojas bipinnadas. Es espinoso, especialmente de joven, para poder protegerse de los depredadores. Puede crecer hasta los 14 metros de altura.

En cultivo es una planta que requiere sol, y tierras que drenen bien el agua. Pero por desgracia no soporta heladas.

Adansonia digitata

El baobab es un árbol de la sabana africana

Imagen – Wikimedia/Bernard DUPONT from FRANCE

La Adansonia digitata, mucho más conocida como baobab o árbol del pan del mono, es un árbol caducifolio endémico del sur del Sáhara (África). Su tronco puede engrosarse mucho; de hecho, su circunferencia puede superar los 40 metros, y llegar los 25 metros de altura. La copa es muy ramificada, y de ella brotan hojas verdes y flores grandes de color blanco.

Cultivarlo, y tener éxito con él, implica estar bastante pendientes de él. Sus semillas germinan bien si se tienen 24 horas en un termo con agua caliente (a unos 40ºC), pero el sustrato ha de ser muy poroso para que sus raíces puedan desarrollarse bien. Por eso, es aconsejable tenerlo en pómice por ejemplo, y regarlo de vez en cuando.

Eso sí, no soporta el frío, de modo que si en tu zona la temperatura baja de los 10ºC necesitará protección.

Albizia procera

La Albizia procera es un árbol de rápido crecimiento

Imagen – Flickr/Tony Rodd

La Albizia procera es un árbol caducifolio que crece en Asia. Alcanza una altura de 25 metros, y sus hojas son pinnadas, con folíolos algo coriáceos. Produce flores de color amarillo-blanquecino, y frutos (legumbres) de hasta 15 centímetros de largo por hasta 2,5 centímetros de ancho.

Es una buena planta para cultivar en las regiones donde llueve poco, siempre que la tierra drene bien el agua. Soporta heladas moderadas de hasta los -7ºC.

Ficus sycomorus

El sicomoro es un árbol con una copa ancha

Imagen – Wikimedia/MPF

El Ficus sycomorus, llamado sicomoro o sicómoro, es un árbol perennifolio que crece en buena parte de África, sur de Arabia, Chipre y también en algunos puntos de Madagascar. En el pasado fue apreciado en Egipto, pero ahora es difícil encontrarlo ahí. Alcanza una altura de 20 metros, y tiene una copa ancha. Produce higos comestibles de unos 2-3 centímetros de diámetro.

Se trata de un bonito árbol capaz de soportar el frío y las heladas débiles de hasta los -1ºC. Pero hay que tener en cuenta que sus raíces requieren de mucho espacio para que la planta se vea espléndida.

Haloxylon ammodendron

El saxaul es un árbol en peligro de extinción

Imagen – Wikimedia/He-ba-mue

El Haloxylon ammodendron, conocido popularmente como saxaúl o saksaúl, es un árbol o arbolito endémico de Asia Central, extendiéndose hasta el desierto de Gobi. Alcanza una altura de entre los 2 y los 10 metros. Las hojas son muy pequeñas, de hecho, no son más que escamas con forma de cúspide.

Se considera una especie en riesgo de extinción, debido a que en el 2008, durante la crisis energética que sufrió África Central, se talaron muchos ejemplares para aprovechar su madera.

Pistacia vera

El pistachero es un árbol que produce frutos comestibles

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

La Pistacia vera, o pistachero, es un árbol caducifolio originario del oeste de Asia que alcanza una altura de entre 5 y 7 metros. Sus hojas son pinnadas, y brotan de una copa compuesta por numerosas ramas. Los frutos son drupas de unos 2-2,5cm, y secos.

Es una planta ideal para cultivar en climas secos y cálidos, puesto que sus necesidades hídricas son bajas. Además, resiste el frío y las heladas de hasta los -7ºC.

Schinus molle

El Schinus molle es un árbol de hoja perenne

Imagen – Flickr/manuel m. v.

El Schinus molle es conocido como árbol de la pimienta. Es un árbol perennifolio que crece en Perú, Argentina, Chile y Bolivia. Alcanza una altura aproximada de 12 metros, pero a veces puede llegar a los 25 metros. Sus hojas son alternas, verdes, y pinnadas, y producen frutos globosos de unos 6 milímetros de diámetro.

Gracias a su adaptabilidad y rusticidad (resiste hasta los -7ºC), ha logrado asilvestrarse en otras partes del mundo, como África del Sur, Florida y Hawái, donde ha resultado ser muy dañino para las plantas autóctonas de esos países. En España también se cultiva bastante, sobre todo en la región del mediterráneo, pero es una especie que hay que ir vigilando debido a su carácter invasor.

¿Cuál de estos árboles de la sabana te ha gustado más?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.