Culantrillo negro (Asplenium adiantum-nigrum)

El Asplenium adiantum nigrum crece en las rocas

Imagen – Wikimedia/Bernd Haynold

El Asplenium adiantum-nigrum es un helecho que no crece mucho, de hecho, no llega al medio metro de altura; sin embargo, tiene unas frondes u hojas que hacen que se vea muy bonito. Además, debido a sus características, es sumamente interesante para incluirlo en las composiciones de plantas en los rincones de sombra o semisombra de los jardines.

Por si fuera poco, crece muy bien entre las rocas. De hecho, se le suele encontrar precisamente ahí: en las paredes y muros antiguos en los que crece musgo. De todas formas, también se puede cultivar en macetas.

Origen y características del Asplenium adiantum-nigrum

El Asplenium adiantum nigrum es un helecho

Imagen – Wikimedia/Gmich2012

El culantrillo negro, como así se le conoce popularmente, es un helecho que pertenece al género Asplenium originario de las montañas de Europa, aunque también vive en los Estados Unidos, a alturas superiores a los 1500 metros sobre el nivel del mar. Crece hasta alcanzar los 10 a 30 centímetros de altura, a partir de un rizoma de longitud corta del cual brotan las frondes (hojas) bi o tri-pinnadas. Estas tienen un tamaño de 3 a 15 centímetros de largo por 2,5 a 7,5 centímetros de ancho.

Los soros, es decir, las agrupaciones de esporangios (donde se producen las esporas), se encuentran en el envés de las hojas fértiles, y aparecen entre la primavera y el otoño (de abril a octubre en el hemisferio norte).

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

Si quieres tener un helecho de la especie Asplenium adiantum-nigrum has de tener en cuenta que es una planta que, si bien no es difícil, puede llegar a serlo si el clima no favorece su crecimiento. Y es que no hay que olvidar que crece en las montañas de las regiones templadas, por lo que las temperaturas han de ser suaves en verano y bajas en invierno; de lo contrario, verías que tiene un desarrollo lento.

Por lo demás, debes saber lo siguiente:

Ubicación

Es una planta que has de cultivar al aire libre, en una zona iluminada donde no le lleguen los rayos solares de manera directa. Como no crece mucho, es muy recomendable plantar muchos ejemplares juntos para que formen »montoncitos» en el jardín, o incluso en jardineras. De este modo, sin duda destacará mucho más.

Tierra

  • Jardín: crece en paredes y muros antiguos con musgo, pero también en suelos pedregosos que sean ricos en materia orgánica.
  • Maceta: mezcla mantillo con perlita o arena de cuarzo al 50%. Para que el drenaje sea aún mejor, puedes añadir una capa de unos 2 centímetros de arlita.

Riego

Se ha de regar de manera seguida con agua de lluvia o, en su defecto, una con una mineralización débil. Es importante que la tierra no se seque nunca del todo, puesto que es un helecho que no resiste la sequía. Pero eso sí, no se debe de plantar en una maceta sin agujeros ni tampoco en suelos con mal drenaje, ya que de lo contrario sus raíces morirían asfixiadas.

Asimismo, a la hora de regar hay que evitar mojar la planta. El agua ha de ir directamente a la tierra, muy especialmente si en ese momento el sol todavía está muy alto en el horizonte. De hecho, es preferible regar a última hora de la tarde, ya que de este modo la tierra permanecerá más tiempo húmeda y el Asplenium adiantum-nigrum podrá absorber durante más tiempo el agua.

Abonado

El culantrillo negro es una planta pequeña

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

El culantrillo negro está creciendo desde la primavera hasta el verano, e incluso continúa haciéndolo en otoño si este es suave. Por eso, además de regarlo, hay que abonarlo de forma regular con abonos orgánicos. Uno de rápida eficacia y muy rico en nutrientes es el guano, el cual no es más que los residuos que dejan las aves marinas y los murciélagos tras hacer la digestión. Pero ojo, está muy concentrado, y aunque sea natural, hay que utilizarlo tal y como vendrá indicado en el envase.

Otros abonos interesantes son el estiércol de gallina (si es fresco, déjalo secar al sol diez días antes de utilizarlo), de vaca o el mantillo. Echa un puñado alrededor de la planta una vez cada 15 o 30 días (dependiendo de cuánto tiempo tarde en descomponerse).

Multiplicación

Puede multiplicarse por esporas en primavera, o de manera asexual dividiendo el rizoma a finales de invierno.

Esporas

Las esporas se han de sembrar en semilleros de poca altura con mantillo, de manera que queden sobre la superficie, algo enterradas. Luego, se ha de regar y colocar en semisombra.

De ir bien, germinarán en unas dos semanas.

División de rizoma

Para dividir el rizoma has extraer primero la planta de la maceta o del suelo y con una sierra de mano desinfectada dividir el helecho. Luego, sella la herida con pasta cicatrizante y plántalo en otra maceta o en otras zonas del jardín. Por último, has de regar echando hormonas de enraizamiento o enraizantes caseros al agua.

Rusticidad

El culantrillo negro crece sobre rocas

Imagen – Wikimedia/BerndH

El culantrillo negro resiste temperaturas de hasta los 18 grados centígrados bajo cero; sin embargo, las máximas no deben superar los 30ºC.

¿Conocías este helecho?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.