Asplenium

El Asplenium es un helecho

Los Asplenium son unos de los helechos más populares, y con razón. El hecho de que tengas esas hojas largas y de un color verde tan llamativo, hace que sean especialmente atractivos a ojos humanos. Además, son plantas que aportan elegancia y ‘tropicalidad’ tanto al jardín como a la casa.

Sus cuidados, sin embargo y aunque cueste creerlo, no son complicados. Hay que tener en cuenta algunas cosas para que estén bien, eso por supuesto, pero en general se podría decir que son helechos fáciles de mantener.

Origen y características de los Asplenium

Los Asplenium son fáciles de cuidar

Nuestro protagonista es un género de helechos compuesto por unas 361 especies aceptadas de las 1918 que hay descritas distribuidas por las regiones tropicales, subtropicales y templadas del mundo. Su altura no suele superar los 40 centímetros, y desarrollan rosetas de frondes (hojas) las cuales pueden ser lineares, pinnadas, palmeadas, bifurcadas o subromboidales, de color verdoso. Los pecíolos, es decir, el tallo que une las frondes con el rizoma, es verdoso, castaño oscuro o de color negruzco.

Los soros son elípticos a lineares, y las esporas -las semillas de los helechos- elipsoidales a esferoidales. El sistema radicular es rizomatoso, corto, rara vez rastrero.

Principales especies

Las más interesantes son:

Asplenium adiantum-nigrum

Vista del Asplenium adiantum-nigrum

Imagen – Flickr/Oskar Gran

Se trata de un helecho de unos 10-30 centímetros de altura originario de Hemisferio Norte con frondes bi o tri-pinnadas cuyo tamaño es de 3-15cm de largo por 2,5-7,5cm de ancho.

Propiedades medicinales

Se usan las frondes, que son pectorales.

Asplenium billotii

Vista del Asplenium billotii

Imagen – Wikimedia/Johan N

Originario de la cuenta mediterránea, es un helecho que alcanza los 35 centímetros de altura. Sus frondes bi o tri-pinnadas, de color verde brillante.

Asplenium nidus

Vista del Asplenium nidus en hábitat

Imagen – Wikimedia/Vincent Malloy

Conocido como nido de pájaro o nido de ave, es un helecho nativo de las selvas lluviosas de Australia que puede alcanzar una altura máxima de 2 metros. Las frondes son simples, de color verde brillante, con el pecíolo negruzco.

Asplenium onopteris

Vista del Asplenium onopteris

Imagen – Flickr/Ferran Turmo Gort

Es un helecho originario de la región mediterránea de reducido tamaño, que alcanza una altura de 30cm. Sus frondes son bi o tri-pinnadas, de color verde.

Asplenium ruta-muraria

Vista del Asplenium ruta-muraria

Imagen – Flickr/José María Escolano

Conocido como adianto blanco, culantrillo del mudo, ruda de muros, o escolondrillo, es un helecho originario de las zonas templadas del Hemisferio Norte. Desarrolla frondes de 2 a 15cm de longitud, pinnadas.

Propiedades medicinales

Toda la planta se usa como aperitivo, antitusivo, pectoral, oftálmia, astringente y emenagoga.

Asplenium scolopendrium

Vista del Asplenium scolopendrium

Imagen – Flickr/Ragnhild&Neil Crawford

Conocido como lengua cervina, es un helecho originario del Hemisferio Norte que desarrolla frondes simples, lanceoladas, onduladas y lobuladas en la base, de color verde siendo más claro en el envés. Alcanza una altura de unos 40cm.

Propiedades medicinales

Es antidiarreico y antiinflamatorio.

Artículo relacionado:
Lengua de ciervo, un helecho muy fácil de cuidar

Asplenium trichomanes

Vista del Asplenium trichomanes

Imagen – Wikimedia/Père Igor

Conocido como culantrillo menudo, es una planta originaria de las regiones cálidas y templadas de prácticamente todo el mundo. Puede alcanzar una altura de 10 a 50cm, con frondes pinnadas de color verde.

Propiedades medicinales

Se usa como antiinflamatorio, expectorante y emoliente.

Artículo relacionado:
Culantrillo menudo (Asplenium trichomanes)

¿Cuáles son sus cuidados?

Son plantas que se pueden cuidar de manera sencilla. Tan solo recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

  • Exterior: han de estar en una zona donde no les dé el sol de manera directa en ningún momento.
  • Interior: la habitación debe ser luminosa, y los helechos han de estar lejos de las corrientes de aire.

Riego

Vista del Asplenium bulbiferum

Imagen – Wikimedia/Asplenium bulbiferum

De moderado a frecuente. Durante el verano puede ser necesario regar unas 3 veces por semana, pero el resto del año con 2 riegos semanales debería de ser suficiente.

Usa siempre que puedas agua de lluvia o sin cal.

Abonado

Es muy recomendable abonarlos desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos orgánicos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Plagas

Pueden verse atacas por ácaros y cochinillas, pero como son plantas relativamente pequeñas con un pincel empapado en alcohol de farmacia se quitan con facilidad. También puedes optar por tratar a tus Asplenium con tierra de diatomeas por ejemplo.

Enfermedades

  • Hongos: en ambientes húmedos o en las plantas que han sufrido exceso de riego es común que los hongos como el fitóftora o las Cercospora causen problemas de pudrición de raíces y/u hojas.
    Se tratan con fungicidas.
  • Bacterias: del género Pseudomonas. Causan la aparición de manchas acuosas en las frondes.
    No tiene tratamiento. Solo se pueden quitar las partes afectadas y esperar a ver qué pasa.
  • Virus: producen manchas necróticas en forma de anillos en las frondes. No es común.
    Tampoco tiene tratamiento. Realizar lo mismo que en el caso de las bacterias.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Si los tienes en maceta, trasplántalos a una mayor cuando veas que se les salen raíces por los agujeros de drenaje o si llevan ya mucho tiempo (más de 2 años) en el mismo recipiente.

Multiplicación

Vista del Asplenium marinum

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Esporas

Al igual que todos los helechos, se multiplican por esporas en primavera. Para ello se han de sembrar en semilleros con sustrato de cultivo universal (en venta aquí), y enterándolas un poquito.

Mantén el semillero en el exterior, en semisombra, con el sustrato húmedo pero no encharcado y cerca de una fuente de calor. Así germinarán en un mes.

División

Algunas especies producen hijuelos, los cuales se pueden separar de la planta madre en primavera, con raíz, cuando hayan alcanzado un tamaño de unos 10cm de altura.

Plántalos luego en macetas individuales con sustrato universal, y protégelos de la luz directa del sol.

Rusticidad

Los Asplenium son plantas que no suelen resistir mucho el frío. Hay excepciones, como el Asplenium trichomanes, que sí puede cultivarse en el exterior todo el año siempre que no haya heladas muy intensas, pero es mejor tenerlos protegidos.

Por cierto, por experiencia propia, el Asplenium nidus se puede tener en zonas donde las heladas son muy débiles (hasta -2ºC), breves y puntuales, en una zona resguardada. Yo por ejemplo lo tengo en un rincón del jardín, entre plantas grandes (árboles, palmeras), así que si tienes una zona así, seguro que se te dará bien.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.