Aspidistra: cuidados

Aspidistra: cuidados

Si te gustan las plantas de interior y te has logrado hacer con una buena colección de plantas muy utilizadas, tendrás la aspidistra. Sus cuidados no son nada exigentes y se ha convertido en una de las plantas reina de todos los hogares.

Aunque también se puede tener en los patios, es una planta muy fácil de cuidar y recomendable para los principiantes o aquellos que no tienen tiempo para la planta. Pero, ¿cómo cuidarla?

Cómo es la aspidistra

flores de la aspidistra

Antes de hablarte de los cuidados de la aspidistra, lo mejor es que te digamos un poco cómo es. De nombre científico Aspidristra elatior, esta planta va como las modas: tiene una temporada que es la reina y que todo el mundo la quiere, y otra en la que pasa desapercibida y nadie la pone en su casa.

Es pet friendly, es decir, que no hará daño a tu mascota ni tampoco es tóxica.

Pero lo más característico y llamativo de la planta es que puede crecer con poca humedad y poca luz. Incluso si te olvidas de ella, seguirá viva cuando te acuerdes. De hecho, se dice que es capaz de vivir más de 100 años.

Tiene hojas verdes jaspeadas y ovaladas o lanceoladas. Lo llamativo de estas no es su color, sino lo largas que pueden ser (hasta 70cm). Dan flores, rojas oscuras, y estas son muy bonitas de ver pero tiene un problema y es que, salvo que lo tengas en el exterior, es muy complicado que te florezca dentro de casa. Aun así, puede ocurrir. Y tras las flores llegan los frutos. Son como bayas negras donde, en su interior, guarda las semillas.

Su origen está en Japón, aunque otras de las especies del género se encuentra en China. Todas ellas llegaron en el siglo XIX a Europa y desde ese momento han estado siempre presentes en la decoración de los hogares.

Aspidistra: cuidados a proporcionarle

Aspidistra: cuidados

Si quieres conocer los cuidados de la aspidistra no te vamos a hacer esperar y aquí te los presentamos. Es una planta que, como te hemos dicho antes, es muy fácil de cuidar y aguantará mucho. Pero siempre es mejor no pasarse y maltratarla.

Ubicación

Tal y como hemos empezado este artículo, supondrás que es una planta de interior. Sin embargo, en las condiciones adecuadas, puede ser que la tengas fuera de casa, en un balcón, patio, terraza… En realidad, la planta sobrevive tanto en una zona iluminada como en una de sombra completa. Lo único que no tolera es el sol directo, porque puede quemarle las hojas.

Su ideal sería estar en una zona iluminada indirectamente, porque si la tienes en sombra las hojas pierden ese brillo que tienen especial.

Temperatura

La temperatura ideal a proporcionarle en los cuidados de la aspidistra están en torno a los 10-13 grados. Ese sería su ideal. Sin embargo, aunque tolera un poco de calor, no es su fuerte. Tampoco lo es el frío. Más allá de los 5 grados empieza a sufrir. Por eso, se recomienda proteger en invierno, cuidando de no ponerla en zonas demasiado cercanas a la calefacción.

Sustrato

Si quieres que tu aspidistra crezca bien, el sustrato es una parte importante de sus cuidados. Y lo es porque es la que hará que se desarrolle correctamente.

Por eso, nuestra recomendación es que uses una tierra mezclada por hojas de haya, turba y arena. Esto servirá tanto de tierra como de drenaje y evitarás problemas en su crecimiento.

Trasplante

Relacionado con lo anterior, debes tener en cuenta que has de cambiarla de tiesto (y de sustrato) cada 2-3 años. Esto te lo dirá cuando notes que todas las raíces ocupan el espacio de la maceta.

Si eso pasa, y además se salen por abajo, es hora de trasplantarla. Se hace siempre de marzo a abril; no te recomendamos que lo hagas ni antes ni después salvo que sea una urgencia.

aspidistra en maceta

Riego

De entre los cuidados de la aspidistra más importante, el riego es quizás el principal. Y uno de los mayores errores que se cometen.

Para empezar, debes saber que si le echas mucha agua, harás que las hojas se vuelvan marrones y puedan pudrirse (además de las raíces). Así que es mejor regarla poco pero más veces.

Es mejor esperar a que se le seque el sustrato para regarla y humedecerla ambientalmente que regar demasiado. ¿Cuánto entonces? Puede ser una o dos veces en verano y una vez cada 15-30 días en invierno. Dependerá del tiempo que tarde la tierra en secársela porque esa será la señal de que necesita agua.

Abono

Durante los meses de primavera y verano puedes abonar a la planta una vez al mes. Es importante que uses un fertilizante que sea muy rico en nitrógeno.

Puedes optar por líquidos o sólidos, pero sí te recomendamos que uses un poco menos de la cantidad que se especifica por el fabricante, porque la planta te lo agradecerá.

Poda

Normalmente la aspidistra no se poda. pero sí es cierto que, cuando las hojas se van secando y dando lugar a otras, tendrás que eliminarlas de la maceta para evitar que puedan generar enfermedades o plagas.

Más allá de esto no hay que hacer mucho más.

Plagas y enfermedades

En este aspecto, y teniendo en cuenta que el riego puede ser la principal causa de muerte de esta planta, lo cierto es que la pudrición de raíces es una de las enfermedades más habituales.

De plagas hay que tener cuidado con la cochinilla. Como solución, además de retirarlas de la planta, es usar agua y jabón para lavar la planta y antiparasitarios si está sobre todo en exterior.

Otra de las plagas a contener será la araña roja que podrás eliminar con humedad; o bien los pulgones, que desaparecerán con insecticida específico para las plantas.

Multiplicación

Según lo que hemos dicho antes, la aspidistra da semillas (siempre y cuando florezca) pero el método más usado para reproducirla es a través de la división de rizomas.

Esta se realiza junto con el trasplante, cortando los rizomas. Cada uno de ellos ha de tener al menos 2-3 hojas y unas buenas raíces para que salga adelante.

Esos cortes, antes de volver a plantarla, deben ser tratados con productos fúngicos que sean ricos en azufre.

Después, se plantan todos y se mantienen en sombra durante unos días (el ejemplar adulto) y hasta que echen una nueva hoja en los rizomas nuevos.

¿Te animas a tener una aspidistra y a darle los cuidados que necesita?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.