Botánica

Auxina

Cada vez son más las personas conscientes de que los vegetales también son seres vivos que respiran, se alimentan y se reproducen. Sin embargo, es difícil imaginar la existencia de hormonas específicas para las plantas. Sí, los vegetales tienen sus propias hormonas, también denominadas fitohormonas. Una de ellas es la auxina, de la cual vamos a hablar en este artículo.

Las auxinas en sí y su importancia en el crecimiento de las plantas fueron descritas por primera vez por Fritz Warmolt Went, un botánico y micólogo procedente de Holanda. Si quieres saber más acerca de estas hormonas, te recomiendo que sigas leyendo.

¿Qué es la auxina?

Cuando hablamos de auxinas, nos referimos a un grupo concreto de fitohormonas, u hormonas vegetales, cuyo fin es regular el crecimiento de las plantas. Para conseguirlo, básicamente causan una elongación de las células. El lugar donde llevan a cabo su síntesis son las regiones meristemáticas pertenecientes al ápice de los tallos. Desde ahí, las auxinas se desplazan hacia otras zonas pertenecientes al vegetal, sobre todo hacia la base en la cual se establece de esta manera un gradiente de concentración. Un dato curioso: se ha comprobado que la síntesis de auxinas tiene lugar en diversos organismos como hongos, algas, bacterias y plantas superiores. Además, la mayoría de las veces está relacionada con etapas de crecimiento intenso.

Gracias a los estudios que se han llevado a cabo sobre las auxinas, se ha podido establecer primero la presencia y después la importancia de las hormonas vegetales o fitohormonas. Actualmente hay una amplia información científica sobre las hormonas de las plantas que incluso supera el conocimiento sobre otras. Debido a ello, la comprensión que hay a día de hoy sobre la actuación de las hormonas en los vegetales es muy precisa. Las auxinas participan en la regulación de varios procesos fisiológicos de las plantas, junto con las citocininas y las giberelinas. Sin embargo, hay más compuestos con la misma capacidad.

Artículo relacionado:
Microbiología

Como es de esperar, el ser humano ha aprendido a sacarle ventaja a este descubrimiento en la agricultura. Son varios los procesos para los cuales los agricultores utilizan estas fitohormonas:

  • Aceleración del crecimiento de los vegetales.
  • Promoción de la iniciación de raíces adventicias.
  • Promoción del cuaje de fruto y la floración.
  • Evitar que los frutos caigan prematuramente.

La auxina en la agricultura

El sector que más partido le ha sacado a los estudios relacionados con las auxinas es la agricultura. A continuación vamos a comentar sus aplicaciones a nivel agrícola.

Propagación asexual

A día de hoy, uno de los principales usos que se les da a las auxinas es a la hora de propagar las plantas de manera asexual, ya sea mediante esquejes, estacas, etc. Debido a su estabilidad y su poca movilidad, la auxina más utilizada en estos casos es el ácido indolbutírico, o AIB. También se suele usar el ácido 1-naftalenacético o ANA, pero es más móvil, lo que provoca que sus efectos sean menos consistentes en algunas ocasiones. En los casos de micropropagación por cultivos de tejidos se suelen utilizar las auxinas 2,4-D y ANA con el fin de estimular la división celular y de inducir la formación de las raíces en los callos que no están diferenciados.

Artículo relacionado:
Fitopatología

Sujeción de frutos

Otro uso muy habitual que se les da a las auxinas es aumentar la sujeción de frutos en ciertas condiciones y especies. Por ejemplo: La aplicación del naftoxiacético estimula el amarre de los frutos del tomate cuando está en floración bajo climas fríos y nocturnos. No obstante, bajo condiciones normales el uso de esta auxina no tiene ningún efecto. En cuanto a otros cultivos, el naftoxiacético puede no tener ningún resultado o ser inconsistente. Sin embargo, mezclándolo con otras hormonas puede llegar a favorecer el amarre de los frutos de algunas especies.

Crecimiento de frutos

También en la etapa de crecimiento de los frutos se pueden usar auxinas para aumentar y estimular el tamaño final de los mismos. No obstante, este efecto sólo se ha conseguido con el 4-CPA y en algunas especies de plantas muy definidas como, por ejemplo, las uvas sin semilla. En cambio, otras especies sólo han dado como resultado deformaciones de follaje, irregularidad en el tamaño de los frutos y retraso de maduración.

Caída de frutos

Existen cultivos que requieren el raleo de frutos, también llamado aclareo de frutos. Se trata de una práctica cultural que consiste en eliminar los frutos en exceso. En algunos casos es necesario para que la calidad y el tamaño de la producción aumenten y así evitar fluctuaciones importantes. Mediante la auxina llamada ácido 1-naftalenacético se puede inducir la caída de los frutos. Básicamente, el propósito es eliminar parcialmente los frutos jóvenes para que haya menos competencia y así aumentar el tamaño de los frutos que permanecen en el árbol, como es el caso de las manzanas y de las peras. También tiene como objetivo reducir todos los efectos negativos que podrían tener los frutos en el ciclo anual siguiente, durante la formación de flores. Esta suele ser la finalidad en los manzanos y en los olivos.

Retención de frutos

Por el contrario, las auxinas también pueden intervenir en la inhibición de la caída de frutos cuando se encuentran en una etapa madura. Para conseguir este efecto se debe aplicar la auxina a frutos que están a punto de madurar. Estos pueden caer prematuramente si liberan etileno de forma natural. Normalmente, esta técnica se usa pasa cosechar manzanas, limones, naranjas y toronjas y las auxinas utilizada son la ANA o la 2,4-D.

Auxina como herbicida

Algunas hormonas como la 2,4-d o el Picloram tienen un efecto herbicida en algunas plantas cuando sus dosis son altas. Entre sus efectos se encuentran la detención del crecimiento, el doblado de hojas y el aumento del grosor del tallo.

Otras aplicaciones de la auxina

A parte de los efectos que hemos mencionado hasta ahora, las auxinas pueden tener más en los cultivos, como los siguientes:

  • Crecimiento de partes florales
  • Estimulación del flujo de fotosintatos
  • Retraso en la maduración de los órganos

Espero que este artículo os haya ayudado a entender un poco mejor a las plantas y a adquirir más conocimientos sobre el mundo de la botánica. Cada día se van descubriendo novedades cuyas aplicaciones aún están por probar.

Publicado por
Claudi Casals