Areca o kentia: ¿cómo diferenciarlas?

Vista de la palmera bambú

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

La areca y la kentia son dos de las palmeras más vendidas, especialmente para tener en interior. Sin embargo, aunque para ojos inexpertos pueden parecer prácticamente iguales, lo cierto es que son muy diferentes. Necesitan cuidados similares, pero nada más.

Para que te sea fácil identificarlas, en este artículo te voy a explicar en qué se diferencian, así sabrás si lo quieres una areca o una kentia para decorar tu vivienda o el jardín.

Me encantan las palmeras. De hecho, diría que, junto a los arces japoneses y a las sarracenias, son mis plantas favoritas. Pero aunque disfruto conociendo las especies exóticas, es decir, aquellas que solo se pueden conseguir en viveros y tiendas especializadas y más rara vez en los viveros convencionales, las más comunes como la areca y la kentia me parecen plantas muy, muy bonitas. Tanto es así que no dudé en comprarlas para tenerlas en casa, tal y como puedes ver en el vídeo.

Sin embargo, a pesar de ser plantas comunes a veces te encuentras a alguien que las confunde. Y es normal, ya que cuando son jóvenes se parecen bastante. Por eso, voy a decirte cómo diferenciarlas, independientemente de la edad que tengan:

Características físicas

Vamos a hablar primero de las características físicas; no en vano, son las que podemos ver:

Hojas

Las Dypsis tienen hojas pinnadas para que el agua salga rápido

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo from Armenia, Colombia

Las hojas de la kentia son de color verde oscuro, y además tienen los folíolos más anchos que los de la areca. Esta última tiene las hojas más divididas, es decir, que están compuestas por un número mayor de folíolos; de hecho, puede llegar a tener hasta 60 pares.

Otra diferencia importante que puede pasar desapercibida si no tienes con qué comparar es que cuando son jóvenes las hojas de la kentia son más arqueadas que las de la areca. Y aunque a medida que va creciendo la kentia las seguirá produciendo así, tienden a crecer en sentido ascendente. Las hojas de la areca, en cambio, no tienen esa tendencia a crecer en sentido horizontal.

Altura y tronco/s

La kentia es una palmera mucho más alta que la areca: puede llegar a medir hasta 15 metros si el clima y las condiciones del lugar se lo permiten. Además, desarrolla un solo tallo que llamamos erróneamente tronco, el cual es de color verde oscuro cuando es joven, y anillado cuando madura. Su grosor será de unos 20 centímetros, llegando a 30cm en su base.

Por otro lado, la areca es una planta que alcanza una altura máxima de 5 metros, pero lo más normal es que no supere los 3 metros. Ella desarrolla varios tallos, incluso desde que es joven. Estos salen desde los tallos ya formados, y son de color verde amarillento con puntitos de color oscuro. Cuando la planta madura, tendrá también los tallos anillados, pero se mantendrán delgados, midiendo unos 15 centímetros a lo sumo.

Flores y semillas

Las flores de la areca son amarillas

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke

La kentia es una palmera que tarda mucho en florecer, como mínimo 10 años. Cuando lo hace, produce una inflorescencia de hasta 1 metro de largo la cual brota debajo de las últimas hojas. Las flores son muy pequeñas, de más o menos 1 centímetro, y de color verde amarillento. Una vez son polinizadas, maduran los frutos que son verdes al principio y de color rojo oscuro más tarde. Estos miden 1 centímetro de largo y contienen una semilla.

Nuestra otra protagonista, la areca, crece más rápido, así que florece más pronto: aproximadamente a los 5 años de edad si las condiciones se lo permiten. Sus flores también se agrupan en inflorescencias amarillas que brotan debajo de las últimas hojas; sin embargo, los frutos son verdes o verde-amarillentos al principio, y de un color rojo brillante después.

Otras diferencias importantes

Hemos hablado de las características físicas, pero lo cierto es que hay otras que también es importante conocer, ya que serán las que nos ayudarán a entender por qué son dos palmeras diferentes:

Origen

Las kentias viven en la isla Lord Howe

Imagen – Wikimedia/Black Diamond Images // Kentias en su hábitat natural.

La kentia es una palmera nativa de la isla de Lord Howe, que es una isla que está en el Mar de Tasmania. En concreto, está a unos 600km al este de Australia. Se trata de una planta de lento crecimiento que puede encontrarse cerca del mar, por lo que vive en lugares donde la humedad ambiental es muy alta. Además, la temperatura media anual es de 19’8ºC, y la precipitación media es de 1153mm.

En cambio, la areca es nativa de Madagascar, donde vive en una región donde el clima es tropical lluvioso, con una temperatura media anual de 20ºC.

Necesidades básicas

Para que puedan estar realmente bien, es importante saber qué cuidados debemos de proporcionarles. Y aquí es donde encontraremos más diferencias:

  • Kentia: se trata de una palmera de lento crecimiento que tiene que estar en una habitación en la que haya mucha claridad, aunque puede tolerar condiciones de poca luz. Asimismo, si vives en una zona donde hay heladas débiles, podrás cultivarla en el exterior, pero eso sí: si el grado de insolación es muy alto, como ocurre en el mediterráneo, tendrás que ponerla en sombra ya que de lo contrario se quemaría. Asimismo, has de regarla 1 o 2 veces a la semana, y pulverizar sus hojas con agua a diario si la humedad ambiental es baja.
  • Areca: es una palmera que crece rápido, pero es más delicada que la kentia. No soporta el frío, y necesita un lugar en el que haya mucha luz (no directa) y una humedad ambiental alta. Es sensible al exceso de agua, aunque necesita que se riegue un poco más que la kentia, sobre todo durante el verano.

¿Dónde comprar?

Si lo deseas, puedes conseguirlas pinchando aquí:

Areca

La areca es una palmera multicaule

Cómprala desde aquí.

Kentia

La kentia es una palmera que vive bien en interior

¿Quieres una kentia? Pincha aquí.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.