Arrayán (Luma apiculata)

El arrayán es un bonito árbol con el que se puede tener un jardín increíble. Y es que el color marrón rojizo de su corteza destaca tanto que seguramente tus ojos no podrán evitar detenerse en él. Además, es muy fácil de cuidar y de mantener.

Así que si te apetece cómo es el cultivo del arrayán, aparte de otros detalles interesantes, aquí tienes su artículo especial. 🙂

Origen y características

Nuestro protagonista es un arbusto o arbolito perennifolio originario de los bosques templados de Chile y Argentina que alcanza una altura de 3-5 metros (rara vez 20m). Su nombre científico es Luma apiculata, pero popularmente se le conoce como arrayán, arrayán rojo, arrayán chileno o palo colorado. Las hojas son simples, con forma redonda u ovalada, brillantes por el haz, coriáceas, de color verde oscuro por la cara superior y claro en la inferior. La corteza del tronco es de color castaño cuando es joven, y anaranjado cuando es adulto. Esta es suave al tacto, ya que está cubierta por pelillos sedosos que se desprenden al contacto.

Florece en verano. Las flores son hermafroditas, aparecen en grupos de 3 a 5, y son blancas o levemente rosadas, aromáticas, y miden hasta 2cm de diámetro. El fruto es una baya comestible de color negro o morado conocido como arrayano o mitao.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Coloca tu arrayán en el exterior, a pleno sol o en semisombra.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal (puedes conseguirlo aquí).
  • Jardín: es indiferente siempre que tenga buen drenaje.

Riego

La frecuencia de riego variará dependiendo de la estación del año, así como del clima que haya en la zona. Pero por lo general, debes regarlo 2-3 veces por semana en la temporada de más calor y cada 4-5 días el resto.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta el otoño es muy aconsejable abonarlo con abonos orgánicos, como el guano, el compost, el mantillo u otros. En caso de tenerlo en maceta se ha de usar abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

El arrayán se multiplica por semillas en primavera. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que debes hacer es adquirir las semillas, ya sea en un vivero o en una tienda online.
  2. Una vez las recibas, tenlas en un vaso con agua durante 24 horas. Al día siguiente, desecha (o siémbralas aparte) las semillas que se queden flotando, ya que lo más probable es que no germinen.
  3. Después, rellena una bandeja de semillero (puedes conseguirla aquí) con sustrato de cultivo universal.
  4. A continuación, riega de manera que el sustrato quede bien empapado y coloca un máximo de 2 semillas en cada alvéolo.
  5. Después, cúbrelas con una fina capa de sustrato y vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  6. Por último, introduce la bandeja de semillero en otra bandeja sin agujeros, y ponlas en el exterior, en semisombra.

Regando unas 3-4 veces por semana llenando la bandeja sin agujeros de tal forma que se evite que el sustrato se seque, las semillas germinarán en 1-2 meses.

Poda

A finales de invierno se han de quitar las ramas secas, enfermas o débiles. También se pueden recortar aquellas que hayan crecido demasiado, dándole un aspecto de arbusto redondeado o de arbolito, dependiendo de para qué se necesite.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, pero si el ambiente es muy caluroso y seco puede verse afectado por cochinillas, trips o araña roja, que se pueden eliminar con insecticidas específicos. Además, si se riega en exceso los hongos podrían perjudicar sus raíces, pudriéndolas. Para evitarlo hay que controlar los riegos.

Rusticidad

Es una planta capaz de soportar el frío y las heladas de hasta los -7ºC.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

El arrayán es una planta muy decorativa, que se puede usar ya sea como ejemplar aislado o en grupos. Además, es una buena opción para crear setos, ya que como hemos visto se puede podar sin problemas.

Medicinal

Su uso más popular es el medicinal. Tanto las hojas como las flores, así como la corteza, son estimulantes, tónicas, diuréticas, anticatarrales y astringentes. Esto significa que es un buen remedio tanto para delgazar o mantener el peso, como para aliviar los síntomas del resfriado y de la gripe, como para tener energía.

¿Dónde se puede comprar?

El arrayán se puede conseguir en viveros y tiendas online. Su precio varía dependiendo del tamaño, pero para que te hagas una idea, un ejemplar de hasta 1 metro cuesta unos 20 euros. Aún así, y como hemos comentado, conseguir uno por semilla no es difícil, ya que además tiene un crecimiento rápido por lo que si le proporcionas los cuidados que te hemos dicho seguramente podrás disfrutar de un precioso arrayán en pocos años (si todo va bien, quizás en cinco años habrá alcanzado los 3-4 metros).

¿Conocías al arrayán?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.