Austrocylindropuntia subulata: cuidados

Austrocylindropuntia subulata cuidados

Si eres un amante de los cactus, es muy probable que conozca la especie Austrocylindropuntia subulata, más conocido como «alfileres de Eva», uno de los más resistentes que existen en el mundo, ideal para cualquier principiante u olvidadizo de tener plantas a su cargo. Pero, ¿cuáles son los cuidados del Austrocylindropuntia subulata?

Si quieres tener en casa un cactus de esta especie poco cultivada en España, pero muy apreciada, sigue leyendo y descubre todo lo que debes saber sobre ella.

Características de la Austrocylindropuntia subulata

Características de la Austrocylindropuntia subulata

La Austrocylindropuntia subulata, a veces conocida simplemente como Opuntia subulata, es una planta que puede medir 2-3 metros si se planta en el suelo, no más de un metro en caso de tenerlo en una maceta.

Una de las características que más llaman la atención sobre esta planta es el hecho de ser una planta ‘indestructible’. Y es que hagas lo que hagas con ella, va a sobrevivir, aunque cuando te la encuentres en muy mal estado. Por supuesto, todo va a depender de lo que le pase, pero para que te hagas una idea de que esta especie puede ser fácil de cuidar.

Dispone de un porte como si fuera un árbol, con tallos alargados y frágiles, de hasta 50 centímetros. En cuanto a las areolas, estas solo las vas a encontrar en la parte superior y es a través de ellas que vas a poder encontrarte con espinas, cuatro en total, de color gris y de unos 6 centímetros.

Tiene hojas, que son muy pequeñas, de apenas 1-2 centímetros. Y lo más bonito del cactus, las flores. En época de floración suele producir unas flores de 6 cm de largo y de color rojo. Si son polinizadas, entonces se convertirán en un fruto de unos 10 cm. Pero, cuidado, porque estará lleno de espinas.

Cuidados de la Austrocylindropuntia subulata

Cuidados de la Austrocylindropuntia subulata

A continuación queremos dejarte una guía con los cuidados de la Opuntia subulata, o alfileres de Eva para que, si quieres adquirir una planta, puedas saber en qué te tienes que fijar.

Ubicación e iluminación

Vamos a empezar por el lugar exacto en que debes colocar a tu planta. Como sabes, una de las premisas más importantes de las plantas es que no se deben estar moviendo constantemente de sitio porque se estresan y pueden enfermar.

En el caso de este cactus, le pasaría igual, así que te recomendamos colocarlo en un sitio que de verdad sea el suyo. ¿Y cuál es ese? Uno donde le dé lo más posible el sol. Ahora bien, hay un pequeño consejo que debes tener en cuenta.

Cuando compras un ejemplar de este cactus, lo normal es que no le haya dado el sol por mucho tiempo. Así que si lo colocas directamente al sol las hojas y tallos se quemarán. Lo mejor que puedes hacer es ir acostumbrándolo poco a poco, y es la única situación en la que sí puedes ir cambiando de ubicación a tu cactus hasta que veas que ya lo puedes dejar a pleno sol.

No se recomienda tenerlo en interior de la casa porque para los cactus la iluminación que haya en los hogares no es suficiente para ellos. De hecho, si notas que tiene los tallos más débiles de lo normal, que le atacan plagas y enfermedades, o que no florece, el motivo puede ser este: la falta de luz solar.

Temperatura

Lo más normal es que pienses que, por ser un cactus, va a soportar las temperaturas cálidas solo y que, en las heladas, se acabará enfermando y muriendo. Pero lo cierto es que no.

El Opuntia subulata es una planta originaria de Sudamérica, con presencia sobre todo en Perú y Ecuador, y en su hábitat natural soporta tanto temperaturas muy altas como muy bajas. Así que no deberías tener problema con ella.

En general, puede soportar heladas puntuales y una temperatura de -4ºC. Pero si es habitual que caiga más de eso, lo mejor es protegerla.

Tierra

A la hora de plantar, o trasplantar a tu cactus, es importante que sepas dónde lo vas a hacer y qué sustrato vas a necesitar.

Si te decides por plantarlo en el jardín, en el suelo, debes escoger siempre una tierra con buen drenaje (o mezclarla a la hora de hacerlo). Sin embargo, en el caso de una maceta, es aconsejable que prepares un sustrato compuesto de tierra universal y perlita, arena de rio o algo similar para ayudar a que tenga un buen drenaje.

Otros recomiendan un sustrato para cactus, que suele estar enfocado en evitar las acumulaciones de agua para que no afecten a sus raíces.

Escojas uno u otro, los dos te darán un buen cuidado de esta planta.

Riego

No hay duda de que el riego es siempre uno de los cuidados de la Austrocylindropuntia subulata más importante, pero no porque debas regarla mucho, sino por todo lo contrario.

En verano, por ejemplo, con 1-2 riegos a la semana es suficiente. Y en invierno puedes regarla fácilmente una o dos veces al mes, nada más. De hecho, mientras que la tierra esté húmeda, no hay que regarlos y solo cuando te «acuerdes» debes hacerlo, porque suelen aguantar muy bien.

¿Y cómo sabes si te has pasado con la sequía? Pues si ves los tallos arrugados. Si notas eso en la planta, puedes recuperarla si metes toda la maceta en un barreño de agua 30 minutos (riego por inmersión). O, si la tienes plantada en el suelo, regarla de manera abundante.

Eso sí, conviene no llegar a estos extremos pero, si pasa, ya ves que es fácil recuperarla.

Abono

flores alfileres de Eva

Además del riego, es importante, sobre todo de cara a la floración, que la abones desde primavera hasta inicios del otoño. No es obligatorio, pero sí si quieres ayudarla a que te eche flores.

En este caso tienes que usar abonos para cactus y seguir las instrucciones del fabricante aunque te recomendaríamos que eches un poco menos de lo que dice.

Multiplicación

A la hora de reproducir tu Opuntia subulata, tienes dos opciones:

  • Por semillas, que no es lo habitual pero se puede hacer, aunque tarda unas dos semanas en germinar y luego un tiempo en crecer.
  • Por esquejes, más rápido y que consiste en cortar un tallo, dejar que se seque la herida durante aproximadamente una semana y después plantarlo con turba negra y perlita, o vermiculita. Algunos echan hormonas de enraizamiento pero en realidad no es necesario porque en apenas unas semanas las tendrá desarrolladas.

Plagas y enfermedades

Por último, te hablamos de las plagas y enfermedades. Debemos empezar diciendo que es una planta muy resistente y rara vez le atacan las plagas, salvo los moluscos (babosas, caracoles, etc.) que son propensos a comérselos.

En cuanto a enfermedades, la mayoría están enfocadas en un mal riego o una mala iluminación. Controlando esto no debería darte ningún problema.

¿Sabes ya todos los cuidados de la Austrocylindropuntia subulata? ¿Tienes dudas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.