Arbustos para tener en invierno

Rododendro

Finalizada la temporada de primavera, es quizá el momento más difícil del año para nuestras plantas, que deben adaptarse a las temperaturas que comienzan a bajar. Quienes se encuentran diseñando un espacio verde pueden pensar en elegir aquéllas plantas que mejor se adapten al frío, aquéllas especies que soportan las heladas o bien que no se resienten demasiado con pocas horas de sol.

Muchos arbustos son buenos aliados para soportar los días de otoño e invierno pues son robustos y tienen un buen poder de adaptación. Algunos son más resistentes que otros, pudiendo conservar sus hojas verdes. Lo ideal es combinar estos arbustos con otras plantas menos resistentes para que durante todo el año el jardín luzca bonito.

Arbustos sin abrigo

Durillo

Entre los mejores arbustos para el invierno está el Abelia, que además de lucir verde todo el año tiene unas bonitas flores de colore blanco, de grandes pétalos y forma acampanada que regalan un rico aroma. Este arbusto no sólo es resistente al frío sino que además es muy práctico pues no exige muchos cuidados. Puedes tener varias plantas en diferentes rincones del jardín dado que se multiplica con esquejes de forma fácil y rápida.

Pero si buscas arbustos resistentes al frío aún más coloridos, el Rododendro estará entre tus favoritos. Lo más llamativo de esta especie son sus flores, abundantes y de colores vibrantes. A diferencia del Abelia, antes de plantarlo debes tener en cuenta algunos cuidados pues no resiste el sol directo y además necesita un riego regular aunque evitando siempre que las hojas se mojen.

Opciones con flores blancas

Espino albar

Muchas personas entonces optan mejor por el Espino albar, también conocido como Crataegus monogyna, ya que entonces disponen de un arbusto muy resistente al frío pero que además puedes dejarlo casi sin cuidados. Además, durante el invierno es cuando florecen sus pequeñas flores blancas que se esparcen por todo el arbusto creando un efecto visual muy agradable. Por eso es utilizado con fines decorativos durante una temporada no acostumbrada a las flores.

Otra alternativa similar en características es el Durillo, una planta que también regala flores blancas en invierno dado que florece cuatro veces al año, es decir en cada estación. Esta planta perenne se adapta sin inconvenientes al frío y si quieres mantenerla de dimensiones pequeñas es necesario realizar podas periódicas pues de otra forma se extiende hasta convertirse en un pequeño árbol.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *