Argyranthemum frutescens

Argyranthemum frutescens

Las plantas que tienen apariencia parecida a la margarita se han utilizado para jugar con ellas al “me quiere… no me quiere…”. En este caso, hablamos de la Argyranthemum frutescens. Su nombre común es margarita leñosa o margarita de Canarias. Por su nombre común podemos ver cuál es su procedencia. Aunque siempre se le ha llamado deshojar las margaritas para jugar con ellas, lo que realmente quitamos son las brácteas y no las hojas. Pertenece a la familia de las compuestas y es originaria de las Islas Canarias.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las características de la Argyranthemum frutescens y qué cuidados necesita para que podamos disfrutar de su belleza y colorido en el jardín.

Características principales

Margaritas rosas

En la zona de las Canarias, existen numerosas subespecies como lo son ssp. frutescens, ssp. canariae, ssp. Foeniculaceum, ssp. gracilescens, ssp. parviflorum, ssp. pumilum Humphries, ssp. succulentum Humphries, etc. Todas estas plantas tienen apariencia de margarita y mantienen algunas características similares en común.

La diferencia de Argyranthemum frutescens con el resto de las plantas es que ha sido sometida a importantes mejoras genéticas para poder obtener ejemplares con un mayor valor ornamental. Las mejoras genéticas se han centrado en potencial el color, la forma de las flores o darle algunas nuevas formas a la planta. De esta forma, se consigue un nuevo valor ornamental a la planta para los jardines e incluso interiores.

Debido a las variedades y las mejores genéticas, no podemos hablar de una altura media de esta planta. La gran mayoría de estas plantas están destinadas al jardín. Si las colocas en conjunto puedes formar estupendas masas vegetales grandes, con aspecto compacto y globoso. En cuanto a la altura del conjunto, podemos aproximar que oscila entre el medio metro y otras que superan el metro y medio. También pueden servir como plantas de fondo del jardín, aunque es más interesante ponerlas donde mejor se vea y se pueda disfrutar de su colorido.

Las hojas de esta planta son bipinadas con un tamaño comprendido entre los 5 y 10 centímetros de largo. Sus flores tienen un capítulo con un tamaño variable según la variedad. Estas flores pueden tener entre 3 y 8 centímetros de diámetro y tener las flores centrales de color amarilla (como en las margaritas comunes) y las flores periféricas liguladas con un color que varía entre el púrpura, el amarillo o el blanco.

Las brácteas suelen confundirse con pétalos. Al principio de todo, el color de las brácteas era blanco. Sin embargo, tras las mejoras genéticas a las que han sido sometidas, se les ha podido dar todo un surtido de colores y formas nuevas e innovadoras.

Siembra de la Argyranthemum frutescens

margaritas

La floración de estas margaritas tiene lugar entre los comienzos de primavera y mediados de otoño. Si queremos tenerla en nuestro jardín, debemos tener en cuenta diferentes aspectos en sus cuidados. La ubicación es algo importante a tener en cuenta, ya que condicionará el resto de cuidados y el buen estado de la planta.

Para que la planta goce de buena salud necesitamos colocarla en una zona del jardín en el que tenga luz directa. Al menos una zona donde le pueda dar varias horas de luz al día. Esto es totalmente necesario si queremos obtener una floración abundante y las plantas bien compactas. Por otro lado, si queremos sembrarlas en maceteros, debemos garantizar que sean grandes ya que necesitan bastante volumen de sustrato para poder alimentarse bien y tener buena floración.

Cuando la sembramos en el jardín, hay que dejar al menos 40 cm entre planta y planta y de capa de tierra. Este espacio es suficiente para que la planta pueda absorber los nutrientes necesarios para desarrollarse en condiciones. Es una planta bastante rústica, es decir, soporta condiciones desfavorables sin apenas dar problemas. Sin embargo, aunque sea capaz de soportar diversos tipos de condiciones, prefiere aquellos que son fértiles con textura media. Mientras más materia orgánica tenga el suelo mejor.

Hay que tener en cuenta un aspecto importante y es el drenaje del suelo. Para evitar que las lluvias o el riego se tenga que almacenar y dañar la planta, necesitamos un suelo que tenga buen drenaje. También necesita un suelo con un pH ligeramente ácido o neutro. Como hemos mencionado antes, es una planta rústica y, aunque es de clima cálido, también resisten bastante bien el frío, hasta tal punto de soportar ligeras heladas.

Cuidados de Argyranthemum frutescens

variedades de Argyranthemum frutescens

Una vez hemos sembrado nuestras margaritas, debemos tener en cuenta ciertos aspectos en su mantenimiento. Por ejemplo, es una planta que requiere de constante humedad. No soporta los lugares secos. Al ser una planta de clima cálido, suelen querer humedad para estar siempre frescas. Para garantizar esa humedad, los riegos deben ser frecuentes, sobre todo en los meses más cálidos del año.

El indicador de que tenemos que regar otra vez es ver cómo en suelo comienza a secarse. Si no queremos regar tan seguido, podemos darle un pulverizado de vez cuando para mantener también algo de humedad ambiental.

En cuanto a su mantenimiento, tras la floración es recomendable hacerle una poda para que podamos obtener un desarrollo de la planta más compacto. Suele soportar bastante bien las podas severas siempre y cuando se realicen tras la época de floración. Para multiplicar a la Argyranthemum frutescens, necesitaremos esquejes tiernos. La época más indicada para hacerlo es la primavera y el otoño. Durante estas épocas las temperaturas son más agradables y comienzan también las lluvias.

Entre los usos más destacados tenemos los ejemplares aislados o bien en grupos arbustivos. Sirve para cubrir zonas de patios, balcones y terrazas. Por lo general, soportan bien alguna cercanía al mar aunque ello haga tener cierto grado de salinidad al suelo. Gracias a esto, aunque tengas un jardín costero, podrás tener estas preciosas flores. Si el jardín donde la has plantado no es demasiado rico en materia orgánica, antes de ver cómo las flores crecen más feas, se recomienda abonar con estiércol o compost a finales de invierno. Además, es aconsejable añadir un fertilizante mineral cada 3 semanas en las épocas calurosas de primavera y verano.

Como pueden ver, la Argyranthemum frutescens tiene algunos cuidados más exigentes, pero merece la pena tenerla.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.