Aster

Los Aster son hierbas muy decorativas

Los Aster son un género de hierbas muy, muy amplio. Se han descrito 2338 especies, y aunque solo se han aceptado 214, ese número es lo suficientemente alto para que todos tengamos la posibilidad de disfrutar de, al menos, un ejemplar a lo largo de nuestra vida.

Además, viven en las regiones templadas de todo el mundo, lo cual hace que se puedan adaptar a distintas condiciones con facilidad.

Origen y características

Vista del Aster alpinus

Los Aster son hierbas perennes o anuales, rara vez arbustos, subarbustos o trepadoras, que desarrollan varios tallos. Con hojas alternas y verdosas, producen flores blancas, lilas, o rosas en capítulos, y son solitarias y terminales o corimbosas. Estas brotan normalmente en primavera, pero también pueden hacerlo en otoño si las condiciones son las adecuadas. El fruto es un aquenio fusiforme.

Su ritmo de crecimiento es bastante rápido dependiendo de la especie, pudiendo alcanzar los 30cm en apenas unos meses.

Principales especies

Las especies más populares son:

  • Aster alpinus: conocido como áster alpino. es una planta vivaz originaria de las altitudes medias de los Alpes. Crece entre 25 y 35cm de altura, y produce flores violetas-azuladas en verano.
  • Aster pyrenaeus: conocida como estrella de los Pirineos, endémica de la vertiente francesa de los Pirineos y de los Picos de Europa. Es perenne y alcanza una altura de entre los 40 y los 60cm, con flores violetas-azuladas en verano.
  • Aster squamatus: conocido como palico verde, matacavero, romperdallas o pirulero, es una planta herbácea originaria de Sudamérica que alcanza una altura de 2m. Produce flores blancas en verano.
  • Aster tripolium: conocido ahora por el nombre científico Tripolium pannonicum subsp. tripolium es una planta anual o perenne de vida corta originaria del norte de Europa que crece entre los 20 y los 60cm de altura. Florece durante buena parte del año, hasta pasado el verano, y sus flores son azules o blancas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las flores del Aster pueden púrpuras o blancas

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Los Aster han de estar en el exterior, ya sea a pleno sol o en una zona donde reciban un mínimo de 3 horas de luz directa.

Cuanta más sombra tengan, más pobre será su crecimiento y menos flores producirán.

Tierra

Como son plantas relativamente pequeñas, se pueden cultivar tanto en maceta como en el jardín, de modo que la tierra será algo distinta dependiendo de dónde se tengan:

  • Jardín: ha de ser fértil, con muy buen drenaje. Lo ideal es que el pH sea algo ácido, entre 5 y 6’5, pero no tienen problemas con los arcillosos siempre que absorban rápido el agua.
  • Maceta: aconsejo poner una primera capa de pómice, akadama o similares y luego rellenar con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.

Riego

La frecuencia de riego de estas plantas va a variar mucho a lo largo del año. Hay que tener en cuenta no resisten la sequía, pero darles más agua de la que necesitan supone tener muchas posibilidades de perderlas. Y es que, a menudo se piensa que cuanto más agua se les eche, mejor será, pero lo cierto es que si tienen demasiada sus raíces se ahogarán, literalmente.

Así que para evitarlo, además de utilizar un buen sustrato o de plantarlos en suelos adecuados, es muy importante regar cuando sea necesario, ni más ni menos. Y para ello es muy aconsejable comprobar la humedad de la tierra antes de regarlas, ya sea introduciendo un palo delgado de madera o un medidor de humedad digital.

Si los tenemos en maceta, lo que podemos hacer es pesarla una vez regada y de nuevo al cabo de unos días, pues la tierra seca pesa menos que la mojada y, esta diferencia de peso, nos será de gran ayuda para saber cuándo regar.

Abonado

Los Aster quedan genial en cualquier rincón

Desde comienzos de primavera hasta finales de verano, con abonos orgánicos. En caso de tenerlos en recipiente, hay que usar abonos líquidos o granulados, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Multiplicación

Los Aster se multiplican por semillas la gran mayoría de las veces, o por división en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una bandeja de semillero (como esta) con sustrato de cultivo universal.
  2. Luego, se riega a consciencia.
  3. Después, se echan un máximo de dos semillas en cada alvéolo y se cubren con vermiculita (en venta aquí).
  4. Por último, se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador, y se coloca la bandeja de semillero en el exterior, a pleno sol.

Así germinarán en 14-20 días.

División

Para dividir las plantas hay que extraerlas del suelo o maceta, y con un cuchillo de sierra previamente desinfectado con alcohol dividir el cepellón/pan de tierra. Luego solo quedará plantar cada trozo en distintas zonas del jardín o recipientes.

Época de plantación o trasplante

En primavera. Si se tiene en recipiente, trasplantar cada dos o tres años.

Rusticidad

Depende de la especie. Hay algunas que no resisten nada el frío y son anuales, pero hay otras como el A. alpinus que sí aguantan heladas de hasta los -18ºC.

Los Aster son hierbas muy decorativas

¿Qué te han parecido los Aster?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior