Árboles gigantes

Tronco de Secuoia

Son impresionantes. Espectaculares. Inmensos. Imponentes. Podríamos decir muchas cosas sobre ellos, pero seguro que nos faltarían palabras para describirlos. A su lado, cualquiera de nosotros somos diminutos. Los árboles gigantes son, a menudo, las plantas más antiguas del planeta Tierra. 

Con una edad que puede rondar fácilmente los 2000-3000 años, estos magníficos seres vegetales son el hogar de muchas otras especies, tanto animales como plantas. En Jardinería On vamos a mostrarte algunos de los más sorprendentes.

Secuoya gigante

 

Y vamos a empezar por una de las especies de árboles gigantes más conocidas: la Sequoiadendron giganteum, o llamada por el nombre común Secuoya gigante. Esta conífera originaria del oeste de América del Norte tiene un ritmo de crecimiento muy lento, pero una esperanza de vida 3200 años.

Puede llegar a medir de 50 a 85 metros de altura, y su tronco alcanzar los 7 metros de diámetro, aunque se han encontrado referencias de árboles que llegaron a los 94 metros de altura y tener un tronco de más de 11m de diámetro.

Actualmente, en el Parque Nacional de Secuoyas, en California, crece uno llamado General Sherman, el cual tiene una edad aproximada de 2500 años y un peso de 1300 toneladas.

Secuoya roja

 

La Secuoya roja, conocida con el nombre científico Secuoia sempervirens, es la conífera más alta que existe, llegando a medir 115,61 metros de altura y 7,9 metros de diámetro en su base. Es, también, una de las más longevas, pudiendo vivir entre los 2000 y los 3000 años.

Crece de manera natural en el oeste de América del Norte, aunque hoy en día debido a su majestuosidad se le puede encontrar en todas las regiones de clima templado del mundo.

Eso sí, debes saber que si te animas a adquirir uno, sólo sobrevivirá si el verano es suave y el invierno frío.

Gomero gigante

 

En Australia y Tasmania crecen unos de los árboles más rápidos del mundo: los eucaliptos. Con un ritmo de 1 metro por año, no suelen ser plantas que se recomiende tener en los jardines ya que su sistema radicular es muy invasivo. Sin embargo, cuando se les ve en su hábitat natural son una auténtica maravilla, sobretodo si te encuentras con un gomero gigante.

Este árbol, cuyo nombre científico es Eucalyptus regnans, es una planta que puede llegar a alcanzar los 152 metros, como uno que descubrieron en 1872 al que llamaron Ferguson Tree. Lamentablemente, hoy día ya no existe. En el año 1888 con motivo de la Exposición Internacional en Melbourne se ofreció una recompensa a quien encontrase un árbol que midiese más de 120 metros.

Nadie lo pudo hallar. Aunque encontraron uno que medía ”sólo” 99 metros en Mt. Baw Baw (Victoria).

Abeto Douglas

El Abeto Douglas, conocido también como Pino de Oregón y cuyo nombre científico es Pseudotsuga menziesii, es una conífera que, al igual que el Secuoya, crece a un ritmo muy lento pero seguro. Es originario de Norteamérica, concretamente del suroeste, y también se le puede encontrar en el suroeste de Canadá.

Llega a medir hasta 75 metros de altura, con diámetro de tronco de hasta 2 metros. Es una de las plantas que habitan los bosques primarios, es decir, aquellos que no han sido explotados por el ser humano.

Su esperanza de vida es muy larga, de más de 1000 años.

¿Cuál te ha gustado más?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *