Arnica (Arnica montana)

La arnica es una planta medicinal muy interesante, que nos puede ayudar a tener una piel más sana. Sin embargo, también se puede disfrutar de su belleza en un jardín o en un patio, ya que su mantenimiento no es difícil.

Si te apetece saber cuáles son sus cuidados, a continuación te lo contaré 🙂 .

Origen y características

Nuestra protagonista es una planta herbácea perenne cuyo nombre científico es Arnica montana. Es originaria de Europa central y meridional, pero también se encuentra en Asia y en América del Norte. Alcanza una altura de 20 a 60cm, con tallos erectos simples un poco ramificados. Las hojas basales forman una roseta, y el resto son opuestas, ovaladas-lanceoladas, enteras o con dientes obtusos y glabras.

Las brácteas son lanceoladas y agudas. Las flores son amarillas, con aspecto de margarita. El fruto es un aquenio de 4mm, estrecho, de color pardo oscuro.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato para plantas ácidas.
    • Jardín: ácido, con buen drenaje.
  • Riego: cada 2 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año. Usar agua de lluvia, sin cal o acidificada (diluyendo el líquido de medio limón en 1l de agua).
  • Abonado: con abonos ecológicos desde primavera hasta finales del verano/comienzos de otoño. En caso de que esté en maceta, usar abonos líquidos para que el drenaje siga siendo bueno.
  • Multiplicación: por semillas en primavera. Siembra directa en semillero, a pleno sol. Germinarán en 1-2 semanas.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera.
  • Poda: se han de quitar las hojas secas y las flores marchitas.
  • Rusticidad: soporta el frío y las heladas de hasta los -5ºC.

¿Cuáles son sus propiedades?

La arnica se usa como medicinal por sus propiedades para la piel, ya que la suaviza, la hidrata y la reconforta. Además, estimula la regeneración en inflamaciones locales por contusión o reumatismo, y también es eficaz para la eliminación de derrames internos.

Eso sí, es importante tener en cuenta que es tóxica a altas dosis, por lo que se debe utilizar solo externamente o por indicación médica. La dosis recomendada es la siguiente: en forma de tintura madre 10% p/v, 50º a razón de 5 a 10 gotas 2 veces al día.

¿Qué te ha parecido la arnica?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas medicinales

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.