Artemisia vulgaris

Artemisia vulgaris y medicina

Existe una planta que se conoce con el nombre de hierba de San Juan y que es conocida popularmente en muchos lugares. Se trata de la Artemisia vulgaris. Su nombre común también es el de artemisa y se le conoce por este nombre de hierba de San Juan aunque exista otra planta que también se le conoce por el mismo nombre como lo es el Hipérico. Tienen grandes características medicinales y es una planta vida originaria de Europa y Asia. Pertenece a la familia de las Asteraceae.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las características, propiedades y cultivo del a Artemisia vulgaris.

Características principales

Es un tipo de planta que si crecen buenas condiciones y en su hábitat natural puede llegar a alcanzar hasta los 2 metros de altura. Tiene una buena belleza en sus flores y estás crecen en racimos durante la época del verano. Aparte de los usos medicinales que tiene esta planta, dado que tiene gran belleza también puede servir como planta ornamental en parques y jardines.

Es conocida popularmente por ser una de las primeras plantas medicinales que fue usada por el ser humano. Lo que se aprovecha en la medicina popular de esta planta son las flores, los tallos y las hojas. Se realizan remedios caseros para aliviar diversas dolencias y algunas enfermedades más leves. En la medicina china se utilizaba las hojas de la Artemisia vulgaris para la moxibustión.

Es una planta aromática que se puede comportar, dependiendo donde se encuentre, como una maleza. También tiene otros nombres comunes como ajenjo común, hierba de filón, hierba de crisantemo y ajenjo salvaje. Sus hojas son pecioladas como si fueran hojas sésiles. Existe gran variedad de esta planta en cuanto los colores que nos encontramos en estado silvestre. Vemos que hay colores que van desde el verde intenso hasta el verde pálido. Las flores son amarillentas y los frutos son cipselas.

Aparte de sus buenas características medicinales es considerada como una de las peores malezas que afectan a los viveros. Y es que esta planta tiene una propagación bastante rápida gracias a sus sistemas de rizomas. Es difícil controlar esta maleza tanto de forma química como de forma natural. Una característica curiosa de la Artemisia vulgaris es que tiene un efecto alelopático bastante importante la naturaleza. Esto significa que esta planta genera una especie de exudado radical que se encarga de reducir e inhibir el crecimiento de otras plantas cercanas. Además, también ayuda a inhibir el crecimiento de algunas bacterias patógenas. Por ello, esta planta se ha convertido en una gran planta competitiva en la naturaleza. Este efecto alelopático se considera la base de su éxito evolutivo.

Propiedades medicinales de la Artemisia vulgaris

La razón por la que esta planta tiene propiedades medicinales es por la presencia de principios activos en su interior. Posee biocompuestos como lo son aceites esenciales, colina, mucílagos, taninos y resinas que le confieren grandes propiedades medicinales. Vamos analizar algunas de ellas:

  • Analgésica
  • Anticonvulsiva
  • Demoliente
  • Antibacteriano
  • Antiinflamatoria
  • Calmante
  • Tónica
  • Aperitiva
  • Antiséptica
  • Antiparasitaria

Gracias a estas propiedades medicinales la Artemisia vulgaris es empleada para numerosas dolencias y enfermedades. Es una planta bastante indicada para utilizar en los resfriados y gripes. También ayuda a combatir la retención de líquidos en aquellas personas que tienen facilidad para acumular líquidos en su interior. Su consumición a través de infusiones tanto de flores como de hojas ayuda facilitar las digestiones más lentas y pesadas.

También se ha empleado a lo largo de la historia para mejorar los síntomas de la bronquitis. Sirve para reducir el estrés y la fatiga psíquica y física si se toman varias infusiones al día. Para aquellas mujeres que no tienen la menstruación de forma constante cual ritmo que deberían, esta planta pueda ayudar a provocar irregular la menstruación y reducir los dolores de la misma. Otro de los usos bastante extendidos el antigüedad es para poder cortar las hemorragias nasales y estimular la función de los riñones en aquellas personas que tienen los riñones más debilitados.

Para aquellas personas que cuentan con una depresión leve puede utilizarse la Artemisia vulgaris para reducir los efectos. Mejora los cólicos nefríticos que son bastante dolorosos y ayuda a combatir las infecciones. Esto es debido a la propiedad que tiene del exudado que ayuda a evitar el crecimiento de algunas bacterias. Al igual que no permite que crezcan bacterias en su entorno también lo hace en el nuestro. Para los animales ayuda a eliminar parásitos y purificar la sangre y eliminación de toxinas.

Ayuda a reducir los efectos del vértigo los mareos en aquellas personas que los padecen constantemente. Sin embargo, aunque esta planta tiene buenos efectos medicinales no está recomendada su consumición para mujeres que estén durante la época del embarazo o lactancia. Tampoco se recomienda tomar durante más de dos semanas seguidas.

Remedios caseros

Vamos analizar y comentar cómo preparar algunos remedios caseros que ayuda con algunas carencias y algunos casos. El primero es una infusión. Se puede preparar una infusión utilizando una cucharadita de hojas por cada taza de agua. Con esta infusión podemos combatir las indigestiones, dolores menstruales, las gripes o la retención de líquidos. También se puede utilizar para limpiar, desinfectar y calmar heridas y llagas.

Otro remedio casero es para provocar la menstruación de las mujeres. Para ello, se prepara un emplasto y se pone debajo del ombligo. Podemos aliviar dolores musculares si utilizamos su aceite en forma de infusión pero más espeso y aplicamos masajes en la zona donde existe el dolor muscular. Podemos crear una tintura de esta planta para tenerla siempre disponible.

Cuidados de la Artemisia vulgaris

Artemisia vulgaris

Como hemos mencionado antes, se trata de una planta que no sólo tiene efectos medicinales, sino que también tiene un buen valor ornamental. Vamos analizar los cuidados que necesita esta planta para mantenerse en buenas condiciones.

Lo primero de todo es la exposición solar. Esta planta necesita de luz solar directa. Necesita de bastantes horas de luz al día para poder desarrollarse en buenas condiciones. Puede resistir bien a las sequías y las heladas, por lo que los riegos no serán demasiado exigentes. Evita en todo momento los encharcamientos a la hora de regar y asegúrate que la tierra tiene un buen drenaje.

Esta planta puede desarrollarse tanto en suelos con pH neutro y contextura tanto arenosa como arcillosa. Es conveniente abonar una vez en primavera para que pueda resistir bien los veranos. Si la planta la cuidas de forma correcta podrá durar más de 30 años.

De perder con esta información puedan conocer más sobre la Artemisia vulgaris.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.