Arenaria montana

Las flores de la Arenaria montana son de color blanco

La Arenaria montana es preciosa planta herbácea que podemos cultivar tanto en maceta como en el jardín. Sus flores de color blanco puro son muy llamativas, tanto que harán que cualquier lugar se vea de una manera muy especial.

Además, su mantenimiento no es difícil, tanto es así que es capaz incluso de soportar algunas heladas. ¿La descubrimos? 🙂

Origen y características

La flor de Arenaria montana es muy ornamental

Nuestra protagonista es una planta herbácea originaria de las regiones montañosas del suroeste de Europa, concretamente desde los Pirineos franceses hasta Portugal. En España podemos encontrarla en Alicante, Castellón y Valencia, donde crece en terrenos rocosos y pedregosos o en matorrales del litoral. También aparece en la Sierra de Gredos. Su nombre científico es Arenaria montana, aunque se la conoce como arenaria, césped espinoso o pamplina falsa espinosa.

Se trata de una hierba muy ramificada, con tallos finos que tienen cierta tendencia a trepar sobre los arbustos que crecen cerca de ella que alcanza una altura de unos 20cm. Sus hojas miden 1-3cm, y tienen el nervio del centro que apenas se ve, y el margen foliar replegado hacia el envés. Las flores son pedunculadas, con la corola blanca que mide unos 2cm de diámetro.

¿Cuáles son sus cuidados?

La Arenaria montana es una planta muy bonita

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Arenaria montana es una planta que para poder estar bien necesita que se la coloque en el exterior, ya sea a pleno sol o con sombra parcial. Eso sí, si se opta por esta última opción, es importante asegurarse de que le dé al menos 4 horas de luz directa al día, puesto que de lo contrario no florecerá tanto como tocaría.

Tierra

Puede cultivarse tanto en maceta como en el jardín:

  • Maceta: no es necesario complicarse. Con el sustrato de cultivo universal que venden en cualquier vivero, tienda de jardinería o aquí mismo crecerá bien.
  • Jardín: es indiferente siempre que sea fértil y tenga buen drenaje. En el caso de que la tierra de tu jardín no sea así, haz un agujero de plantación de unos 50cm x 50cm y mezcla la que saques con un 30% de perlita (puedes conseguirla aquí) y un 10% de humus de lombriz (en venta aquí).

Riego

Teniendo en cuenta que el exceso de riego es una de las causas principales de muerte de las plantas cultivadas, lo más recomendable es comprobar la humedad del sustrato o tierra antes de regar. De esta manera, evitarás perder a tu Arenaria montana antes de tiempo. Por ello, debes hacer cualquiera de estas cosas:

  • Introducir un palo delgado y largo de madera: si al sacarlo sale con tierra adherida, no riegues ya que estará húmeda aún.
  • Escarbar unos 10cm alrededor de la planta: la superficie del suelo siempre se seca antes que las capas internas, de modo que más o menos a esa profundidad podrás saber si realmente hay que regar o no. Si está más oscura que en la superficie, no riegues.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca, de modo que esta diferencia de peso sirve para saber cuándo toca darle agua a la planta. No hace falta ponerla sobre una báscula: si al cogerla con las manos notas que pesa muy poco o casi nada en comparación con lo que pesa nada más regada, sabrás que debes regar.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: al instante te indicará qué grado de humedad tiene la porción de tierra que ha entrado en contacto con él. Puedes conseguirlo aquí.

Pero más o menos, debes saber que se aconseja regar unas 3 o 4 veces por semana durante la época de más calor, y cada 3 o 4 días el resto del año. Usa a ser posible agua de lluvia o sin cal.

Abonado

El abono guano en polvo es muy bueno para la Arenaria montana

Guano en polvo.

Tan importante como el riego es el abonado. En primavera y hasta finales del verano la planta crece, de modo que necesitará un aporte mensual de abonos ecológicos. Por ser natural y de rápida eficacia es muy recomendable el guano, el cual puedes conseguir en polvo aquí y líquido (para macetas) aquí. En el caso de que optes por usarlo, sigue las indicaciones especificadas en el envase ya que es muy concentrado y puede haber riesgo de sobredosis.

Multiplicación

La Arenaria montana se multiplica por semillas en primavera siguiendo este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal.
  2. Luego, se riega a consciencia y se colocan 2 o 3 semillas en la superficie.
  3. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato y se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  4. Por último, se coloca la maceta en el exterior, a pleno sol

Así germinarán en 1-2 meses.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, pero si las condiciones de cultivo no son las adecuadas puede verse afectada por cochinillas y por hongos que se tratan con productos específicos.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -4ºC.

La Arenaria montana combina muy bien con otras plantas

¿Qué te ha parecido?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.